Alex Lifeson da vida a los fans de Rush

Rush había dado algunas malas noticias últimamente pero Alex Lifeson, el encargado siempre de subir la moral de los fans, vuelve a hacer su trabajo después de varios meses de silencio.

Rush 1

Concretamente desde la primavera no sabíamos nada de nuestros queridos amigos canadienses, pero el guitarrista del trío ha vuelto a dar ánimos a los fans tras las malas noticias de los últimos tiempos y las especulaciones que el propio Geddy Lee había dejado circular sobre el posible final de la banda.

Alex Lifeson desvela que la banda ha vivido un año de "equilibrio" interno después de su última gira pero añade que cree que hay más por venir por parte del grupo. Como sabéis, su compañero y batería Neil Peart pasó por un estado mental de descanso total e incluso no descartó ante los medios una retirada, lo que seguramente habría acarreado el cierre del chiringuito rushero.

Hace poco, coincidieron en un acto público de homenaje en Toronto y tras él, Lifeson comenta: "Ha sido sólo un tiempo de ajuste este año pasado. Hemos estado encargados de algunos otros intereses que tenemos y hemos estado aprendiendo a acostumbrarnos a la idea. Nos hemos tomado un descanso". Y añade: "Pero me siento muy seguro de muchas cosas, y la música es sin duda una de ellas. Estoy seguro de que vamos a seguir en el futuro. No podemos dejar de tocar como si nada, ni dejar de escribir música juntos".

Hay que recordar que Peart llegó a decir a finales de 2015 que estaba "en retirada", unas declaraciones que en un primer momento se tomaron muy a pecho en los medios y entre los fans. Peart está en una fase de su vida de disfrutar más de su familia y no estar tanto en la carretera, pero Lifeson ha dicho al respecto: "Sé que Neil está en un gran momento de relax ahora, disfrutando de su vida, haciéndole sentirse mejor. Está pasando un montón de tiempo con su hija, haciendo las cosas que le gustan, con su salud intacta, así que todo esto es una cosa muy positiva".


  • Web oficial de Rush:

www.rush.com


Pablo M. Beleña