Gazpacho - March of Ghosts' (2012)

Demasiados fantasmas en la cabeza

Gazpacho - March of Ghosts' (12 marzo 2012)
Sello: Kscope; País: Noruega; Calificación: nota: 7,5

Gazpacho - March Of Ghosts 1. Monument (2:06)
2. Hell Freezes Over I (5:46)
3. Hell Freezes Over II (4:37)
4. Black Lily (4:58)
5. Gold Star (4:15)
6. Hell Freezes Over III (2:37)
7. Mary Celeste (5:44)
8. What Did I Do? (4:19)
9. Golem (5:11)
10. The Dumb (4:34)
11. Hell Freezes Over IV (6:11)

Duración total: 50'14''

Músicos:
- Jan-Henrik Ohme: Voz
- Jon-Arne Vilbo: Guitarras
- Thomas Andersen:Teclados
- Mikael Krømer: Violín, cello, mandolina, guitarras adicionales
- Kristian Torp: Bajo
- Lars Erik Asp: Batería

Género: Rock progresivo y sinfónico; Neo-progresivo, post-rock, rock ambiental.
Grabado entre el verano y el otoño de 2011
Producido por -.

GazpachoComenzar una crítica diciendo el resultado global de las sensaciones que me despierta lo nuevo de Gazpacho puede ser un problema, porque debo hablar de un poco de decepción. Por eso, inmediatamente, tengo que añadir que el hecho de que Gazpacho bajen el listón respecto a sus últimos discos no representa en verdad un gran problema. Era de esperar. Y es que también es cierto que hay condicionantes que llevan a este resultado.

El grupo reconoció que este álbum, inspirado o no, se concibió en un solo día de "orgía compositiva" dijeron. La anterior gira les dio "muchísima dosis de inspiración" para componerlo y la semana posterior al regreso de la misma fueron "directos al estudio para capturar todo lo que nos venía a la cabeza", comentaron. Eso siempre está bien y lleva a grandes composiciones. Pero reveló también el guitarrista Jon-Arne Vilbo que la mayoría del contenido del álbum "fue escrito en una orgía compositiva de un solo día en la que Mikael, Thomas y yo estuvimos juntos e improvisamos durante un día y una noche completos".

A veces eso se nota, y no para bien, quizás. El caso es que este 'March of Ghosts', algo así como una procesión de muertos, como las de las leyendas de la Galicia más mística, no es otra cosa que un compendio de canciones sueltas menos hiladas que en otros discos. Y es imposible que se nos venga a la cabeza sus discos cumbre, 'Night' y 'Missa Atropos' (2010), conceptuales y a la vista, insuperables. También me encantó 'Tick Tock' (2009), en el que demostraron la capacidad compositiva que tenían.

Que nadie se engañe, en 'March of Ghosts' siguen luciendo esa capacidad, talento y belleza formal que sus trabajos llevan año demostrando, desde que dejaron de ser una copia de Marillion y U2 fusionada para dar pie luego a su 'Firebird' y demás discos progresivo-sinfónicos. De hecho, hay temas en este disco que podrían estar en su 'top 10', como las bellas y deliciosas 'What Did I Do?' (una delicada canción con cadencia de blues negro, pero con otras texturas sonoras), o la magistral 'The Dumb' (que recuerda mucho a las mejores líneas composicionales épicas y trágicas de 'Missa Atropos').

Como es sabido, el disco 'March of Ghosts', es una clara referencia por su título a su contenido: a lo largo del verano y el otoño de 2011 la banda dio forma a una temática que trata la vivencia de un personaje protagonista que pasa una noche entera con fantasmas, muertos y vivos, que desfilan ante él para contar sus historias. Los personajes de las canciones son criminales de guerra haitianos, la tripulación del navío Mary Celeste, un marine que regresa de la guerra y se encuentra en 2012 y el fantasma de un escritor de comedias inglés, acusado injustamente de alta traición y que escucha eternamente en su gramófono las grabaciones que hizo para una radio del bando enemigo.

Bajo esa premisa, hay una línea argumental que no se refleja con el talento habitual de Gazpacho en la música. Es así. Por ejemplo, para ponerse a servicio de la historia, aquí los noruegos echan mano de mucha música celta, con gaitas que dejan un poco sorprendido al oyente, nada acostumbrado, claro, a que los nórdicos nos pongan a escuchar estos instrumentos más británicos, escoceses, irlandeses... Ahora bien, que nadie piense que las gaitas son el 'leit motiv' de sonido para el disco. No es así.

El álbum arranca con una instrumental bella a más no poder, con el cello y el gusto siempre de Mikael Krømer, llamada 'Monument', que parece una canción escrita para un muerto, un réquiem. De ahí lo de los fantasmas, claro. Dos minutos deliciosos donde los teclados dan la mejor respuesta posible a las cuerdas de Krømer y un último tramo avisa de que habrá gaitas en el sonido del disco. A continuación llegan las dos primeras partes de 'Hell Freezes Over', que son los temas que se van repartiendo por el disco a modo de hilo conductor de la historia. Muy buenas y prácticas, estos dos temas van engañando un poco al oyente porque son una continuación clara del sonido de 'Missa Atropos', con ese sinfonismo trágico y melancólico de cuerdas que nos dejó como sabor el anterior trabajo. Hace una idea algo equivocada de inmediato, porque luego habrá otro álbum muy diferente.

Gazpacho Le sigue el single de presentación del disco, 'Black Lily', cuyo disco impresionante han regalado para los fans en Youtube, y donde se puede ver el universo creativo del artista Antonio Seijas, también autor del concepto gráfico de la portada (increíble, por cierto). Pero hablado de 'Black Lily', es un tema en la eterna sensibilidad tranquila de Gazpacho, con melodías dulces y guitarras de texturas suaves al mismo tiempo que muy expresivas. El estribillo es muy convincente, aunque, la verdad, parece que escucháramos cualquier canción más de 'Tick Tock' o 'Missa Atropos'.

Hasta aquí, pocas novedades de Gazpacho en 'March of Ghosts', que no es otra cosa que la continuación sonora del anterior trabajo, casi como si hubiera tenido un segundo CD y lo hubiéramos puesto a continuación del anterior para escucharlo. Lo nuevo realmente empieza con 'Gold Star', 15 minutos ya después de arrancar el álbum. Gaitas y percusión militar nos introducen a otro universo ya con otros sonidos y cadencias.

Le sigue 'Hell Freezes Over III', que a modo de breve ritmo de vals, nos inunda de un mar de melodía clasicista, nos conduce directamente a la siguiente historia de fantasmas, 'Mary Celeste', que relata la antes citada historia de la tripulación del fantasmal navío botado en Nueva Escocia en 1861. Está considerado por la leyenda como un buque fantasma, ya que fue encontrado en pleno Océano Atlántico, navegando a toda vela y sin tripulación, rumbo a Gibraltar. El novelista Arthur Conan Doyle, creador del personaje de Sherlock Holmes, escribió una historia sobre el asunto, historia que levantó gran revuelo en su día, siendo juzgada como verídica por algunos periódicos. De nuevo volviendo a lo musical, hay que decir que la canción no está a la altura de la leyenda. Es una canción bastante flojita, que se sustenta gracias a la capacidad instrumental y preciosista del grupo para dar una belleza formal al tema, incluso con violines mágicos, pero superficial. Hay poco detrás de esta composición.

Entre las antes citadas como posibles mejores canciones del disco, 'What Did I Do?' y 'The Dumb', está la también buena 'Golem', una orgía celta que disfruta de aires más guitarreros hacia la mitad del tema, pero que quiere unir tantas sensibilidades musicales y ritmos que termina siendo algo confusa. No por ello, la verdad, mala.

Tras la antes descrita como contundente 'The Dumb', despide el disco la cuarta parte de 'Hell Freezes Over', que de nuevo juega con percusiones militares y de alta capacidad de descripción, aunque no es un cierre muy digno para el disco. Así que, lamentándolo mucho, por una vez Gazpacho me han dejado algo decepcionado. Buen disco, sin más, pero que no será uno de los preferidos del grupo a la hora de elegir álbum que te acompañe durante una tarde de invierno.

Puntuación: 7,5/10 Nota: 7,5

- Os dejamos con el videoclip de 'Black Lily':

- Mezclas del disco:

  • Página web oficial de Gazpacho:

http://www.gazpachoworld.com

Pablo M. Beleña Pablo M. Beleña
Marzo 2012