Crítica del disco de Akinetón Retard - 'Azufre' (2015)

La recarga sulfúrica de Akinetón Retard

Akinetón Retard - 'Azufre'
(10 abril 2015, Autoproducido)

Akinetón Retard - Azufre

Buenas noticias sobre el ensamble chileno AKINETÓN RETARD, algo que resulta obvio cuando la noticia implica la publicación de un nuevo trabajo discográfico de su parte: el disco que nos traen en el presente año 2015 se titula “Azufre”. El quinteto chileno conformado por Tanderal Anfurness (Vicente García-Huidobro) a la guitarra, Estratos Akrias (Leonardo Arias) al saxo tenor, Bolshek Tradib (Cristián Bidart) a la batería, Edén Ocsarrak (Edén Carrasco) al saxo alto y soprano, además de efectos computarizados, y Jay Michel Adams (Jaime Concha) al bajo, muestra en este nuevo trabajo fonográfico que conserva intacto su nervio creativo a la hora de explorar renovadores derroteros expresivos para su propuesta jazz-progresiva de vanguardia. Además de esto, el grupo revitaliza su propio legado, el cual se inició con su inolvidable disco homónimo publicado a fines del pasado milenio y cuyo último indicio concreto fue “Cadencia Urmana”, del año 2006. La hibernación del grupo ha sido un poco larga pero también es verdad que los integrantes cuentan con otros proyectos (constantes o efímeros) en sus agendas particulares: Jaime Concha es el nuevo nombre en la alineación de la banda. Las sesiones de grabación para el repertorio de “Azufre” tuvieron lugar a lo largo de tres días de inicios de julio del 2014, y por fin pudo salir al mercado en una coproducción entre la iniciativa de los mismos AKINETÓN RETARD y el sello CHT Müsik. Bueno, repasemos ahora cada uno de los siete temas que lo conforman.

Durando poco menos de 3 ¾ minutos, ‘Jason Torelli’ da inicio al repertorio del disco con una vibración bastante muscular en base a una combinación de pesadez rockera con ribetes psicodélicos y un groove jazz-rockero a medio tiempo. Si podemos imaginar a unos FULANO regulados por la legislación Crimsoniana y con ciertos aires de familia con JAGA-JAZZIST, entonces podemos hacernos una idea de cómo es esta pieza en sí. DJ Spacio aporta algunos efectos de scratches a esta pieza, y lo mismo hará con la pieza homónima más adelante. ‘Come On Lenny!!!’ sigue a continuación para mostrarnos una ambientación sónica un poco más aligerada en cuanto a lo rítmico, mientras que algunos ornamentos de los vientos y la guitarra nos llevan a factores estilísticos heredados del FRANK ZAPPA 76-79 y del KING CRIMSON 73-74. Tenemos aquí un temprano cénit del álbum, un ejercicio de dinamismos musicales tan cautivadores que el oyente de turno debe lamentar que no llegue siquiera a completar cuatro minutos de duración, pero bueno… el álbum sigue adelante con ‘La Vida Rota’. Esta pieza es ya una vieja conocida de quienes seguimos la trayectoria fonográfica de AKINETÓN RETARD. En efecto, por primera vez apareció esta canción en sendas versiones vocal e instrumental en el tercer álbum de la banda “21 Canapés”. Para esta versión de este bolero-jazz, el grupo contó con la presencia invitada de la cantante Carmen Gloria Vilches, así como la del teclista Rodrigo Rojas y la del percusionista Rodrigo Mora. Alejándose del tropicalismo criollo y surcando los mares hacia las costas occidentales de África, la banda elabora una sabia mezcla del estándar del afro-rock-fusión (OSIBISA, WAR) y el WEATHER REPORT pre-Pastorius con ‘Afrobó’, un tema que tiene tanto de exuberante como de neurótico. La magia musical invertida en ‘Afrobó’ porta un gancho innegable e inapelable, simultáneamente creando un clima de electrizante tensión para el enraizamiento de los arreglos rítmicos y el despliegue de los ensamblajes y solos de los metales. Nos parece indudable que aquí tenemos un segundo cénit del álbum… ¡y además, la novedad de ver al baterista Bidart aportar una segunda guitarra al ensamble!

Tras la tensión llega la calma, una calma reflexiva y también cálida, la calma que define a la pieza homónima: sin ser totalmente ajeno a los recursos de densidad jazz-rockera con los que el grupo armó las dos primeras piezas del disco, ahora el espíritu es flagrantemente contemplativo, lo cual abre campo para el desarrollo de sucesivos solos de guitarra y saxo donde se prioriza el lirismo. Rojas reaparece como teclista invitado. Si ‘Azufre’ es otra cumbre del álbum que lleva su nombre al igual que la pieza precedente, lo es por razón de una magnificencia opuesta: se trata de un muy inspirado ejercicio de desarrollos temáticos envolventes y cadencias serenas. Nos acercamos al final del álbum cuando emerge ‘Chévere’, una pieza inundada de vibraciones celebratorias. Las cadencias inspiradas en danzas precolombinas armonizan muy bien con los efluvios psicodélicamente poderosos que se triangulan entre la guitarra y los dos saxos, algo que también funciona en ese momento cuando el esquema rítmico empieza a coquetear abiertamente con el modelo del Latin-jazz. También notamos aquí una cierta aura surrealista que posiblemente esté inspirado en el alucinado paradigma inmortal de ZAPPA. El cierre llega con ‘Loop’, el tema más extenso del disco con sus 7 minutos de duración; también es el tema de mayor proyección introvertida, pues establece una ambientación otoñal y nebulosa con esa mezcla de nu-jazz y post-rock que parece expresar la ansiedad crucial de una añoranza persistente (algo así como un TORTOISE contaminado por algunas aristas expresivas de GODSPEED YOU BLACK EMPEROR!).

Ésta fue la experiencia de “Azufre”, un disco que no llega siquiera a los 35 minutos de duración, lo cual puede parecer un poco frustrante para el oyente que se siente motivado para escuchar más… Pero lo más importante es que se trata de un catálogo repleto de vigor e ingenio, y eso es algo que siempre cabe esperar de AKINETÓN RETARD. Como dijimos al inicios de la presente reseña, tenemos buenas noticias referentes a este quinteto chileno y esperamos haber explicado claramente las razones para ello.


- Escucha el disco 'Azufre':

Afrobó:

Azufre:


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com