Crítica del disco de Collapse - 'The Sleep in Me' (2017)

Música progresiva para mentes bien despiertas

Collapse - 'The Sleep in Me'
(20 enero 2017, Hell Vice i Vicious Records)

Collapse - The Sleep in Me

Hoy prestamos toda nuestra atención al grupo francés COLLAPSE, el cual se formó en la localidad de Grenoble a inicios del año 2011: su trabajo más reciente, publicado en la segunda mitad del pasado mes de enero por vía independiente, se titula “The Sleep In Me”. Este grupo comenzó como un trío conformado por el guitarrista Sebastien Pierron, el bajista Alexis Osseni y el baterista Anthony Barruel, mas actualmente su membrecía se amplía con el ingreso del teclista Vincent Coutellier. El ahora cuarteto ha venido cultivando de forma consistente una ingeniosa modalidad ecléctica de rock progresivo pesado que incluye largas dosis de prog-metal, post-metal y psicodelia de inspiración space-rockera en su robusta ecuación sonora. El grupo cita a PORCUPINE TREE y MOGWAI como algunas de sus principales referencias. Antes de “The Sleep In Me”, los COLLAPSE publicaron un álbum homónimo en el año 2011 y un segundo titulado “The Fall” dos años después. Este nuevo disco tiene tanto una edición digital como en vinilo. Repasemos ahora los detalles de “The Sleep In Me” para elaborar un balance de lo que aporta este grupo francés al gran escenario del rock experimental mundial, ¿vale?

Durando poco menos de 6 ½ minutos, ‘Opening Wound’ abre el repertorio con un despliegue de ágil vitalidad donde la luminosidad se erige como la fuerza dominante a lo largo de la creación e instauración del ambiente general. En una primera instancia se encarga de dirigir el bloque instrumental la guitarra mientras elabora sus gráciles fraseos en estricta complicidad con la dupla rítmica, pero mientras los teclados van llenando espacios con razonable sutileza, ocupará el centro protagónico en una segunda instancia marcada por un lirismo lánguido no ajeno al paradigma Floydiano. Ya para la sección final, la banda regresa al fulgor inicial enriqueciéndolo con el impacto recibido del interludio. Un gran tema de inicio, sin duda. Dura más el segundo tema del disco, titulado ‘Breathing Holes’, el cual se prolonga por casi 9 ½ minutos. Este tema plantea un encuadre un poco más contenido en cuanto a la espiritualidad expresiva, siendo así que el grupo prefiere crear una atmósfera contemplativa desde el cual guiar el sofisticado desarrollo temático en curso. La alternancia entre momentos flotantes y aguerridos y el ocasional empleo de compases inusuales permiten a la banda mostrar su faz más convincentemente majestuosa, especialmente durante los últimos tres minutos. Sucediendo a este cénit, ‘The Mental Room’ emerge para reforzar los ecos de sus aspectos más vivaces aunque con una fastuosidad ligeramente menos pronunciada. Que no se entienda esto como que queda totalmente opacado por ‘Breathing Holes’ porque logra imponer su propia prestancia al modo de un microcosmos receptor de la ingeniería expansiva de su antecesor.

En el mismo ecuador del disco se sitúa ‘A Labyrinth In The Void’, pieza que solo aparece en la versión digital de “The Sleep In Me”. Cumple el rol de hacer un contrapunto a la rica extroversión de los tres primeros temas con la elaboración de una atmósfera de melancolía cobijada y solipsista, a veces rayana con lo minimalista. Los ornamentos de teclado y el compás inusual le dan al enclave sonoro una elegancia típicamente progresiva. Se hacen notar aires de familia con ISIS y DO MAKE SAY THINK, además de los ya mentados MOGWAI. Nos vamos acercando al final del disco cuando llegamos a una pieza que justamente se titula ‘Closer To The End’; antes de eso, ‘Horla’ nos había mostrado un monólogo cinematográfico que. Cuando se instaura el jam central de ‘Closer To The End’, el cuarteto se deja llevar por la faceta más ligera de su propuesta musical. ‘Sleep For Me’ no es solo el tema más extenso del repertorio con sus 11 ¼ minutos de duración sino que también se encarga de darle un magnífico broche final. Con esta pieza, el grupo se dispone a gestar otro momento cumbre que bajo estas específicas circunstancias habrá de concretarse en un broche esplendorosamente dorado. Dicho fulgor empieza con un talante ensoñador y etéreo bajo la guía de las sobrias bases del piano eléctrico, siendo así que a partir de allí se crea un crescendo envolvente que despliega una grácil mezcla de la garra neurótica del post-metal y el groove distinguido del jazz-rock. Tras un primer falso final, el piano eléctrico, pronto a ser acompañado por la guitarra, reinstaura un clima inicialmente sosegado desde una introspección flotante hasta explotar cálidamente en un ejercicio dinámico de híbrido de post-rock y prog sinfónico en 5/4. Una segunda andanada de explosividad rockera nos abre una vía de fragor rockero mágico e impetuoso, aterrizando finalmente en una tercera instancia de cósmica languidez desde la que se focaliza la estructura intimista del epílogo.

Todo esto fue “The Sleep In Me”, una excelente exhibición de inquietud creativa dentro del espíritu de la experimentación progresiva contemporánea en sus vertientes más pesadas. COLLAPSE es un grupo al cual vale la pena prestar cercana atención con la mente bien despierta.

Calificación: 8/10


- Muestras de 'The Sleep in Me':


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com

Temas relacionados: