Crítica del disco de Accordo dei Contrari - 'Violato Intatto' (2017)

Nuevos vientos para un espíritu aventurero que se conserva intacto

Accordo dei Contrari - 'Violato Intatto'
(17 mayo 2017, AltrOck Productions)

Accordo dei Contrari - Violato Intatto

Vuelven con todo y se imponen a lo grande los italianos de ACCORDO DEI CONTRARI con su nuevo álbum, titulado “Violato Intatto”, el cual fue publicado por el sello AlrOck Records a mediados del mes de mayo. El material de este nuevo disco fue grabado en una semana de julio del año pasado. La renovada alineación de este ensamble de nombre heraclíteo consta actualmente de Giovanni Parmeggiani [órgano eléctrico, piano Fender Rhodes y sintetizadores Minimoog y ARP Odissey], Stefano Radaelli [saxos alto y barítono, y cítara con arco], Marco Marzo Maracas [guitarras eléctrica y acústica] y Cristian Franchi [batería]. El grupo ha decidido operar sin bajista ahora que el entonces operario Daniele Picinini está concentrado en su nuevo proyecto MONKEY DIET; por otro lado, hay que considerar que el grupo siempre se sintió cómodo recibiendo colaboraciones de músicos de vientos y de cuerdas en algunos temas de sus álbumes precedentes, así que el hecho de que los tres músicos remanentes hayan decidido incorporar a un saxofonista a sus filas no es realmente chocante. Eso sí, sirve para ver cómo el grupo aborda esta renovada logística a la hora de integrar los diversos temas de éste, su cuarto disco, dentro de un todo coherente. ¡Y lo logran con indiscutible éxito! Desde ya anunciamos que “Violato Intatto” encarna uno de los puntos culminantes de la producción progresiva del año 2017 a nivel mundial... no solo en el ámbito de la avanzada progresiva italiana, no solo en el área jazz-progresiva.

Dijimos que los ACCORDO DEI CONTRARI se imponen a lo grande y ello queda claro más allá de cualquier duda desde la dupla inicial de ‘Folia Saxifraga’ y ‘Monodia’. Gabriele di Giulio toca el saxo tenor en este primer tema (y volverá a aparecer en el penúltimo). ‘Folia Saxifraga’ es un auténtico prodigio de cómo alimentar una meticulosa arquitectura musical con punche constante y vigor electrizante, aunque también dispone de algún breve pasaje de tenor tenue. El encuadre sostenido en la retroalimentación de teclado y batería ayuda a asentar sólidamente dicha arquitectura; por su parte, el saxo aprovecha algunos momentos para explayarse en un lucimiento individual que ayuda a preservar el momentum global. ‘Monodia’, por su parte, despliega una exhibición un poco más comedida del persistente vigor sonoro con el cual está equipada la ingeniería sonora del grupo. En líneas generales, se destilan dosis más notorias de magna exquisitez en los revuelos de los vientos y los guitarreos. Cuando llega el turno del tercer tema, el mismo que se titula ‘Blue-S’, el grupo se dispone a jugar con un groove particularmente grácil mientras elabora una ambientación blues-rockera que bien nos puede hacer recordar a un curioso híbrido entre los AREA del primer álbum y los LED ZEPPELIN de los dos primeros. ‘Shamash’ cuenta con la participación adicional del violinista Alessandro Bonetti (el mismo de la banda colega DEUS EX MACHINA): la función principal de esta pieza consiste en exhibir una dimensionalidad fusionesca de inspiración mediterránea a través de una gloriosa combinación de jazz-rock y psicodelia progresiva. El desarrollo temático se siente meticulosamente orquestado mientras los instrumentos dan rienda suelta a sus vigores individuales dentro del entramado orgánico. ‘Idios Cosmos’ sirve para que el cuarteto siga explorando nuevos matices dentro de su renovado esquema sonoro, y esta vez lo hace cruzando la elegante vitalidad de ‘Monodia’ y la magia psicodélicamente exótica ‘Shamash’, añadiendo una dosis incrementada de sofisticación al bloque integral. El carácter celebratorio del pasaje final le da un gran cierre al asunto.

‘E Verde È L'Ignoto Su Cui Corri’ incluye el canto de Patrizia Urbani y desde sus primeros instantes se revela como un viraje hacia recursos de flotante lirismo. En efecto, bajo la guía del matrimonio armónico de guitarra y piano eléctrico, el sencillo motif central se explaya en la instalación de una atmósfera relajada y etérea. La ilación del final de esta canción con los efectos de campaneo de iglesia que conforman ‘Marienkirche’ impone un aura. ‘Di Eccezione In Variante’ se encarga de devolvernos parte de las aristas más intensas del ideario musical del grupo: primero, con un talante razonablemente sobrio, el grupo arma un jam amable con el cual va agarrando viada para alzar un vuelo tremendo con una segundo jam en el que la garra se impone como un monarca místicamente luminoso. La guitarra ostenta un señorío bizarro situado a medio camino entre Robert Fripp y Mark Wingfield. Un tercer jam se encarga de clausurar la pieza con una perfecta mezcla de elegancia y nervio. ‘Usil’ se instala majestuosamente en una dinámica jazz-progresiva cuyo esplendor ya quedó adecuadamente plasmado en los dos primeros temas del disco, aunque portando una mayor cercanía respecto al segundo. De hecho, la exquisita elegancia con la que el grupo elabora el centro temático es algo que ya conocemos del grupo desde su primer álbum, y siempre viene bien tener en mente la esencia más íntima de la banda. Nos vamos acercando al final del disco cuando emerge ‘Eros Vs Anteros’, la pieza más extensa con sus 10 minutos de duración. Esta monumental pieza abre instantáneamente sus flancos expresionistas bajo la guía de una modalidad arábiga en la creación del motif central: la guitarra vuelve a lucirse esplendorosamente mientras el complejo swing es manejado por la dupla rítmica de batería y sintetizador con una lúcida vibración marchosa, mientras que el posterior solo de órgano abre vías para que el bloque instrumental se torne más macizo a través de su incombustible enérgica fosforescencia. Cuando el saxo dirige una variante temática, el esplendor volcánico de la pieza adquiere una cadencia nueva en beneficio de sus ansias de sofisticación. A estas alturas, la cosa suena como un ágil híbrido de ZAPPA, GENTLE GIANT y AREA. De esta manera, el terreno está preparado para que el pasaje final instaure un breve pasaje sostenido sobre un groove jazz-rockero de tenor funky y luego cambie un recurso de sutileza bucólica con el protagonismo de la guitarra acústica. ¡Genial!, ¡simplemente genial! Y todavía queda un poco más… ¿eh?

Durando poco más de 7 minutos, ‘Il Violato Intatto’ pone el magnífico broche de oro a un repertorio rutilante a través de una efectiva encrucijada entre el dinamismo aguerrido y los coloridos sobrios dentro de las recurrentes coordinadas extrovertidas. En la primera sección, los ornamentos de sintetizador preservan un talante contenido mientras la dupla rítmica persiste convincentemente en un swing apasionado y machacante. Para la segunda, el ensamble energiza la musicalidad en curso dentro de un esplendor aguerrido, finalizando todo con una crepuscular coda de saxofón. “Violato Intatto” es un triunfo absoluto, un nuevo triunfo de los imparables e implacables soldados de la vanguardia jazz-progresiva italiana que conforman ACCORDO DEI CONTRARI. En el material de este nuevo disco soplan vientos nuevos que brindan aires transformadores para un espíritu aventurero que se mantiene intacto, imponente, inviolable.

Calificación: 9/10


- Muestras de 'Violato Intatto':


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com

Temas relacionados: