Crónica del concierto de Bigelf en Madrid (7 noviembre 2014)

La versión más cruda de Bigelf, sin florituras

Texto: Pablo M. Beleña / Fotos: Javi Moreno Vega

Sería un poco absurdo requerir a comparaciones para hablar de este concierto. Pero está claro que estos Bigelf 2.0 no son ya los Bigelf que Damon Fox explotaba contra viento y marea en una irregular carrera musical que sólo dio para 3 discos entre 2000 y 2008. Justo en ese último año llegaba 'Cheat the Gallows', una obra maestra que supuso el cielo y el infierno para la banda. Si bien se confirmaron como un grupo de casi primera división a nivel internacional, el complicado convivir interno dinamitó las cosas para Damon Fox, alfa y omega de Bigelf, acabara con el grupo tal y como se conocía hasta entonces. Tras la tormenta y desaparición del genial elfo del sombrero, rescató Bigelf de las cenizas dejándose acompañar tan sólo por el bajista Duffy Snowhill, y con la amistad trazada durante años con Mike Portnoy tramó un plan perfecto.

Todos esos temas y esas ideas que rondaron su cabeza en un lustro de silencio musical le llevaron a componer 'Into the Maelstrom', una nueva obra maestra que superó todas las expectativas posibles. Una joya que también ha marcado el futuro y presente de la banda. Y en todo caso, para volver a donde estábamos, a lo que nos ha llevado todo ello es a un cambio casi completo de lo que son Bigelf en directo.

La banda que vi el viernes no es la misma que había presenciado sobre el escenario en tres ocasiones anteriores. Ni la que giraba presentando 'Cheat the Gallows' ni la que acudía a festivales. Ahora Damon, que es el 90% de Bigelf, está más contenido. No es el genio loco de la psicodelia que nos recordaba al genio loco de Vicent Crane de Atomic Rooster. Dicho de otra manera, y sin querer hablar de temas delicados como las drogas o el alcohol, veo a este Damon como un Damon muy contenido, apartado de los excesos en escena y del éxtasis que provocaba en los espectadores.

John Wesley
John Wesley

Imagino que quien no le viera anteriormente disfrutó como loco de su concierto. Más si Damon sabe dejarse acompañar de otros cracks como Mike Portnoy y John Wesley. El talento de Fox no tiene límites y eso se plasma en que estrellas mundiales del progresivo quieran sumarse a su gira y sus proyectos. Mike estuvo en el disco, y no ha escatimado esfuerzos para hacer hueco en su agenda y subirse al autobús de esta gira mundial. Lo mismo para un lujo como es el guitarrista John Wesley, ligado siempre a un Steven Wilson también estelar.

El concierto fue breve, de hora y media exacta, sin espacio para improvisaciones en el setlist. Cuadró el repertorio de los últimos conciertos y exceptuando un cierre majestuoso con 'Blackball', todo pareció muy frío, milimétrico, calculado. Pese a que su música suena excepcional -no tanto el sonido de Copérnico, sala a la que puede sacar buen rendimiento pero que por lo general no consigue resultar convincente-, estos elfos no eran los que solían. Eso por no decir que el setlist estuvo correcto, pero me faltaron recientes éxitos como la majestuosa y oscura 'Control Freak', que sirvió de carta de presentación de 'Into the Maelstrom'.

Snowhill
Duffy Snowhill

En cuanto a la aportación de Portnoy, me pareció un lujo, aunque hubo quien consideró que cambiaba demasiado la esencia de Bigelf por sonar demasiado metalero. No estoy de acuerdo, aunque es cierto que Mike siempre va a aportar un estilo más contundente a una batería que cualquier músico que beba sólo de raíces hard o progresivas, y no tan metaleras como las suyas. Se le escapó algún doble bombo que sobraba, cierto, pero por lo general estuvo contenido, basándose en sus mejores capacitaciones técnicas para aportar colorido y enriquecer las bases rítmicas, entendiéndose a la perfección con su siempre correcto Snowhill. Más frío notamos a un Wesley que claramente poco puede aportar a la música de Bigelf. Lo suyo es el estilo melódico del rock, con solos más paisajísticos, y no una música donde la gracia está en los armónicos y las capas machacantes ya que Bigelf es un compendio perfecto de hard, doom, psicodelia, stoner... un cóctel la verdad que perfecto, pero donde no puede ser una pieza adecuada un guitarrista del perfil de Wesley, quien en todo caso dio lo mejor de sí y estuvo más que correcto, sin florituras y sin un solo solo donde lucirse y entregarse a la grada.

Y es que exceptuando al carisma de Portnoy, poco hubo de conexión con la grada que no saliera de un estupendo Damon, que simplemente enamora con su perfil musical y su personalidad misteriosa, propia de una estrella del rock setentero, entre Vicent Crane, Jim Morrison y otros tantos 'enfants terribles' del rock maldito.

Baron Fox
Baron Fox
Como toque curioso, la intervención de su hijo Baron para el tema 'Money Machine', quien está siendo básico para su padre, siendo el batería de refuerzo para la gira y único batería allá donde Portnoy no ha podido estar por sus compromisos. Lógicamente se le vio muy joven, pareciendo correcto y muy técnico, pero sin transmitir mucho en su papel. Es joven, hay que darle tiempo.

Por lo demás, brillaron la estupenda 'Money, It's Pure Evil', 'Alien Frequency' del último disco y un final de leyenda con una versión amplia y desatada de 'Blackball', un puro éxtasis musical. No estuvieron nada mal la maravillosa 'ITM' o 'Hypersleep', y el arranque con 'The Evils of Rock & Roll' estuvo a la altura de lo esperado.

Así que por lo general, un notable concierto que evidenció que ha llegado otra etapa en Damon Fox y su banda, pero que nunca será del calibre de la primera, donde se notaba a una banda más joven, desatada y alocada. Ahora se puede apreciar un rock más crudo, más puro, sin tanta parafernalia. Y eso tiene sus cosas buenas y sus cosas menos buenas. Larga vida, pese a todo, al gran elfo.


- Ficha técnica:
Madrid, 7 noviembre 2014; sala Copérnico
Hora de comienzo: 22:10; hora de final: 23:40
Teloneros: Jolly y Bend Sinister
Asistentes: 100 aprox.

- Músicos:
- Damon Fox: Voz y teclados
- Duffy Snowhill: Bajo
- Mike Portnoy: Batería
- John Wesley: Guitarra
* Baron Fox: Batería en tema #7

Setlist:
1. The Evils of Rock & Roll
2. Madhatter
3. Pain Killers
4. Hypersleep
5. Alien Frequency
6. Vertigod
7. Money Machine (con Baron Fox)
8. Edge of Oblivion
9. ITM
10. Money, It's Pure Evil
11. Counting Sheep
Encore:
12. Incredible Time Machine
13. Blackball

- Calificaciones técnicas:
Set list: 7
Sonido: 7
Duración: 7
Interpretación: 10
Actitud: 8
Público: 7
Media: 7,6 Nota: 7,6


Galería de fotos en Facebook
por Javi Moreno Vega:


firma pablo

Temas relacionados:

  1. Bend Sinister me encantaron que frescura!
    Ya lo dije en otro hilo, 100 personas en viernes a 21€ la entrada y con los invitados de superlujo que había, no sé ni como tienen ganas de venir a España la verdad.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*