Amorphis - 'The Beginning of Times' (2011)

Una cuestión de principios

Amorphis - 'The Beginning of Times' (1 junio 2011)
Nuclear Blast
Calificación: 7,5

Amorphis - 'The Beginning of Times'

01. Battle For Light
02. Mermaid
03. My Enemy
04. You I Need
05. Song Of The Sage
06. Three Words
07. Reformation
08. Soothsayer
09. On A Stranded Shore
10. Escape
11. Crack In A Stone
12. Beginning Of Time
13. Heart’s Song (Bonus Track)

Duración total: 54'42''

Músicos:
- Tomi Joutsen: Voz
- Tomi Koivusaari: Guitarra rítmica
- Esa Holopainen: Guitarra solista
- Santeri Kallio: Teclados, sintetizadores, piano, órgano
- Niclas Etelävuori: Bajo
- Jan Rechberger: Batería

* Invitados:
- Netta Dahlberg - Voz femenina solista
- Savotta Choir - Coros
- Iikka Kahri - Flauta, clarinete y saxofón

Género: Metal progresivo, death metal melódico, heavy metal.
Grabado en enero de 2011 en los Sonic Pump Studios de Helsinki (Finlandia).
Producido por Amorphis y Marco Hietala (voces):
Letras de Pekka Kainulainen, inspiradas en el Kalevala (Elias Lönnrot), traducidas por Erkki Virta.


Como Väinämöinen en el Kalevala, que a partir de espinas de pez construye el kantele y toca para júbilo de todos los que le escuchan, Amorphis lleva años forjando su sonido desde la tierra de los mil lagos, un sonido personal y único que ha conseguido atraer a multitud de seguidores en toda Europa. 'The Beginning of Times' es su último disco, centrado precisamente en la historia del protagonista del Kalevala, el bardo eterno, Väinämöinen. ¿Dónde ha ido a parar ahora el grupo de Esa Holopainen y Tomi Koivusaari, en constante evolución desde sus orígenes en el death metal hasta su actual formación encabezada por Tomi Joutsen?

'The Beginning of Times' nos remonta con 'Battle for Light' al origen de los tiempos y al nacimiento de Väinämöinen, con una épica canción digna de las hazañas del Kalevala, la epopeya nacional finlandesa, que en el país nórdico es tan importante como El Quijote es en España. No es la primera vez que se inspiran en la obra ni tampoco es la primera vez que un grupo finlandés le canta a este personaje –Ensiferum lo hizo en 'Old Man' y 'Little Dreamer', por ejemplo-. En 'Battle for Light' aparecen desde un principio las melodías habituales en las guitarras de Esa Holopainen, y Tomi Joutsen ya demuestra la variedad de registros que es capaz de ofrecer, desde las voces más graves hasta sus potentes guturales. Él es el protagonista del disco, de principio a fin, como viene ocurriendo desde que entró en la banda hace seis años.

En 'Mermaid' Tomi Joutsen saca su registro más melódico y Santeri Kallio cambia los teclados épicos por un piano. 'My Enemy', igual que 'Soothsayer' y 'Crack in a Stone', supone por momentos el regreso al sonido antiguo de 'The Karelian Isthmus' y 'Tales from the Thousand Lakes', con los guturales de Tomi Joutsen y unas guitarras más cañeras de Tomi Koivusaari, que en aquella época se encargaba de las voces. Sin embargo, unas guitarras y unas voces más melódicas en medio de esas canciones nos devuelven al presente de la banda.

'You I Need', con unos sintetizadores que recuerdan un poco al piano de 'From the Heaven of My Heart', de su anterior disco, es el single de 'The Beginning of Times'. Pero la canción no tiene el mismo gancho que tenía 'Silver Bride' y en general este es uno de los problemas del álbum: 'The Beginning of Times' no engancha tanto como 'Skyforger'. A pesar de todo, el estilo de este nuevo disco sigue siendo parecido al del anterior. ¿Estamos ante el sonido definitivo de un grupo tan propicio a la evolución como es Amorphis?

La sensación de déjà vu empieza a disiparse con 'Song of the Sage', aunque luego vuelve a reaparecer en algunos momentos. El inicio de la canción no debe de andar muy lejano del power metal, por sorprendente que parezca, y el tema incluso cuenta con unos pasajes folk, con acústicas, ritmos tribales y una flauta. La canción más arriesgada del disco. 'On a Stranded Shore' vuelve a sacar a los Amorphis más melódicos y en 'Escape' recuperan ese tono alegre y folk que saben dosificar para no saturar.

El disco concluye con 'Beginning of Time', una canción que desde unos arpegios de guitarra va in crescendo hasta unos potentes guturales finales, para terminar con los arpegios iniciales otra vez. En 'Heart’s Song', el bonus track, Tomi Joutsen vuelve a sacar a relucir las buenas melodías vocales que llenan todo el disco, para lo que ha contado de nuevo con el apoyo de Marco Hietala (Nightwish, Tarot).

Lejos de ser un mal disco, el problema de 'The Beginning of Times' es su sonido continuista. Amorphis se han mantenido fieles a sus principios y finalmente han conseguido triunfar sin renunciar a la búsqueda de su propio estilo. Tanto este disco como 'Skyforger' han sido número uno en ventas en Finlandia. ¿Pero acaso va a quedarse la banda en este sonido que les ha llevado al éxito? Se echa en falta un mayor riesgo, ese salto al vacío que hicieron al pasar del sonido de 'Tales from the Thousand Lakes' al de su magistral 'Elegy'. También es una cuestión de principios en el progresivo, género al que en su web dicen pertenecer, el hecho de buscar el progreso disco a disco, algo que grupos como Opeth, Pain of Salvation o Porcupine Tree han sabido hacer muy bien. Puede que 'The Beginning of Times' suene a 'Skyforger', pero desde luego no tiene su frescura.

Lo mejor: Amorphis han conseguido un sonido único a lo largo de los años. Solo por la extraordinaria voz de Tomi Joutsen y las melodías de guitarra habituales merece la pena escuchar el disco.

Lo peor: le falta riesgo para buscar nuevos sonidos. Continúa con el estilo de 'Skyforger' pero no consigue emocionar tanto. Probablemente le sobren un par de temas, se hace un poco largo.

Imprescindibles: 'Battle for Light', la épica y variada canción que abre el disco. 'My Enemy', su canción más bruta, con un buen estribillo melódico. 'Songs of the Sage', la más novedosa en su estilo.

Puntuación: 7,5/10