La entrevista más dura y sincera de Portnoy

El batería desnuda más que nunca su corazón y lo hace sin morbo ni polémica, hablando de sus ex Dream Theater. Después de que Mike Portnoy volviera al candelero por sus polémicos comentarios sobre el nuevo disco de sus ex compañeros, el cual comparó con 'Images and Words', se ha sincerado a más no poder en una entrevista a la revista 'Hard Rock' que ahora os resumimos.

Dos cosas hay que tener claras con respecto a Mike Portnoy, Dream Theater y las últimas polémicas surgidas en torno a ellos. Primero, que normalmente muchos lectores achacan a que nosotros, medios de comunicación, nos hagamos eco tanto de este tema.  Y, en cuanto a Portnoy, se han radicalizado las posturas enfrentadas a favor y en contra de él. Nosotros ni entramos ni salimos ni criticamos a nadie. Creemos que es noticia y por eso reflejamos lo que ocurre en el mundillo del progresivo. Y sí, consideramos que es relevante lo que un personaje ya mítico para el metal progresivo como es Mike Portnoy raje sobre su ex banda. Morbo o no, ya existe. Nosotros podríamos contribuir a alimentarlo, pero no a crearlo. Insistimos: ya existe e interesa.

Esta necesaria aclaración viene a colación de las últimas declaraciones del batería norteamericano, que comentó en Internet lo que le parecía el último disco de sus ex compañeros. Es cierto que no lo criticó en el sentido negativo de la palabra, pero sí que se mojó para decir que le recordaba mucho a lo que habían hecho allá por 1992 en el 'Images and Words'.

En todo caso, he aquí su nueva entrevista, la cual él mismo se ha dispuesto a vender con morbo desde sus perfiles oficiales en redes sociales. Así que él mismo se siente con ganas y cree que le favorece estar en el candelero. Así la vendió: "¡Guau! Esta entrevista se mete realmente de lleno en las cuestiones más delicadas de Dream Theater... así que contesté honestamente desde lo más hondo de mi corazón, como siempre hago... Paso de los comentarios que pondrán... esa gente es tan cruel...". Así comienza esta historia.

En dicha entrevista, publicada en la edición griega de la revista 'Rock Hard', Portnoy dice cosas como éstas:

"No tomé la decisión de dejar Dream Theater antes de embarcarme con los Avenged Sevenfold, pero supe que algo iba a cambiar en el entorno de DT".

"Nunca quise dejar la banda, nunca fue mi intención, nunca quise la ruptura. Tan sólo pensé que la banda podía tener un descanso, porque creí que las cosas se estaban poniendo mal, en el backstage y en nuestras relaciones personales".

"25 años sin un solo descanso es mucho, mucho, mucho tiempo y a veces las relaciones necesitan tomar aire para volver a encender la llama, así que eso fue lo que les sugerí. E incluso antes de que me marchara de gira con Avenged Sevenfold, me acuerdo de que cuando giré con Transatlantic a comienzos de 2010 ya sabía que eso no gustaba en el mundo de Dream Theater y que realmente necesitaba tomar un descanso de los chicos y de todo la maquinaria que rodea a DT".

"Lamentablemente, los chicos no vieron las cosas como yo y no atendieron mi petición de tomar una pausa. Es por eso que tristemente tuve que marchar".

Pero no sólo habló Portnoy del momento de la salida, justo ahora hace un año, aproximadamente. También se refiere en la entrevista a declaraciones que en estos meses últimos han realizado los miembros actuales de DT, como Petrucci, su inseparable compañero de fatigas y amigo durante más de 2 décadas: "Me duele leer cosas de Petrucci como que ahora DT está más equilibrado, pero también sé que un montón de páginas web les encanta alimentar la controversia y hacer polémica, así que soy consciente de que muchas veces esas frases están sacadas de contexto. He visto cómo sucedía eso conmigo mismo el pasado año en alguna que otra ocasión. Así que entiendo que tengo que tomarme esto con mucha cabeza y no calentarme. Pero sí, vale, quizás ellos estén ahora más equilibrados y compensados porque es la verdad, todo el tiempo que estuve en DT era quien hacía rodar el espectáculo. No creo que sea ningún secreto todo esto, y creo que los chicos lo admitirían. Yo siempre era el que más me movía, el que más ponía pasión y el más adicto al trabajo del grupo. Trabajaba por la banda día tras día y nunca me tomé un día libre. Así que es cierto que era muy obsesivo y pasional para controlar a la criatura; nunca creí que eso hiciera daño a nadie".

Y añade algo muy sincero: "Antes de que les dejara, cada decisión la tomaba yo y ellos apenas se mojaban en nada en todos estos años. Así que pensé que iban a ahora a trabajar duro en lo que nunca trabajaban. Pero soy consciente de que ahora es lo que están haciendo, y se les ve felices, y yo estoy muy feliz por ellos".

También le preguntaron a Portnoy por el cambio de estilo, ya que últimamente Dream Theater parecía muy influido por música de Metallica, Pantera, y riffs muy agresivos y coros del propio Portnoy cantanto a degüello. Así contestó el batería: "No puedo hablar por ellos, sólo puedo hacerlo por mí. Siempre quise que DT cambiara continuamente. Un montón de gente quería sólo que sonáramos a 'Images and Words' para el resto de nuestra carrera, y en lo que a mí respecta, pienso que DT necesita ser una banda que se mueva y cambie constantemente. No quería tocar y que todo sonara como 'Learning to Live' por el resto de mi vida".

Otra pregunta que se le hizo, muy importante, fue en torno a la idea de una posible reunión con la banda en el futuro. A esto, Portnoy contestó de la siguiente manera: "Bueno, no puedes tener 25 años de carrera y simplemente tirarlos por la ventana y deshacerte de ella. Así que nunca dije nunca jamás. Si ellos alguna vez me preguntaran para trabajar a su lado de nuevo, yo muy seriamente lo tendría en cuenta, dependiendo de que esté disponible, claro, y de qué esté haciendo en mi vida. Pero la realidad es que ahora mismo ellos están en otra fase que continúa adelante. Y no creo que tengan la intención de mirar al pasado precisamente ahora, no tiene pinta de eso. Supongo que si las cosas les van bien con el nuevo batería, no tendrán razones para mirar atrás. Pero por la misma razón que comento, si ellos no estuvieran bien, claro que habría razones para pensar en volver. Pero tendrán que cruzar el puente cuando llegue el momento. Lo que pasa es que justo ahora hay un montón de puentes quebrados y que ardieron, así que hay muchas cosas por arreglar primero para que eso ocurra".

El batería también contestó por sus relaciones personales con los miembros de DT. De quien mejor habla es del teclista Jordan Rudess"A ser verdad, ha sido el único miembro del grupo que se ha interesado por mí y que me envió algún grato e-mail de apoyo, y yo se lo agradezco mucho. Siempre ha sido una persona muy dulce. Sin embargo de John Myung y de James LaBrie no he sabido nada desde la última vez que les vi, el 9 de septiembre de 2010, cuando tuvimos la última charla de ruptura. Da la casualidad de que Myung vive al lado de mi bloque, pero aún no nos hemos cruzado ni hemos charlado desde entonces (…). Y con John Petrucci estuve en octubre del año pasado con la esperanza de intentar reconciliarnos y arreglar las diferencias para seguir trabajando juntos. Nos vimos y hablamos... pero fue ésa la última vez. Desde entonces sólo he sabido de él por cuestiones legales, a través de su abogado. Es triste, porque me encantaría conservar una relación personal con ellos, pero por la cuestión que sea, las cosas se han estropeado entre nosotros y sí, es triste. Es triste para mí porque ellos fueron mis hermanos en todo ese tiempo. Pero ya está, ellos siguieron adelante y yo también".

Un tema delicado es el de si ahora Dream Theater se ha quedado sin la magia que Portnoy aportaba como líder del grupo y principal compositor de los discos. Así que el batería también se mojó en esta cuestión: "Siempre pensé que el punto fuerte de Dream Theater éramos yo y John Petrucci. Y en los primeros tiempos, también Kevin Moore, porque era una gran parte de la química que había, e incluso en los últimos años pasó con Jordan Rudess. Pero al final se quedó la cosa en John Petrucci y yo. Bueno, también John Myung, pero es que él es una persona muy tranquila, discreta, así que nunca ha sido un elemento fundamental porque no es su estilo".

En fin, que así están las cosas. Para los que les preocupa que los medios vendemos morbo y polémica, debemos decir que con entrevistas como ésta difundimos lo contrario: Portnoy puede estar dolido por las duras cosas que les han ocurrido a todos en este año tan clave en sus carreras, pero es todo un caballero y no jugará a las eternas guerras del rock, como hicieron otras bandas durante los 1970, 80 y 90.