Benoît David habla de su enfermedad que le provocó la salida de Yes

Desde su salida de Yes, Benoît David ha pasado el tiempo sin desperdiciarlo recobrando su fuerza vocal. Ese
proceso ha incluido esporádicas apariciones en un coro canadiense ecléctico y
su regreso al rock progresivo como cantante de Mystery.

Benoît DavidMystery, liderado en su totalidad
por Michel St-Pere, ha publicado recientemente un nuevo, y maravilloso, álbum
en estudio titulado The World Is a Game, que aúna temas de corta duración con
composiciones épicas, convirtiéndolo, según mi parecer, en una de las obras
maestras de este 2012.
Desafortunadamente para David, un
seguidor acérrimo que había trabajado previamente en una banda tributo a Yes
llamada Close to the Edge, la rigurosa disciplina y calendario de aquéllos supuso
que el cantante tuviera problemas de garganta, algo muy parecido a lo que le
había sucedido a su predecesor y fundador, Jon Anderson.
En ese momento, Yes reemplazó
al cantante por Jon Davison, conocido en el circuito progresivo por ser el
vocalista de Glass Hammer. En un principio, tal y como se había dicho cuando
David ocupó el lugar de Jon, el grupo aseguró que el papel de Davison sería temporal,
pero también es cierto que ya se rumorea que el grupo está preparado para
meterse a grabar en estudio en 2013. Mientras, Davison ha continuado siendo el
cantante de Glass Hammer, que también han publicado su propio álbum titulado
Perilous.
David volvió a Canadá y se esforzó
en redirigir su carrera, y su salud, a un punto más favorable, y hasta la fecha
lo más excepcional ha sido este nuevo álbum de Mystery, que
cuenta también con la colaboración del bajista Antoine Fafard y el batería Nick
D’Virgilio.
Según cuenta David en la página
BiffBamPop a su editor Andy Burns, se encuentra “mucho mejor, gracias. Es un
proceso largo, pero el constante alboroto alrededor del nuevo trabajo de
Mystery y mi regreso al coro Les Voix Ferrees, me han dado las oportunidades de
trabajar mi instrumento y recuperar la forma vocal.”
También afirma que fue distinto
el proceso de trabajo con Michel St-Pere en The World Is a Game a la disciplina
de Yes y su productor Trevor Horn: “Estamos hablando de dos enfoques totalmente
distintos. El álbum de Yes fue un largo proceso que incluía un montón de
descansos, esperando a que el resto de los componentes grabaran sus partes. También
supuso que estuviera fuera de casa durante muchos meses. Trevor Horn era muy
específico en el modo que quería que yo cantase, aunque pensaba que era
importante que sonara como yo mismo, y no como el anterior cantante de Yes. Cuando
grabo con Mystery, hago lo que siento que debo hacer.”
Este es el tercer trabajo de
David con Mystery, tras Beneath de Veil of Winter’s Face de 2007 y One Among
the Living
de 2010. David ha sido miembro de yes en dos álbumes de 2011: Fly
from Here
y el directo In the Present: Live from Lyon.

- Mucho más en el blog 'Descubre La Caja de Pandora':