Crítica del disco de Tusmørke - 'Hinsides' (2017)

Una mirada progresiva al más allá

Tusmørke - 'Hinsides'
(26 mayo 2017, Apollon)

Tusmorke - Hinsides

Hoy toca el turno de la banda noruega TUSMØRKE y su nuevo disco “Hinsides”, el cual fue publicado por el sello Svart Records el 12 de mayo pasado, tanto en CD como en vinilo doble. Se trata del cuarto trabajo de larga duración del grupo (sin contar con ese disco compartido con sus compatriotas de SPECTRAL HAZE que data de laño 2015 y que porta el título de “Elektriske Skrekkøgler Og Forhistoriske Framtidsfabler”). La alineación conformada por Benediktator [bajo, voz, percusiones y glockenspiel], Krizla [flauta, voz, percusiones y efectos electrónicos], HiewagastiR [batería y percusiones], The Phenomenon Marxo Solinas [órgano Hammond C3, piano de cola Steinway, piano eléctrico Wurlitzer, clavinet Hohner, mellotrón, Chamberlin, Optigan, y sintetizadores Mini Moog, ARP pro-Soloist, Solina String Enseble, Prophet-5, Korg CX-3 y Roland VP-330] y DreymimaðR [hurdy gurdy, clumhorn, flauta étnica noruega y coros] ha hecho una labor más que estupenda con el repertorio de este nuevo disco. Respecto al muy buen disco predecesor (del año 2016), ahora la alineación cuenta con la variante de que el guitarrista DreymimaðR ahora se mete exclusivamente a tocar vientos e instrumentos étnicos, por lo que el enfoque sonoro grupal refuerce eficazmente las titilaciones y vibraciones folclóricas que las composiciones exigen desde su núcleo esencial. El hecho de que el bajista y uno de los vientistas añadan instrumentos de percusión a sus arsenales particulares, por su parte, estimula el empuje hacia una mayor fastuosidad para el sonido grupal. Veamos ahora los detalles de “Hinsides” (más allá en español) para ver cómo se ha traducido todo esto a la realidad auditiva registrada.

Durando poco menos de 5 ½ minutos, ‘Hjemsøkte Hjem’ abre el álbum con un clima de jolgorio denso y neurótico. Sí, tenemos aquí la vivacidad propia de un festival que celebra la vida revestida de un rumor extrañamente claroscuro a través de una instrumentación sofisticada. La agilidad danzarina del motif central, sólidamente encuadrado en un sinfonismo de tintes folclóricos, se adorna con un señorío sonoro muy contagioso, y a la vez, caviloso, a medio camino entre JAGA JAZZIST y GÖSTA BERLINGS SAGA. Las calculadas florituras de la flauta complementan muy bien a la dominante labor de los teclados. Luego sigue la dupla de ‘I Feel Like Midnight (I Dream I'm Awake)’ y ‘En Rykende Ruin’, diseñada para seguir expandiendo los recursos estilísticos del grupo. El primero de estos temas está claramente orientado hacia las cadencias y colores del paradigma folk-progresivo, incorporando ocasionales elementos latinos y aflamencados a los factores propios de la tradición pastoral escandinava con los que se delinea el cuerpo central. Durando casi tanto tiempo como la pieza de entrada, ostenta una estructura más compleja en su desarrollo temático, así como una dosis un poco mayor de vigor (extrañamente, nos recuerda a veces a VAN DER GRAAF GENERATOR, y también a veces a los AMON DÜÜL II de la etapa 72-73). Por su parte, ‘En Rykende Ruin’ cumple con la misión de llevar todas estas vibraciones progresivas hacia un viraje mucho más solemne, tanto en lo que se refiere a la armazón rítmica como a las orquestaciones y ornamentos de teclado que van desenvolviéndose a través del esquema de trabajo. Si bien la vitalidad expresiva sigue siendo la misma, ahora ésta apunta hacia una atmósfera más grave y más sombría, algo que se enfatiza de forma muy efectiva en el pasaje final. En buena medida, tenemos aquí un cénit definitorio del disco en tanto que encaja a la perfección con el esquema de trabajo general y logra encauzar una personalidad propia dentro del conjunto.

‘Lysskydrøm’, el cuarto tema del disco, se encarga de mostrar una faceta un poco más luminosa de esta aureola sombría y reflexiva: combinando herencias de ATLAS, de los primeros CAMEL y de FINNFOREST, la banda lleva a buen puerto las vibraciones serenas inherentes a la base compositiva de la canción. En el epílogo, la banda elabora una sobriamente alegre danza folclórica con un adecuado protagonismo de los vientos renacentistas; esta variante es muy útil a la hora de mostrar la idea de que hay un nuevo amanecer jovial tras el ocaso del parametrado imperio de la noche. La suite conceptual ‘Sankt Sebastians Alter’ ocupa un total de 23 ½ minutos a través de sus dos partes, y eso de por sí le da un sitial particular dentro del repertorio. Los aires renacentistas y palaciegos se imponen desde el primer instante con una sabia ingeniería de ritmos juguetones y exquisitos juegos de teclados, un muy oportuno escenario sónico para los ceremoniosos cantos que entran a tallar una y otra vez. Para el lucimiento de líricas florituras de las flautas también se abren campos de expansión, logrando llenar con amplia solvencia el rol de instancia interlocutora de la voz humana. A poco de pasada la frontera del quinto minuto surge el primer arreglo de danza tradicional, el cual vendrá pronto sucedido por un pasaje sombrío cuya función es la de promover el auge de ambientaciones dramáticas y grisáceas para las siguientes secciones cantadas que se van hilando hasta la frontera de los 12 minutos ½. Es en esta instancia que el viro temático a un interludio ácidamente vigoroso brindará el acicate exigido para que el grupo regrese a la ambientación inicial de la suite a paso firme: con ello está asegurada la recta orientación de la vitalidad narrativa y el dramatismo musical que marca todas las vibraciones solemnes diseñadas en la ilación multitemática hasta el punto final. El protagonismo del órgano es crucial a la hora de realzar el carácter drástico del aparatoso momentum así como para bosquejar el estilizado cierre donde emerge un nuevo reprise de uno de los primeros pasajes.

Todo esto fue “Hinsides”, un disco muy inspirado que ha de reforzar el buen posicionamiento del que desde hace algunos años viene disfrutando el colectivo de TUSMØRKE dentro del underground vanguardista del rock noruego. Definitivamente, tenemos aquí una de las muestras más macizas y robustas del progresivo escandinavo que se ha venido publicando a lo largo del presente año 2017. Recomendado al 100%.

Calificación: 8/10


- Muestras de 'Hinsides':

I Feel Like Midnight:

https://www.youtube.com/watch?v=mQyQQG38eh4

Sankt Sebastians Alter [en vivo]:


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

autopoietican.blogspot.com

Temas relacionados: