Also Eden - 'Think of the Children' (2011)

El neoprog de la 'Epoca 3' alcanza su madurez

Also Eden - 'Think of the Children' (8 noviembre 2011)
Sello: Ais; País: Reino Unido; Calificación: 8,5

Also Eden - Think of the Children

1.- Think of the Children (06:59)
2.- 'Hiding in Plain Sight' (03:52)
3.- Oversight (06:15)
4.- Cijfers (03:18)
5.- The Greater Game (09:17)
6.- Stealth (05:37)
7.- Dream Without a Dream (06:10)
8.- 1949 (09:56)
9.- Think of the Children II (04:00)
Duración total: 55'28'

Músicos:
- Rich Harding: Voz solista
- Ian Hodson: Teclados, coros
- Simon Rogers: Guitarra, coros
- Steve Dunn: Bajo
- Lee Nicholas: Batería

Género: Neo-progresivo.
Grabado en 2011.
Producido por Also Eden.


No somos muy partidarios de títulos y etiquetas que, en la mayoría de las ocasiones, intentan clasificar lo inclasificable, creando confusión en lugar de intentar aclarar un ya de por sí complejo panorama musical; pero en una entrevista que mantuvimos con Also Eden (y que podéis escuchar en el programa 12 de Subterranea), ellos mismos recurrieron a esa terminología de épocas para intentar definir generaciones de músicos, por encima de pseudoetiquetas de estilos, que la mayor parte de las veces sólo sirven para encasillar injustamente unas creaciones musicales que no se hallan enclaustradas dentro de limitadas fronteras.

Si bandas como Marillion, IQ, Pendragon o Pallas fueron los protagonistas de la que daríamos en llamar 'época 2', inspirados por las grandes bandas surgidas a finales de los 1960 y principios de los 1970, ellos fueron a su vez la inspiración y el ejemplo para multitud de bandas que a partir de los 1990 continuaron con el espíritu progresivo. Esas bandas, surgidas a lo largo de los últimos 10 o 20 años, son grandemente responsables de lo que se está dando en mal llamar 'renacer del progresivo'. Y digo 'mal llamar' porque no se trata del renacer de algo que nunca murió, sino más bien de ampliar fronteras -en gran parte gracias a Internet- hasta llegar a un público que antes no tenía acceso a conocer este tipo de música.

Also Eden nos trae en su nuevo trabajo, cuarto en su discografía, una muestra de lo que supone la evolución de una carrera llevada con tesón, compromiso y dedicación. Si sus tres trabajos anteriores 'About Time' de 2006, 'It’s Kind Of You to Ask' del 2008 y el EP 'Differences As Light' de 2010 mostraban diferentes fases de un recorrido musical sólido y homogéneo, con 'Think of the Children' se aprecia una madurez que se extiende, tanto al aspecto compositivo como al sonido de una banda que ha sabido mantenerse fiel a su espíritu y consolidar un proyecto de altísima calidad.

Abre el disco el tema que da título al álbum 'Think of the Children', posiblemente uno de los mejores cortes, como si quisieran demostrar desde el principio de forma inequívoca la calidad de su trabajo. Son innegables las influencias y las fuentes de las que han bebido, y desde luego la más clara de ellas sigue siendo Marillion. Encontraremos pinceladas del más puro clásico estilo Marillion a lo largo de todo el disco, pero Also Eden tienen suficiente categoría como para crear algo diferente, propio, dotado de una especial sensibilidad que atrapa, arropado por una gran calidad en la producción de sonido que hace que la escucha del álbum se convierta en todo un placer.

Tras el espléndido primer corte llega el momento -en mi opinión- menos atractivo del álbum con 'Hiding in Plain Sight', el único tema del álbum que no me gustó en primera escucha y que sigue sin cautivarme, pese a que el conjunto de la obra crece con cada audición.

'Oversight' llega para recuperar el nivel de calidad con el que había empezado la obra, un temazo que nos atrapa dentro de un animado ritmo muy bien construido, acompañado de buenos arreglos e instrumentación que consolidan uno de los temas que más convencen en su primera escucha.

'Cijfers' es el 4º tema del disco, un tema de transición que empieza con una recitación sobre una envolvente música atmósferica, interrumpida por una corta sección instrumental que nos lleva hacia el segundo tema más largo del disco, 'The Greater Game'. Una de las mejores especialidades de Also Eden es el aspecto melódico, son capaces de componer grandes pasajes dominados por bellas melodías, lo que les hace diferentes en este disco es su capacidad para envolver todas esas melodías con el resto de componentes que convierten una buena obra en algo aún más grande.

Conforme avanza el disco, nos damos cuenta de que no estamos ante un álbum en el que todo gira en torno a uno o dos temas más o menos buenos llenando el resto de mediocridades con el fin de completar la duración de un CD. Muy al contrario, el nivel de calidad se mantiene bien alto, sorprendiendo a cada paso con cambios muy bien estructurados. 'Stealth' es otro de los mejores temas de este disco, se trata del corte más duro del disco, con un ritmo fuerte que demuestra la solidez de la banda a todos los niveles y su capacidad para adaptarse a múltiples registros.

Llegamos al tema 7, 'Dream Without a Dream', una balada con fuerte contenido melódico que nos recuerda a los anteriores discos de la banda, solo que en esta ocasión con una mejor y más cuidada producción.

El tema 8, '1949' es el más largo del disco, aunque sin sobrepasar los diez minutos de duración. No se trata de la típica suite a la que estamos acostumbrados en otras obras del género, es simplemente otro tema largo que explora distintos aspectos musicales a lo largo su desarrollo. No es el tema más destacable del disco, pero aun así supone una confirmación de la calidad del conjunto de la obra, que cierra con la segunda parte del tema homónimo que lo abría, 'Think of the Children II', pero interpretado en acústico.

Definitivamente, 'Think of the Children' es una obra redonda, donde cada minuto de música está cuidado con mimo y detalle, compuesto, arreglado y grabado para dar lo mejor de estos cinco músicos, para volcar todo lo aprendido en su carrera musical en lo que sin duda es hasta el momento su obra maestra. Es un disco que, como ya hemos dicho, crece con cada audición. Dedicadle una hora de vuestro tiempo a escucharlo detenidamente, no os defraudará y muy probablemente volváis a pulsar el botón de play al finalizar.

Puntuación: 8,5/10

Ritchie Hernández
Diciembre 2011