30 años después volvió a caer el muro de Pink Floyd

Concierto de Australian Pink Floyd en Madrid
Fecha: 10/03/2009, 21:30h.
Calificación:

:: GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO ::

Concierto de Australian Pink Floyd en Madrid
Madrid, 10 de marzo 2009
Palacio Municipal de Congresos de Madrid
Hora de comienzo: 21:32. |  Hora de final: 00:08.
Precios: Desde 35 a 42 euros
Asistentes: 2.100 espectadores aproximadamente
Calificación:

___________________________________________________________________________

30 años después, el muro de Pink Floyd volvió a caer en Madrid

Pablo M. Beleña

Una delicia poder escuchar, 30 años después de su publicación, el disco 'The Wall' interpretado íntegramente en vivo y en directo. The Australian Pink Floyd, una banda tributo, dio un recital magistral en Madrid de una música que nunca caduca y que es capaz de llenar un Palacio de Congresos y arrancar grandes ovaciones, aplausos e incluso lágrimas. Impresionante ejercicio de calidad musical.

:: GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO ::

El gran mérito de Australian Pink Floyd es la teatralidad que alcanza en el escenario con unas versiones fieles de los temas originales a veces ligeramente modificados para la ocasión y con guiños personales de los miembros de la banda. Pese al caro precio del billete, merece la pena acudir a uno de sus recitales, con 10 músicos sobre el escenario, gran despliegue técnico y audiovisual, un sonido excelente y una pasión interpretativa meritoria.

Se nota que estos chicos aman la música de Floyd y la viven. No se limitan a hacer una traslación, una imitación, sino que sienten cada nota y aportan en ocasiones su granito de arena. Australian Pink Floyd ofrece 10 músicos: 2 guitarristas-vocalistas, 1 bajista, 1 vocalista-solista, 1 batería, 1 percusionista-multiinstrumentista, 1 teclista y 3 coristas. Majestuoso. Casi una orquesta.

Lo que a muchos sorprendió, quizás por falta de información, es que el show se basaba en la interpretación íntegra del mítico álbum de 1979 'The Wall', un disco conceptual de más de 1 hora y media de duración que no se entiende por partes sino en una escucha completa. Por eso es grande ese homenaje interpretativo de esta banda tributo a los 30 años de la aparición de 'The Wall'. El comienzo fue enérgico, saliendo de la oscuridad y el más tremendo silencio, con un 'In the Flesh?' que rompió algunos tímpanos en la sala. Muy efectista. Los uniformes de los integrantes recreaban la película de Alan Parker, creada a partir de la historia contada en el disco.

El vocalista principal, que interpretaba la voz original de Roger Waters, clavaba su actuación. Los dos guitarristas que se encargaban de 'ser' David Gilmour no terminan de ajustar el timbre, pero sí que están a un gran nivel. Cada uno de ellos interpreta los diferentes tonos de la voz de Gilmour, uno los más bajos y otro los más altos.

Lo único achacable es la frialdad del espectáculo, puramente a modo de musical, sin conexión con el público en toda su primera parte, ni presentación de los temas ni de los miembros del grupo. Eso lo suplía la banda con el despliegue tremendo de luces y sonido, de vídeos en la pantalla gigante del fondo del escenario... Hubo dos detalles impresionantes: el efecto de luces que imitaban las de un helicóptero cuando iluminan una zona para rastrear gente, en los momentos de recuerdos bélicos de la Segunda Guerra Mundial y la localización de un espectador al azar cuando la narración insiste en el acosador y autoritario "You! You! You!". También habría que decir que el exceso de efectos sonoros grabados y voces le quitaban algo de naturalidad a la actuación, incluso poniendo serias dudas sobre si en algunos momentos cantaban ellos. Y no es una sospecha infundada.

Los temas más conocidos, cómo no, fueron los más ovacionados, seguidos con palmas y coreados en ocasiones, aunque el público no era el habitual en conciertos de rock. La media de edad era de aproximadamente unos 40 años y no era raro ver matrimonios e incluso familias con sus hijos, para inculcarles eso del rock progresivo... sin duda que estar sentados en butacas más que cómodas y confortables no son lo más ideal para este show. Se contrarrestó con unas 2.000 personas que no dudaban en ponerse de pie cuando los integrantes de Australian Pink Floyd bordaban los solos guitarreros o daban el do de pecho para llegar a las notas más altas. Evidentemente, no es concierto que dé cabida a solos fuera del guión, ni de batería ni de guitarra ni de teclado. Todo está escrito y lo máximo que se hubo fue un saludo de la banda en mitad de la intervención y unos bonus más que generosos. Si acaso, el guiño de apagar las luces en plena interpretación de 'Run Like Hell', muy esperada, interrumpiendo varias veces el sonido antes de que sonaran los compases más conocidos.

Entre los temas más célebres destacó lógicamente 'Another Brick In The Wall' y 'Comfortably Numb'. Tan grande fue la versión de este último tema por parte del guitarrista-vocalista que hacía de Gilmour que tras su solo y el fin del tema todo el auditorio se puso de pie, ovacionando al músico, interrumpiendo el transcurso del show. No exagero al decir que estuvo a la altura del genial guitarrista de los originales Floyd. Tremendísimo.

Y sin duda que el plato fuerte fueron los vídeos proyectados en la pantalla y las recreaciones teatrales en el escenario, como si de un musical de Broadway se tratase. Destacaron las coristas haciendo de groupies insinuadoras en 'Young Lust' y la recreación del salón en 'Don't Leave Me Now', televisor y lámpara encendidos incluidos, como en la película.

Esos bonus, fuera de los temas de 'The Wall', fueron sorpresas, con la banda ya más que retirada. Ofrecieron hasta 4 temas, 3 del 'Dark Side of The Moon' y uno de sus temas más conocidos, 'Wish You Were Here'. Más de 20 minutos más de actuación para acabar pasada la medianoche con una sensación tremenda de satisfacción musical y sentimental, para ser sinceros. Vi lágrimas, lo puedo asegurar.

>>Detalles:

> En el tema final, 'Dark Side of The Moon', el vídeo proyectado se basaba en la aparición continua de líderes políticos del siglo XX y lo que va de este siglo XXI. Una clara intencionalidad ideológica castigando especialmente a personajes como Bush, Thatcher, Clinton o Saddam Hussein. Se echó de menos ver a Hitler, pero siempre es polémica su aparición, por las comparaciones.

> La duración fue tremenda: casi 3 horas para tocar los 26 temas de 'The Wall' y los 4 bonus. En total, 30, como los 30 años que ha cumplido el disco mencionado.

> El grupo proyectaba en los vídeos continuos guiños a su originaria Australia: canguros y siluetas geográficas del país.

> En algunos momentos se podía ver claramente como el movimiento de los labios no se correspondía a las partes cantadas. Esto sucedió en contados instantes y para pasajes especiales, por lo que no se puede hacer extensivo a su actuación.
   
> Pocas camisetas del grupo o temática rock entre el público, eminentemente entendido y de una edad media superior a los 30.

> Llamó la atención el parón del concierto coincidiendo con el término del primer disco de 'The Wall'. Duró unos 20 minutos y cortó algo el ambiente de calidez con el que terminó ese primer tramo del show.

> El comienzo de la canción 'Wish You Were Here' jugó con la versión original, ya que en ella se escucha cómo se sintonizan varias emisoras de radio hasta que comienza a sonar el tema. Pues en este concierto se hizo así pero con canciones célebres de los 80 y de otras épocas.

 Músicos:
- Damian Darlington: Guitarra principal y voces de David Gilmour
- Steve Mac: Guitarra y voces de David Gilmour
- Ian Cattell: Voz principal, de Roger Waters
- Colin Wilson: Bajo y coros
- Jason Sawford: Teclados
- Paul Bonney: Batería
- Jacquie Williams, Amy Smith y Emily Gervers: Coro vocal
- Percusionista


Calificaciones técnicas:
Set list: 9
Sonoridad: 9
Duración: 10
Interpretación: 9
Actitud: 8
Público: 6
Media: 8,5

           

Set list del concierto:
Madrid, 10 de marzo 2009, Palacio Municipal de Congresos de Madrid
Hora de comienzo: 21:32.  |   Hora de final: 00:08.

1. In the Flesh?
2. Thin Ice
3. Another Brick in the Wall, Pt. 1
4. Happiest Days of Our Lives
5. Another Brick in the Wall, Pt. 2
6. Mother
7. Goodbye Blue Sky
8. Empty Spaces
9. Young Lust
10. One Of My Turns
11. Don't Leave Me Now
12. Another Brick In The Wall (Part III)
13. Goodbye Cruel World

Descanso

1. Hey You
2. Is There Anybody Out There?
3. Nobody Home
4. Vera
5. Bring the Boys Back Home
6. Comfortably Numb
7. The Show Must Go On
8. In the Flesh
9. Run Like Hell
10. Waiting for the Worms
11. Stop
12. Trial
13. Outside the Wall

Bonus:

1. Time
2. Great Gig in the Sky
3. Wish You Were Here
4. The Dark Side Of The Moon

Pablo M. Beleña
Marzo 2009