Accordo Dei Contrari - 'AdC' (2014)

Tercera gran victoria jazz-progresiva de Accordo Dei Contrari

Accordo Dei Contrari - 'AdC' (2014)
(7 junio 2014, Altrock Records)

Accordo Dei Contrari - AdCHoy nos agrada comunicarnos con los/as lectores/as para hablar sobre esta nueva gesta musical de la banda italiana ACCORDO DEI CONTRARI, una de las más notables e ingeniosas dentro de la escena jazz-progresiva existente en su país: su título es “AdC”. Consistiendo todavía de la formación de Christian Franchi [batería], Giovanni Parmeggiani [teclados], Daniele Piccinini [bajo] y Marco Marzo [guitarras], los ACCORDO DEI CONTRARI contaron también con las ocasionales e importantes colaboraciones del violinista-violista Vladimiro Cantaluppi y los cellistas Enrico Guerzioni y Marina Scaramagli. Lo que tenemos en “AdC” es, en su mayor parte, una cosecha de las sonoridades y grooves plasmados en su genial disco anterior “Kublai” (del año 2011), pero esto no quiere decir que los músicos de ACCORDO DEI CONTRARI se refugian en una fórmula sino que fortalecen su propia voz con un vigor nuevo, y muchas veces, ampliado. Es un disco incandescente, ostentando su intensidad en los núcleos temáticos de composiciones sesudamente complejas, que no abstrusas. Podemos añadir que el factor jazzero es un motivador más amplio en el esquema sonoro del grupo que en los dos discos anteriores, y al igual que ellos, parece destinado a recibir espléndidos elogios de parte de melómanos y coleccionistas. Vayamos a los detalles del repertorio.

Durando 9 ½ minutos, ‘Nadir’ da inicio al disco con un esplendor sónico imponente: en efecto, se trata de una abundancia de ser transformada en un dinamismo jazz-progresivo electrizante y colorido que empieza engañosamente con un preludio de flotantes capas de sintetizador pero que pronto descubre sus vibrantes colores y llamativos dinamismos a través de su ilación de motivos. Los aires de familia con sus compatriotas de D.F.A. y los canadienses de MIRIODOR, así como los legados de BRAND-X y COLOSSEUM II, son definitorios de esta maravilla que se explaya ante nuestros oídos. Hay un pasaje cacofónico que sirve para meter algo de inquietante neurosis en medio del versátil colorido sónico que tiene lugar. ‘Dandelion’ sigue a continuación para entregarnos otra electrizante gozada, esta vez de 4 ¾ minutos y con un foco temático más concentrado en una versión robusta de los estándares de NATIONAL HEALTH e ISOTOPE a través del filtro de unos NIACIN, o por decirlo de otro modo, una revitalización rockera del Canterbury.

La compleja armazón rítmica de Piccinini y Franchi es simplemente sobrehumana, y además, cabe hacer una mención especial al solo de guitarra que emerge desde la frontera del tercer minuto. ‘Seth / Zeugma’ abre con un experimento interesante en el preludio, basado en el piano acústico y un trío de cuerdas donde se nos abre un paisaje musical diferente: algo más cercano al chamber-rock de GATTO MARTE y ARANIS, aunque con una aura más densa que los primeros y una agilidad más coqueta que los segundos. Ya cuando entra a tallar el grupo en pleno, se enfila hacia un nuevo exorcismo de los inmortales fantasmas de NATIONAL HEALTH con a través de un filtro netamente moderno. ‘Dua’ nos remite al espíritu de los primeros discos del BILL BRUFORD GROUP tanto como a COLOSSEUM II, mostrando así una agitación sofisticada en torno a motivos bien dibujados dentro de una arquitectura pulcra. Hay un solo de órgano tremendamente vivaz que permite a la pieza regodearse en su propia agilidad.

‘Tiglath’ conforma un nuevo momentum esplendoroso para el álbum, durando poco menos de 8 ½ minutos. Su talante inicial se muestra sigiloso y crepuscular, como en varias composiciones de los legendarios PERIGEO y del WEATHER REPORT 72-74, y ciertamente estos sellos se hacen más intensos cuando el groove y las interacciones instrumentales aumentan sus cuotas de vigor al instalarse el cuerpo central. Los duetos de guitarra y sintetizador tienen mucho de RETURN TO FOREVER (etapa del “Where Have I Known You Before”), mientras que los pasajes más frenéticos nos remiten a las aventuras jazz-rockeras de JEFF BECK. ‘Piu’ Limpida E Chiara Di Ogni Impressione Vissuta, Parte II’ cierra el disco ampliando una idea iniciada en el tercer tema del disco anterior “Kublai”: la calidez de los arpegios de guitarra acústica sirve como eficaz base para los efluvios majestuosos del trío de cuerdas y los calculados deslizamientos de las notas de piano. Este final ensoñador y misterioso sirve como epílogo perfecto para un disco excitante, hermoso… ¡y demasiado breve! Ni siquiera llega a los 40 minutos de duración, pero sin duda se trata de una obra jazz-progresiva como la copa de un pino. ACCORDO DEI CONTRARI ha logrado con “AdC” asegurara su permanencia en el parnaso de la música progresiva italiana de los últimos años. ¡Altamente recomendado!


Nota: -/10


- Muestras de 'AdC':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com