Retrospectiva sobre Opeth: una banda ya mítica del metal progresivo


Hoy la banda que os muestro a continuación es muy difícil de encasillar si nos fijamos en la evolución que ha tenido su discografía desde su primer L.P. Orchid editado en 1995, y el recién estrenado Sorceress de 2016.

Opeth es un grupo sueco cuya primera formación nació en el año 1991, y que en el presente solo Mikael Åkerfeldt se mantiene como superviviente y frontman de la formación original.

En los inicios y mediados de su carrera, el estilo musical que más predomina es el de los géneros catalogados como Death y Doom metal progresivo, donde los guturales predominan en la voz de Mikael, y los riffs de guitarra tienen una marcada tonalidad grave y oscura.

Personalmente esta etapa es la que menos me interesa, ya que estos géneros musicales y los guturales no son estilos que me atraen, por eso la voy a dejar pasar y me voy a centrar más en la época que abarca los álbumes editados desde 2011 en adelante.

 Antes de entrar más en detalle, no debo pasar por alto su séptimo L.P. bautizado como Damnation editado en 2003, ya que es el primer trabajo en el que Opeth dan un giro radical a sus composiciones, alejándose totalmente de lo anteriormente publicado, para presentarnos un disco con claros tintes dentro del género del rock sinfónico progresivo de los años 70.

Damnation es una maravilla de trabajo que rompe con lo establecido hasta ese momento, y que hizo que muchos entre los que me encuentro nos fijáramos por primera vez en Opeth.

Como curiosidad añadir que este disco es el segundo que produce con ellos el prolífico Steven Wilson, ya que la primera vez que colaboró con el grupo fue en el quinto long play de su discografía, bautizado como Blackwater Park (2001), trabajo con el que consiguieron captar a un buen número de seguidores.


Bien, pues es en su décimo álbum Heritage (2011) cuando entramos ya en la época más claramente definida de Opeth dentro del Rock/Metal Progresivo.
Parece evidente que Wilson tiene mucho que ver ya que vuelve a estar dentro del proyecto, poniendo todo su talento en lo que a las mezclas se refiere. Esta vez la producción ha sido delegada a Jens Bogren quien ya había trabajado con ellos en discos anteriores como Ghost Reveries (2005).

Tres años después vuelven a publicar trabajo en estudio, este sale con el título de Pale Communion, y esta vez el productor es el mismo Mikael Åkerfeldt, y Wilson repite tras los faders.
Este disco es una auténtica delicia de escuchar tanto en estéreo como en un sistema de sonido envolvente -si podéis daros ese placer-, porque la escucha gana muchos enteros.
Este trabajo es el más intimista de la banda, de hecho las letras están inspiradas en la vida del propio Mikael.
De este disco quiero destacar sobremanera la impresionante percusión de Martin Axenrot y los teclados de Joakim Svalberg. Fue oir su primer corte 'Eternal Rains Will Come' y quedarme atrapado en esa genial atmósfera de rock clásico sinfónico apoyado con unos coros geniales unidos de unos riffs de marcado estilo oriental que te van llevando por todo el desarrollo del tema.





Pale Communion es un disco de 10 sobre 10, donde Opeth demuestran todo su atrevimiento y potencial, con temas tan geniales como 'Moon Above, Sun Below', el de mayor duración de todos, que cuenta con unos cambios de ritmo y una base que te atrapa desde el primer acorde, a parte de que los estribillos son fuertemente pegadizos.





Con Sorceress (2016) lo han vuelto a conseguir otra vez, pareciera que el título (Hechicera) fuera algo premonitorio, porque es otra joya para tener en tu discografía.

Eso sí, en este caso Sorceress lo identifico más dentro del metal progresivo que del rock clásico que venían componiendo en sus dos discos anteriores.

En la actualidad Opeth son:

  • Mikael Åkerfeldt - (guitarra/voces)
  • Martin Axenrot - (percusión)
  • Joakim Svalberg - (teclados)
  • Martin Mández - (bajo)
  • Fredrik Åkesson - (guitarra)





Opeth - (Suecia)
DISCO: "Pale Communion".- 2014
TEMA: Faith In Others



  • Página web de Opeth:
www.opeth.com
Autor: Antonio Pascual
- Mucho más en su blog 'Obras Imprescindibles Del Rock Sinfónico/Progresivo'>>
  • Krysar

    Aparte de la poca objetividad del artículo, pasando de largo joyas para los seguidores de Opeth como Still Life, Blackwater Park o Deliverance (grabado al mismo tiempo que Damnation y siendo éste más un experimento aparte que un auténtico disco), indicar que ni siquiera Mikael Akerfeldt formaba parte de la formación original del grupo. Contado por él mismo en una entrevista, recuerda cómo le invitaron a un ensayo para sustituir al anterior guitarrista... sólo que el anterior guitarrista no lo sabía y estaba en el ensayo cuando Mikael llegó, creándose una situación de lo más embarazosa...