Crítica del disco de Brežnev Fun Club - 'Il Misantropo Felice' (2015)

La música como felicidad de las deconstrucciones progresivas

Brežnev Fun Club - 'Il Misantropo Felice'
(25 mayo 2015, Autoproducido)

Breznev Fun Club - Il Misantropo Felice

Es una gran noticia que el colectivo italiano BREŽNEV FUN CLUB vuelva al ruedo con un nuevo disco bajo el brazo, pues es garantía de que se nos brinda una ocasión única para disfrutar de una propuesta progresiva peculiar y osada. El disco nuevo en cuestión se titula “Il Misantropo Felice” y ha sido publicado por el meticuloso sello AltrOck Productions en el último mes de mayo, siendo el segundo de BREŽNEV FUN CLUB; el material contenido en él fue registrado en varias sesiones repartidas entre julio y agosto del 2011, abril del 2012, julio y agosto del 2014. Todas las piezas de este disco han sido compuestas, orquestadas y producidas por Rocco Lomonaco [guitarras eléctrica, acústica y clásica, banjo], quien se hace acompañar por un voluminoso ensamble que incluye también a Simona Armenise [guitarras eléctrica, acústica y clásica, mandolina], Giuseppe Manfredi [teclados], Michele Fracchiolla [batería, vibráfono, marimba, percusiones], Tomasso De Vito Francesco [bajo eléctrico, contrabajo], los violinistas Duilio Maci y Grazia De Vito Francesco, la cellista Paola Di Candia, la mezzosoprano Giuliana Di Mitrio, los vientistas Antonio Dambra, Francesco Lorenza, Francesco Manfredi, Michele Motola, Gianfranco Menzella, Riccardo Rinaldi, Vito Vernì, Francesco Panico, Francesco Tritto y Alessio Anzivino. Todo esto se ve muy abundante en el papel y, efectivamente, suena así de abundante en el disco: la propuesta de este colectivo se sitúa en un rock-in-opposition hiperbólicamente estructurado bajo la influencia de la cámara contemporánea mientras se atiene a las atmósferas y esquemas propios del discurso del rock progresivo. El concepto del disco se refleja en los títulos mismos de las piezas, anotándose cada uno de ellos como una sección determinada de ‘Il Misantropo Felice’: repasemos ahora sus detalles respectivos.

La primera sección ‘A Window Closes’ se encarga de abrir el repertorio del álbum comenzando con unos breves artilugios percusivos cuya función es la de poner en marcha el engranaje de un masivo arreglo de jazz orquestal en clave vanguardista. Cuando emerge la segunda pieza, titulada ‘Putamen’, llega la hora de trasladar el excéntrico lirismo con que nos abordó el tema de entrada hacia una dimensión más abiertamente fastuosa, alternando momentos de luminosa serenidad y grisácea tensión a través de unos ampulosos desarrollos temáticos que nos remiten a una suerte de cruza entre el ZAPPA 69-72, el HENRY COW de “Western Culture” y las facetas más amables del primer disco de UNIVERS ZERO. De este modo, los aires de familia con las bandas compatriotas SKE y YUGEN se revelan a flor de piel con una magnificencia imponente. ‘Beginners Dance Lesson’ exhibe una alegría tan precisa como extraña, lo cual permite al tortuoso desarrollo temático aferrarse a una genuina gracilidad que en varias ocasiones resulta conmovedora para e oyente empático. Con el arribo de ‘Petit Déjeuner Chez Picabia’ regresa la fastuosidad bizarramente esquemática que ya apreciamos en ‘Putamen’, pero con los resabios de grácil alegría que disfrutamos en ‘Beginners Dance Lesson’; atendiendo a su grácil confluencia de coloridos y dinámicas deconstructivas, esta pieza llega a erigirse en un cénit especial del álbum. El turno de ‘Sperduto Nella Camera Isterica’ es uno de alternancias entre pasajes extrovertidos y otros misteriosos, casi lúgubres podría decirse: teniendo en cuenta que nos ubicamos más allá de la mitad del disco, entendemos que el rol de esta pieza consiste en sintetizar el variado registro de paisajes sónicos que el ensamble ha venido elaborando desde el primer instante del primer tema. Los tenues juegos de maderas y percusiones en los instantes finales generan una sensación de expectativa bastante idónea para mantener nuestras conciencias en alerta ante lo que seguirá después. Otro cénit, sin duda.

La antepenúltima sección se titula ‘Le Furieux Hipothétique’ y se caracteriza por un lirismo etéreo en la mayor parte de su desarrollo temático, antes de que la coda brinde algo de matices oscurantistas y tensiones inesperadas. ¡Y cómo se van a aliviar esas tensiones en la sección siguiente! ‘Tzig Tzag Tzara’ encarna, en su mayor parte, un momentum de puro frenesí; exquisita neurosis encapsulada en una perfectamente delineada ingeniería orquestal en la que las maderas ocupan el rol protagónico con intensa robustez. Hay un momento en el que la unión de loops de varios instrumentos parece reflejar el impetuoso brillo de un mediodía primaveral, aunque la instancia final se centra en una espiritualidad reflexiva y reposada. Durando casi 11 ¾ minutos, ‘After The Last Silence’ es la sección más extensa del disco y está cargo de cerrar el mismo, suponiendo un broche de oro realmente fabuloso. Asumiendo en su primera parte un cálido aire introspectivo bajo la guía de los sutiles fraseos de la guitarra clásica y el acompañamiento de cuerdas (el mismo que se condice con la coda de piano de ‘Tzig Tzag Tzara’), la pieza continúa reelaborando este mismo talante para darle un enfoque un poco más pomposo, aunque sin desatarse nunca. La segunda parte deriva hacia un travieso juego de alternancias entre pasajes coloridos e introspectivos, los mismos que retoman varias ideas de la primera pieza ‘A Window Closes’. Es como si la ventana musical del grupo se abriera, buscando con ello cerrar el viaje en círculo con el que se diseñó el repertorio. La guitarra clásica vuelve al ruedo en el rol protagónico para reinstaurar el motivo inicial con un colorido renovado, lo cual refleja muy bien la noción de dejar que la mente se centre en el paisaje que se abre ante nuestra ventana abierta.

Todo esto fue “Il Misantropo Felice”, una bellísima muestra de lo que todavía pueden dar de sí las vertientes más vanguardistas del polícromo discurso del rock progresivo en nuestros días. El nombre de BREŽNEV FUN CLUB permanece bien asentado dentro de la primera línea de la avanzada musical italiana, no nos cabe la menor duda sobre ello.


Nota: -/10


- Escucha el disco 'Il Misantropo Felice':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com