Asia - 'Omega' (2010)

 Crítica del disco 'Omega'
23-abr-2010
Autor: Javi Moreno
Calificación:

Más cosas sobre Asia

Genialidad contenida

Asia- 'Omega' (23 abril 2010)
Frontiers Records
Calificación:

 01. Finger On The Trigger
02. Through My Veins
03. Holy War
04. Ever Yours
05. Listen, Children
06. End Of The World
07. Light The Way
08. Emily (Bonus Track)
09. I’m Still The Same
10. There Was A Time
11. I Believe
12. I Don’t Wanna Lose You Now
* 13. Drop a Stone (Bonus edición Japón)
* 14. Calling All The Heroes (tema de It Bites+John Wetton)

Duración total: 1:12'37''

Músicos:
- Steve Howe: Guitarra
- John Wetton: Bajo y voz
- Carl Palmer: Batería
- Geoff Downes: Teclados

Grabado entre 2009 y 2010
Producido por Mike Paxman

______________________________________________________________________

Olvidémonos que una vez existieron obras maestras de la talla de 'Asia' y 'Alpha', y seremos felices. Recordemos sin embargo que existieron álbumes como 'Aqua' o el más reciente 'Phoenix', y la alegría entonces estará más que justificada. Es decir, Asia se ha centrado definitivamente en su faceta más AOR, dejando a un lado la maravilla progresiva y accesible que fue en su día, y el tedio carente de inspiración que mostraron en su última época.

 Mejora bastante como digo esa última referencia discográfica que fue 'Phoenix', aunque siguen dejando ese poso insoluble de poder haber entregado un trabajo muchísimo mejor. Pareciera que la inspiración de Downes y Wetton hubiera quedado en estado de hibernación, con puntuales destellos de maestría y, afortunadamente, mayor presencia de Palmer y Howe.

De entrada, se hace bastante extraño para todo aquel que como yo sea fan de estos músicos, descubrir que el disco se abre con 'Finger On The Trigger'. Este tema ya figuraba en 'Icon 2', del proyecto conjunto de Wetton & Downes, por lo que de sobra conocido no acaba de encajar. Eso si, la revisitación le ha dado una energía más acorde con el estilo de Asia, acelerándolo y pudiéndolo llamar rock con mayúsculas. Se alimenta vagamente de su faceta progresiva, acomodándose en un AOR más simplista, con unas baterías muy simples -aunque efectivas- y Geoff inundándolo todo con sus teclados. Saben explotar esa faceta más comercial, accesible y pegadiza, con buenos coros. Por desgracia, es Howe el que suena muy contenido, con unos solos correctísimos en ejecución, pero que deja la sensación de poderle (y quererle) exprimir mucho más a sus seis cuerdas.

'Through My Veins'  es un medio tiempo elaborado en instrumentación, ralentizado, y con Downes como único protagonista en cuanto a lo que lucimiento personal se refiere. Llama la atención el escaso aprovechamiento de Palmer nuevamente, claro perjudicado junto a Steve a lo largo de todo el disco, con composiciones un tanto lineales, y eso que en general su participación es palpablemente superior a la del anterior trabajo discográfico. Por fin nos acercamos a los Asia más reconocibles y reivindicables en 'Holy War', con una cadencia más movida y alegre, encontrando un estribillo tan fácil como pegadizo, cargado de coros en segunda voz, y un buen juego entre guitarra y teclados.

Con 'Ever Yours' retomamos la linealidad de este 'Omega', medio tiempo cadencioso con una bonita participación de Howe en la acústica, en una estructura casi hímnica. El ritmo alegre y pegadizo de los teclados en 'Listen Cildren', y un piano y tratamiento vocal con aires folk, nos conducen a un punteo magistral de Howe que una vez más termina cuando justo empezabas a salivar, quedando como aporte testimonial de su gran capacidad como guitarrista.

El inicio instrumental prometedor con que arranca 'End Of The World' pronto se evapora, cayendo en la linealidad pautada por la voz de Wetton sobre sus compañeros, aunque el buen juego de coros al menos agiliza el desarrollo de un corte que de otra manera pasaría sin pena ni gloria. No ocurre así con 'Light My Way', posiblemente lo más enérgico y pasional de 'Omega'. Musicalmente no es que sea una composición diferente al resto del plástico, pero sin duda consigue hacerte mover los pies con la impagable ejecución de Howe. El bonus intermedio que supone 'Emily' no es otra cosa que un acercamiento al proto rock ochenteno, disfrazado de pop reggae, que tanto éxito le dio a Sting por ejemplo, unido a esos coros habituales marca de la casa, y la mejor y más abundante participación de Palmer y sus baquetas, aportando varios detalles reflejo del gran músico que es.

 Un órgano clerical parece anunciar un nuevo tema lento, y cuando ya me resignaba a ello, 'I’m Still The Same' se destapa como un acercamiento al universo Beatles, con interesantes juegos entre Palmer y Wetton en su base rítmica. 'There Was A Time', de patrón folk, destaca por una modulación vocal entre sus distintas estrofas como solo Wetton sabe hacer, acompañado de unos precisos teclados y una percusión tan minimalista como efectiva, que derivan en una segunda parte en la que encontraremos los mejores momentos instrumentales de todo el disco.

Cerrando este nuevo trabajo, encontramos joyas como 'I Believe', de ritmo pegadizo y una aportación guitarrera sobresaliente, y la final 'I Don’t Wanna Lose You Now', con un Wetton maravilloso entre los geniales punteos de Howe y un tratamiento nuevamente reminiscente de los Beatles.

En definitiva, una hora aproximada de buenas melodías, de las que todo gran fan de Asia seguramente esperaba mucho más, para que negarlo, aferrándonos a una banda que por méritos propios es ya una leyenda del género AOR progresivo, pero que en resumidas cuentas dista mucho de lo que fueron. Aun así, destacable regreso muy superior a su antecesor, y que a buen seguro hará disfrutar tanto a habituales como ocasionales.

Puntuación: 7/10

Más cosas sobre Asia

Javier Moreno Vega
Mayo 2010

Comentarios  
Redes sociales
Facebook Comparte la noticia