Pink Floyd: así fue el mítico reencuentro de Syd Barrett con sus ex compañeros

Syd Barrett

Muchas veces se ha hablado del reencuentro de Syd Barrett con sus ex compañeros de Pink Floyd una vez que éste tuvo que dejar la banda para afrontar sus problemas de salud mental y adicción a las sustancias estupefacientes.

También se ha hablado mucho, y los fans lo saben, de que hay 2 canciones legendarias e inolvidables de la banda que se dedicaron a Barrett: 'Shine On You Crazy Diamond' y 'Wish you Were Here', tema último que por cierto da nombre al disco que se le dedicó al completo a este músico, grabado a lo largo de 1975 y publicado en el mes de septiembre.

Pues bien, hoy os detallaremos cómo fue ese bello reencuentro entre amigos, muy sentido y triste en parte, al confirmarse el mal estado del músico y su imposibilidad de volver a la actividad con el grupo.

Unas de las pocas fotografías de Pink Floyd como quinteto, con Syd Barrett en la formación

Es cierto que Syd Barrett visitó los famosos estudios de grabación Abbey Road para ver a sus compañeros. Fue en el mes de junio, cuando el grupo ya ultimaba los preparativos y se estaban realizando las labores de mezclas y posproducción.

Era un mal momento porque tras el mítico 'The Dark Side of the Moon' de 1973, el grupo tocó techo artístico y los miembros de Floyd estaban ya empezando a hacer florecer sus diferencias creativas y había tensiones, problemas y choques de ego, distanciamientos... Además, grabar este nuevo álbum también fue muy cansado por lo largo en el tiempo, y Roger Waters y David Gilmour iniciaron sus rivalidades.

Nada que ver con lo que apreciaba desde fuera: una banda en su auge creativo y con las mejores composiciones de su carrera. Por eso fue algo catártico la visita de Barrett. Llegó en pleno trabajo de estudio, y al parecer entró sin avisar.

¿Quién es este tipo?

Sus compañeros apenas le reconocieron. Hacía 5-6 años que no lo veían. La escena fue así: apareció en los estudios, de repente, un hombre extraño, con sobrepeso, rapado, de tez enfermiza, pálida y sin cejas, también depiladas. Iba vestido con chaqueta blanca, zapatos blancos y llevando una bolsa de plástico. Miraba sin expresión alguna, fruto de la medicación a la que estaba sometido. Cuando entró, le miraron todos los trabajadores allí presentes pero con indiferencia, pensando que era alguien que se había colado o que venía de visita, pero sin reconocerle.

Fue entonces Gilmour quien, al mirarle de nuevo, se fijó en su cara bien y reconoció algo en él. Al poco se dio cuenta de que tenía cerca de él a Barrett, a quien había conocido en el pasado y gracias a quien entró en la banda. El guitarrista reaccionó y avisó a sus compañeros, Waters, Nick Mason y Rick Wright, y se quedaron estupefactos. Después del primer shock, reaccionaron y se emocionaron con él, llegando a llorar, dicen testigos del emocionante reencuentro.

Y es que se unían varias sensaciones: alegría por volverle a ver 'libre', sin estar recluido, pero tristeza por verle en un estado algo lamentable, decadente, pese a su edad. Aunque la medicación le hacía estar algo ausente emocionalmente, sí logró realizar una conversación fluida con sus amigos, aunque con algunas inconsistencias y comentarios sin sentido. Argumentó que su subida de peso fue por comer mucha grasa. "He estado comiendo mucho, he comido muchas chuletas de cerdo", les dijo.

También les dijo que le gustaría estar en la grabación del disco, aportando guitarras en algunos temas. Luego, al escuchar algunas canciones del álbum, reaccionó negativamente, diciendo que no entendía las composiciones y que una canción en concreto le parecía "vieja". Al parecer, justamente, le pusieron para escuchar 'Shine On You Crazy Diamond', uno de sus mejores temas de siempre y dedicado justamente a Barrett. Rick Wright relató años después: "Y por supuesto, él no llevaba una guitarra consigo y le dijimos, 'lo sentimos, Syd, ya grabamos las guitarras'...".

Un triste adiós

Syd Barrett

Para más casualidades, ese día de su visita Gilmour se casaba con la modelo Virginia Hasenbein -se divorciaron en 1990 y el guitarrista luego se unió a su actual esposa, Polly Samson-. Gilmour invitó a Barrett a la fiesta tras el enlace. Dicen los testigos que sí, que apareció allí, pero que apenas participó y al poco tiempo se marchó sin despedirse sin apenas charlar con nadie. Fue la última vez que le vieron con vida...

Syd Barrett llegó a publicar 2 discos en solitario, tras dejar Pink Floyd. Fueron 'The Madcap Laughs' (1970) y 'Barrett' (1970), aunque también se lanzaron algunas grabaciones en directo y EP especiales. En el álbum 'Barrett' llegó a contar con 2 de sus ex compañeros, tocando en algunos temas Gilmour y Wright, pero no Waters ni Mason. Sin embargo, Waters sí participó en la producción de su primer disco.

Falleció en 2006 con 60 años de edad, víctima de un cáncer de páncreas tras llevar una vida fuera de la carrera musical y muy discreta, siempre bajo medicación. Muchos suponen que padecía de esquizofrenia, otros que​ trastorno bipolar, psicosis, síndrome de Asperger... Hay quien cree que simplemente fue víctima de un fuerte abuso de drogas alucinógenas, como el LSD.

Anécdotas e historia de Pink Floyd:

- Nick Mason revelaba la razón de la guerra Waters-Gilmour
- 55 años de la formación de la mítica banda
- Muere con 103 años la mujer que inspiró una sus más bellas canciones
- Las burradas que dijo Roger Waters de sus ex compañeros
- Cuando Gilmour y Mason pusieron testículos al cerdo registrado por Waters
- Nick Mason recuerda cómo conoció a Roger Waters
- Pink Floyd podría no tocar rock sino electrónica