Así fue el concierto de Wishbone Ash en Madrid (14 diciembre 2012)

Nuestros socios de Musicopolis.es realizaron una crónica del concierto de Wishbone Ash en Madrid.

En este portal musical amigo, se nos comentaba sobre el concierto lo siguiente: "El concierto del pasado 14 de diciembre contó únicamente con doce piezas de su repertorio, doces canciones bis incluido, doce composiciones que no fueron pocas si atendemos al hecho de que los seis minutos de ejecución suele ser la norma en cada una de ellas. Jyrki “Muddy” Manninen, el guitarrista finlandés que es pieza segura en el combo desde 2004, tras la salida del instrumentista Ben Granfelt, consiguió que ese invento de las twin guitars cobrase vida propia una noche más junto a las seis cuerdas de Andy. “Throw Down The Sword”, “Can’t Go It Alone”, “Warm Tears”, “Sometime World” u “Open Road” se desarrollaron sin pegas, exprimiendo el jugo a las partes más sabrosas de cada creación que lleva poniendo en pie durante años este conjunto".

"‘Living Proof’ arrancó muy emotivos aplausos, impresionados los asistentes por poder escuchar y ver en directo, frente a sus propias narices, el dramatismo de una pieza impresionante, destacadísima por sus maneras de pop-rock engrandecido en progresiones. Las palmas acompañaron tanto en esta mágica baza con en muchas otras que se jugaron. La funk rock ‘Engine Overheat’ tampoco pasó desapercibida, con un Powell que acompañaba con las manos el recorrido del estribillo, al igual que cautivó su técnica con las armonías frente a una guitarra de doce cuerdas en ‘Invisible Thread’. ‘Jail Bait’ y su boogie rock nos acercaron a los últimos momentos de un espectáculo electrizante, un show que con ‘Phoenix’ se alzaba hasta puntos insospechados. El tema de cierre de aquella cita no sería suficiente para unos seguidores que, aunque escasos aquella velada –estamos hablando de los Ash, auténticas leyendas–, se sentían alcanzando otras dimensiones de éxtasis al escuchar a Andy cantar aquello de «Phoenix rise… raise your head to the sky»; por ello, cual postre, el bis de ‘Blowin’ Free’ no desmereció en absoluto. Por cierto, estos Wishbone Ash poseen en la actualidad una de las bases rítmicas más destacadas de la escena británica, un Bob Skeat (bajista) y un Joseph Crabtree(baterista) que da gloria escucharlos".

Sigue leyendo la crónica en musicopolis.es>>