Cómo conseguimos entradas para ver a AC/DC

 Una historia de indignación, frustración y satisfacción final que les recomendamos.

La
venta de entradas para ver a este mito viviente del rock ha sido una
peripecia en toda la geografía española. Tras agotarse los tickets para
los shows de Barcelona y Madrid, uno de los redactores de Esquizofrenia nos cuenta cómo consiguió una entrada para la nueva cita que ofreció AC/DC en Bilbao. Una historia de indignación, frustración y satisfacción final que les recomendamos.

Entradas Para ACDC Bilbao: Yo soy ejpañol, ejpañol,
ejpañol
... y aun así conseguí entradas para AC/DC

Por... Dave Garia

Ser un ser humano, afincado en España es complicado ya de por sí. Pero ser un ser humano residente en la piel de toro y estar en posesión de tickets para cualquiera de los tres shows que la mítica banda australiana darán en nuestro país, ya es de órdago a la grande con cuatro pitos. Yo soy uno de ellos y aquí les narro mi experiencia.

 Se sabía que la expectación sería fastuosa, con eso contábamos todos, hasta la organización, que en un afán tan poco altruista como es el lucro propio, intentó que esta gira se llevará a cabo en macro-recintos, o ampliar fechas el máximo posible (cosa que se consiguió en parte con la adhesión de Bilbao, a las citas iniciales de Madrid y Barcelona). No, la banda no quiso, y en este aspecto, no vale cargar todas las tintas contra la organización, gran parte de la culpa del caos ocasionado por la falta de entradas la tienen ellos y solo ellos: los AC/DC, sus managers y representantes. Porque fechas había para haberlo hecho y recintos de mayor aforo disponibles, también.

Se sabía que la demanda era máxima, en base a los precedentes acaecidos allá por 1996, en  el tour de 'Ball Breaker', actuando tres noches en la plaza de toros de Las Ventas ante unas 78.000 personas que se dieron cita. Y algo muy similar pasó en Barcelona, donde completaron el aforo del Palau Sant Jordi dos noches más.

Con lo que, echando cuentas, nos salía que una banda con suelo de fans firme en nuestro país, sin girar desde hace 8 años, incrementándose sus adeptos año por año con las nuevas generaciones que se han sumado a su legión de fans, con todo el papel de su gira europea vendido (con lo que habría que sumarle los fans del viejo continente y de la bien comunicada por ferri con Bilbao-Inglaterra), daría como resultado una demanda superlativa. Y, pese a esto, la banda siguió en su 'no, no ampliamos'.

Así llegamos a la segunda parte del problema: la gestión de los billetes y su posterior distribución española por Internet.

Dado el caótico servicio ofrecido por Servicaixa en las dos primeras citas de la banda (Madrid y Barcelona), para Bilbao se optó por Tick-tack-ticket. Y si ambas empresas han demostrado la solvencia de sus sistemas para pequeños y medios conciertos , en este caso, dejaron patentes grandes carencias para las grandes citas (Metallica, Bruce Springsteen y AC/DC son sólo algunos ejemplos de ello).

Miles de personas se quedaron sin sus entradas debido a estas deficiencias de la venta por Internet, donde el acceso a la venta era más un juego de azar que una compra: "Siga jugando, gracias"...

Otros tantos que ya se olían esto, llegaron a pernoctar más de 20 horas en los puntos de venta oficiales, donde se registraron incidentes con la presencia de las fuerzas del orden público, como en el Corte Inglés de Bilbao, donde se vendieron 8 entradas (increíble), o la tienda Ikatz de Bilbao, donde 5 minutos después de abrir sus puertas tan sólo vendió la irrisoria cifra de 6  entradas...

La Fnac de Bilbao, la más 'acertada', vendió 80 entradas. La Fnac de Parquesur en Leganés (Madrid), se vendieron únicamente de grada porque las de pista no estaban ni habilitadas. El Corte Inglés de Goya (Madrid) vendió 6 entradas (todas a empleados del propio gran almacén, como pudo constatar otro redactor de esta web, que se encontraba el cuarto en la cola). Por último, otro caso: en el punto de recogida Fnac de Murcia, solo 4 entradas... Una vergüenza.

Y más si tenemos en cuenta que a las 10 de la mañana, hora a la que se empezaban a distribuir las entradas, ya se podía acceder a entradas de reventa a través de conocidas páginas dedicadas a esta actividad que está fuera de la legalidad, aprovechando el vacío regulador. ¿Por qué no interesa hacer nada contra esto y sí para atajar otros tipos de delincuencia?

Con todo esto, nuestra pregunta de "¿dónde están el resto de entradas?" quedaba sobradamente contestada: en manos de 'delincuentes' a los que la música se la trae al pairo y buscan únicamente su propio beneficio mediante la reventa de un bien cultural. ¿Donde está la Sesgae (SGAE) para socorrer de verdad cuando hace falta? ¿Dónde están las autoridades que debieran poner coto a estas actividades...? Nadie lo sabe. Spain is different.  ¿Cuándo se darán cuenta y pondrán este tipo de conciertos en manos de una empresa extranjera, con garantías?

Misión AC/DC: ¿Cómo lo conseguimos nosotros?

 Aventura de cuatro  aficionados en busca de entradas: con uno de nuestros 'efectivos' apostado en un punto de venta y otros 3 por Internet, procedimos a la ardua misión de la caza de entradas. Inicio de venta de entradas 10:00 A.M.

En el punto de venta físico del Corte Inglés, los amables empleados acapararon todos los tickets, con lo que sólo nos quedaba la opción de Internet... ejem ¿Esto no estaba prohibido? Lo de acaparar entradas para el público, decimos...

Ante la manifiesta imposibilidad de conectarnos a través de la web de Tick-tack-Tickets, procedimos a unirnos al club de fans de AC/DC USA, donde previo pago de 40$, conseguimos una clave que en teoría nos daba acceso a dos de las entradas reservadas para los socios (muy buena iniciativa por parte del grupo, todo sea dicho). ¿Resultado? Ninguno. Tras intentar conectarnos reiteradamente, con 30 euros menos en el bolsillo y sin entradas, desistimos de toda esperanza. En ese momento, en mi perfil de Facebook, se me podía ver 'llorando' por no haber conseguido entradas.

Sobre las 11:30 a.m. recibo la llamada de J. Moreno, redactor de Esquizofrenia, en la que me comenta que le ha dejado acceder a la página (una hora y media después del inicio de la venta: increíble), con lo que pasé a dictarle telefónicamente mis datos personales y de mi tarjeta de crédito para proceder a la compra de dos entradas de pista, pasando del llanto a la risa en cuestión de segundos.

En un estado de aturdimiento total por el logro conseguido, 5 minutos después (que uno ya va mayor y lo de pensar le cuesta), se nos enciende la bombilla y el propio J. Moreno se hace socio del club de fans, con lo que conseguimos otras dos entradas, estando agotadas las de pista nos tenemos que 'contentar', esta vez, con dos de grada, con lo que lo veremos separados, pero... ¡Habemus entradas!

P.D.: Si algún amable lector que tenga entrada de pista desea cambiarlas por dos de grada, con sumo gusto realizaríamos dicho trueque.

>>>> VEA VÍDEOS DE TESTIMONIOS EN LAS COLAS PARA COMPRAR ENTRADAS

VER VÍDEOS>>

Dave Garia
Noviembre 2008