Acción directa...

 Ya se que en los últimos años no nos podemos quejar. Auténticos ídolos de la infancia han visitado nuestro país con sus espectaculares directos.

Así, de unos pocos años atrás hasta hoy, y que me acuerde a bote pronto, hemos podido disfrutar de bandas como los Stones, QUEEN + Paul Rodgers, Mötley Crüe, The Who, Queensrÿche, Fates Warning, ZZ Top, KISS, Roger Waters, Kansas, Journey, Ozzy (este fue un fiasco, pero también cuenta), AC/DC, Metallica, Jethro Tull (en varias ocasiones), etc, etc.

Y este año aun nos aguardan magníficas citas, como la continuación del tour de AC/DC, Foreigner, Gary Moore, Heaven & Hell, Alice Cooper y otras tantas aun por confirmarse, a buen seguro.

Pero para mí no es suficiente. Esto es el chocolate del loro, como suele decirse. ¿Qué pasa con otras grandes leyendas? ¿Por qué somos el último mono de Europa, donde nadie quiere venir?. No consigo explicarme por qué aquí nunca llegan King Crimson, Yes (bueno, una vez vinieron, hará 5  años), David Gilmour, Flower Kings, King’s X, Lynyrd Skynyrd (este año casi llegan al Azkena Rock, pero al final nada de nada), Def Leppard, Van Halen, Riverside, SBB, …

Pero sobre todo, por encima del resto de agrupaciones internacionales, sea cual sea su estilo y tendencia, me gustaría saber que especie de conjura impide que vengan RUSH. Si son capaces de estar presentes en Londres, Berlín, París o Roma… ¿Qué hace que Barcelona o Madrid sean tan burdamente despreciadas?

No consigo entenderlo. Resulta que hablo con la gente y todo el mundo los conoce, con lo que queda descartado que el motivo sea el miedo a no congregar público. De hecho, no solo son conocidísimos, sino que también son ansiadísimos, lo que refuerza el hecho de traerlos. Su caché será el que sea, elevado o no, pero tampoco debería ser impedimento, pues mayor que el de unos AC/DC (por poner un ejemplo) no será, y estos sí que vienen. Recintos hay más que de sobra, tanto estadios como pabellones. Y me niego a creer que sean ellos los que no quieren venir… a no ser que estos canadienses tengan un odio visceral a España.

No es posible que el Palacio de los Deportes llene dos días seguidos para ver a Tokyo Hotel, y sea incapaz de albergar una sola noche a RUSH. Y no lo digo porque los alemanes sean de dudosa calidad (que también), sino porque son flor de invernadero: nacieron anteayer y su público, demográficamente hablando es minoritario, se reduce a quinceañeros nada más. Los canadienses, por el contrario, engloban a gente de todos los rangos de edad.

Por eso, solo me quedan como respuestas dos posibilidades: o que los promotores patrios les tengan algún tipo de alergia; o quizá es que no sepan de su existencia y no les hayan llegado noticias de los millones de discos vendidos durante décadas por todo el orbe. Para cualquiera de estos dos casos, propongo desde aquí la acción directa.

Enviar este texto masivamente a todas las direcciones de contacto de los más conocidos (y poderosos) promotores españoles (los de siempre: Rock n’ Rock, Last Tour International, Matarile, Live Nation, Gamerco, …):

¡¡¡ QUIERO VER A RUSH EN ESPAÑA !!!
Y por si no los conocéis, visitad su web (http://www.rush.com/),
su myspace (http://www.myspace.com/officialrush) ,
 o la wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Rush ),
 pero traedlos de una vez, coño!!!!

Reenviad este texto o simplemente la propuesta a todos los colegas, para hacer presión, a ver si entre todos sonara la flauta...

Saludos.