Los mejores discos de rock progresivo de 2016 (internacionales y nacionales)

José Luis Martínez Arilla de 'Descubre la Caja de Pandora' nos ofrece su lista de Los mejores discos de rock progresivo de 2016 (internacionales y nacionales).

LOS MEJORES DE 2016: RESTO DEL MUNDO

1. COLIN TENCH PROJECT: HAIR IN A G-STRING (UNFINISHED BUT SWEET)
Exquisito proyecto en solitario del guitarrista de Corvus Stone, un músico experimentado desde los setenta en su Inglaterra natal, aunque ahora resida en Suecia. Rock progresivo, chicano, orquestal, sinfónico... una pura delicia de sabores y experimentación en el que no faltan jugosos colaboradores que hacen de éste un disco único en su género. De los Beatles a Santana y de los Floyd hasta la ELO, un recorrido emocionante en este, para mí, disco del año.
2. STEIN: THE MAGISTER
Rock sinfónico, con alguna estructura hard progresiva, desde Israel con sabor, fundamentalmente, a Camel. Tras un trasfondo conceptual basado en las denominadas históricamente como Cruzadas a Tierra Santa, el protagonista se embarca en un viaje vital en el que la música describe a la perfección tanto sentimientos como ambientes en un lujoso envoltorio de rock progresivo de altísima calidad. Proyecto en solitario de Tal Rubinstein que se acompaña de una banda solvente para dar un resultado musical de altos vuelos.
3. THE DEAR HUNTER: ACT V: HYMNS WITH THE DEVIL IN CONFESSIONAL
Séptimo trabajo del guitarrista y cantante Casey Crescenzo que comenzó The Dear Hunter en 2005, aproximadamente, como un proyecto paralelo a su banda de post-hardcore The Receiving End of Sirens. Poco a poco se conformó una banda en torno a él y comenzó su proyecto de rock progresivo y sinfónico. En este trabajo, la madurez se aprecia tanto en su producción como en su sonido, que aún presenta ciertas trazas de neo progresivo con un ambiente teatral y construcciones armónicas de gran riqueza. Variedad de estilos, bajo un prisma conceptual y puramente progresivo, que denotan una capacidad fuera de lo común en cuanto a imaginación y ejecución.
4. BASTA!: ELEMENTO ANTROPICO
Ecléctico progresivo desde Italia, concretamente de Florencia, que juega entre lo sinfónico y lo vanguardista, sin omitir preferencias por el jazz, el heavy o los clásicos progresivos, en su vertiente más teatral, de su país de origen. Experimentación sonora, con inclusión de instrumentos de viento, delicados y sugerentes, para crear una música poderosa con personalidad, proporcionando un nuevo enfoque al género progresivo, mucho más dinámico y emotivo si cabe.
5. NUOVA ERA: RETURN TO THE CASTLE
Regreso de unos clásicos del rock progresivo italiano después de un lapso discográfico, en cuanto a álbumes propios, de 21 años. Aromas a BMS o PFM, pero también a ELP, aunque en esta entrega el elemento melódico mediterráneo prevalece en construcciones elaboradas con regusto a los 70, aunque desde una perspectiva actual. Esta vez Nuova Era presentan su nuevo larga duración en inglés y pese a que suena débil en cuanto a producción, una lacra que les ha perseguido desde sus inicios, el resultado es natural en su estilo: cambios de ritmo complejos, desarrollos extensos, dominio de teclados y sonido retro cien por cien.
6. JONAS LINDBERG & THE OTHER SIDE: PATHFINDER
Proyecto fundado por el bajista sueco Jonas Lindberg en 2012 y que publica este tercer trabajo de rock progresivo con sonido muy americano, casi AOR melódico, acompañado de nueva banda. Sonidos, más pesados que en su anterior trabajo, que pueden recordar influencias a Spock's Beard, Kaipa, Flower Kings o Pink Floyd, pese a su total originalidad y enorme calidad, tanto en lo musical como en lo puramente técnico. Para mí, un clásico del futuro, sin duda.
7. DEUS EX MACHINA: DEVOTO
Tras una ausencia de ocho años, parece que este año hemos recuperado algún que otro grupo clásico del progresivo, vuelven Deus ex Machina con, precisamente, su octavo álbum oficial. RIO mediterráneo, y no es un juego de palabras, que presenta amplios recorridos jazz roqueros tipo Mahavishnu Orchestra y complejidades a lo Gentle Giant, sin olvidar sutilezas propias de PFM o Banco, presentadas de modo mucho más expresivo y directo. En ocasiones pienso en Deus ex Machina como en un cruce entre Kansas y Jean-Luc Ponty...
8. ERIK NORLANDER: SURREAL
Uno de los teclistas clásicos del rock progresivo, acreditado por su extensa y laboriosa carrera, así como por el testimonio de los dos grandes de los setenta, Emerson y Wakeman, Norlander nos presenta un nuevo producto de su factoría, lleno de teclados y desarrollos complejos, guitarras épicas, y ritmos sin descanso. Ya han pasado 19 años desde su primer trabajo, Threshold, y el californiano sigue mostrándose creativo y espiritual, sinfónico y, una vez más, coherente. Una hora de música convincente y sincera, extraordinariamente ejecutada.
9. THAUMA CINCINNATO: L'ESSERE E L'AURIGA
Y un nuevo regreso. Esta vez de los clásicos italianos Cincinnato de 1974, reconvertidos en Thauma Cincinnato, con dos miembros originales de aquella antigua formación fundacional. Este CD autoproducido abandona el jazz rock, marca de aquellos inexpertos y jóvenes músicos, y aborda un sonido más actualizado, en el que no se desdeñan posibilidades del pop o del rock, pero con atmósferas continuas de aquel progresivo de viejo cuño de los setenta.
10. APERCO: THE BATTLE
Trabajo del cuarteto israelí influenciado por las bandas de los setenta que publica un álbum conceptual sobre los diferentes estados mentales que sufre una persona a lo largo de su vida. Tras el planteamiento inicial, la exquisita música del disco transcurre por distintos senderos recordando, poderosamente, a Camel, Pink Floyd, Yes o Genesis. Delicadeza musical y excelentes temas instrumentales. Cierto es que no inventan nada, pero muestran frescura y honradez a raudales. Exquisitez redonda.

 

LOS MEJORES DE 2016: LISTA NACIONAL

1. ZINGIRA: BIDAIA
Rock sinfónico con sabor a los clásicos de los setenta desde Oñati (Guipúzcoa). Producción totalmente independiente grabada en su totalidad por Íñigo Ibarrondo (fundador, cantante y bajista de Sharon Stoner), quien se ha encargado de la grabación de casi todos instrumentos, así como de la mezcla y la producción. Ecos de Yes, Genesis, King Crimson, Camel, incluso de Rush, se dan cita en esta limitadísima edición que cuenta con la participación también de los Sharon Stoner, Egoitz Olalde y Mikel Zarketa.
Íñigo Ibarrondo: voz, guitarras acústicas y eléctricas, bajo, piano, sintetizadores, Hammond, melotrón y distintos teclados
Egoith Olalde: batería
Mikel Zarketa: guitarra eléctrica
2. MELANGE: MELANGE
Debut de los madrileños, una banda experimentada y experimentadora, formada por miembros de los extintos RIP KC, Lüger, Mohama Saz, Bucles o Reserva Espiritual de Occidente. Melange desarrollan una banda sonora para la mente y el cuerpo y su música ha sido definida como psicodelia, neofolk o progresiva, eso sí, con el carácter de la música popular española en vez de la anglosajona. Música exquisitamente original que bucea entre lo progresivo y lo folk, entre el flamenco y la psicodelia, entre lo espacial y el sonido Torrelavega. Su doble vinilo ya anda por su segunda edición.
Miguel Rosón: guitarra eléctrica, española y acústica, dulcimer y voz
Daniel Fernández: bajo, sitar y voz
Adrián Ceballos: batería, percusión, carillón y coros
Mario Zamora: sintetizadores, órgano, Rhodes, harmonio, carillón, guitarra acústica y coros
3. ALMS: AN IROSMIC TRAGEDY
Música y Literatura de la mano: verbo hecho melodía, armonía convertida en palabra. Recuperación del progresivo de toda la vida hecho en España en una época ya lejana de la mano del multiinstrumentista independiente Aitor Lucena que presenta un trabajo conceptual sobre la vida en clave progresivo-sinfónica. Aires del progresivo británico e italiano se hermanan con el folk progresivo del norte de la península de la mano de su juglar más avanzado.
Aitor Lucena: todos instrumentos y voz de Alms
Músicos colaboradores:
Luis Arnaldo: batería
Eduardo García Salueña: teclados
Héctor Braga: chelo y viola
Noelia Fernández: voz de Life
4. INFINITE NOW: LAST NIGHT ON EARTH
Desde Valladolid recuperamos esa frescura primigenia del género progresivo con el segundo larga duración de esta banda que se alimenta de Syd Barret y de la Barclay James Harvest a partes iguales. Ecos floydianos y del neo-progresivo de la primera oleada británica dan como resultado uno de los trabajos imprescindibles del rock progresivo psicodélico, impregnado de brumas de la Pérfida Albión y del buen hacer de unos músicos puristas y renovadores.
Víctor Pérez: órgano Hammond, piano Rhodes y sintetizadores
Francisco Fernández: bajo
Roberto Gutiérrez: guitarra eléctrica
Rubén García: batería
Javier Nieto: voces, guitarra eléctrica y acústica
5. COCHÉ VIL: AI'DIAS
A medio camino entre lo progresivo y lo electrónico ambiental este trabajo de Cochè, un músico experimentado al que se le adivina el oficio y su sentimiento a la hora de hacer música, bucea entre los paraísos descubiertos en su anterior formación, Biosbardos, y su dedicación y devoción al rock sinfónico que le ha acompañado siempre desde sus inicios. Sus guitarras contienen, como quien no quiere la cosa, todas las esencias de un David Gilmour o un Andy Latimer.
Coché Vil: todos los instrumentos
6. JESÚS MUÑOZ: STRATEGIES
El guitarrista asturiano, tras un largo proceso de gestación y meditación, publica un debut  dinámico y fresco, distribuido por Musea Parallèle, en el que da rienda suelta a su espíritu setentero rindiendo tributo tanto al Oldfield más pastoral como al Latimer o Howe más progresivos. Límpidas guitarras, no exentas de un alma countryy profundamente folk, surcan una rodaja plateada que está llamada a ser uno de los clásicos del siglo XXI.
Jesús Muñoz: guitarra acústica, española, eléctrica y sintetizada
Dioni: batería
7. EDUARDO CASAS: ETERNITY
Cacereño afincado en Madrid que publica uno de los trabajos más interesantes dentro del sinfónico patrio. Este extraordinario artefacto está articulado en torno a una suite dividida en tres partes de media hora de duración, en la que se dan cita ambientes misteriosos, profundos, sinfónicos de gran calidad y no menos sentimiento a la hora de su ejecución. Eduardo se encarga de todos los instrumentos del trabajo, con protagonismo en la guitarra, en la que se erige como un auténtico maestro, abrigando el poético transcurso musical con cálidos ambientes generados por los teclados (Moogs, melotrones, Yamahas, Hammonds...). Tercer trabajo de este grandísimo Músico y ab-so-lu-ta obra maestra.
8. GÒTIC: GEGANTS I SERPENTINES
Segundo álbum que los catalanes no lograron publicar en 1978, aunque corría por los ambientes progresivos en forma de ruda maqueta comercializada por la compañía Tachika, en realidad un sello americano disfrazado de japonés, y que ve la luz gracias al propio grupo este año con una exitosa presentación en la sala barcelonesa Luz de Gas. Rock layetano y progresivo, de aires jazzy sabor mediterráneo, como no podía ser de otro modo y digno sucesor de su debut, Scenes, convirtiéndose en la esencial continuación del grupo.
Jordi Martí: batería
Rafa Escoté: bajo
Agustí Brugada: flauta
Eugeni Gil: guitarra
Jordi Vilaprinyó: teclados
9. ONZA: ERROR DE SISTEMA
Vuelta a los escenarios, tras un paréntesis de 9 años, de la banda del extraordinario guitarrista jerezano Jaime Padilla, quien resucita la formación en formato de power trío progresivo con aires andaluces, en una publicación que el propio Padilla califica de EP. En realidad, 30 minutos, la duración, más o menos, de un álbum en los setenta. Música exquisita, contundente, llena de sabor y optimismo deslumbrante con recorridos elaborados. Aromas andaluces que persisten en el nuevo siglo.
Jaime Padilla: guitarra y voz
Daniel Torres: batería y voces
Javier Salmerón: bajo y voces
Antonio J. Ros: teclados
10. AMOEBA SPLIT: SECOND SPLIT
Cuando parecía que los gallegos habían desaparecido de la escena progresiva, después de un silencio de más de 6 años, aparece su segundo álbum para destaparse con una andanada Canterbury plagada de elementos jazz progresivos. Intimismo, progresía, imaginación, rock reminiscente de los setenta, música de cámara y "naturaleza abierta y valiente". Innovadores, inspirados y superándose a sí mismos.
Rubén Salvador: trompeta y fiscorno 
Pablo Añón: saxo alto
Alberto Villarroya López: guitarra de 12 cuerdas, bajo, piano, piano eléctrico y Moog
Ricardo Castro Varela: piano, Hammond, melotrón y Moog
Fernando Lamas: batería y percusión
Eduardo Dubi Baamonde: saxo tenor y flauta


- Mucho más en su blog 'Descubre La Caja de Pandora':


Temas relacionados:

loading...
  • LUISMAL

    ...pues muy bien. Solo conozco a Erik Norlander. Esá claro que hay gustos para todos y lo digo desde el mayor de los respetos.