Deluge Grander - 'Heliotians' (2014)

El nuevo amanecer progresivo de Deluge Grander

Deluge Grander - 'Heliotians' (2013)
(5 febrero 2014, Emkog Records)

Deluge Grander - HeliotiansHoy volvemos a fijarnos en DELUGE GRANDER, uno de los proyectos permanentes del prolífico músico y compositor estadounidense Dan Britton, pues a inicios de 2014 ya está remeciendo la escena progresiva internacional con su nuevo trabajo “Heliotians”. Se trata de un ítem muy especial porque se edita en formato doble de CD y vinilo, con ejemplares limitados y numerados – 205 – cuya arte gráfica está hecha de forma artesanal, y eso incluye la transcripción de las letras… además de autógrafos de los integrantes actuales del combo. Este disco fue grabado y mezclado con la vieja estrategia de cintas analógicas, y usando instrumentos analógicos en su mayor parte. Todo esto, claro está, a nivel de producción independiente. Britton se hizo cargo del piano eléctrico, sintetizadores análogos (y solamente análogos), mellotrón, guitarras acústicas y dulcémele, además de algunas partes de canto. En esta nueva aventura de DELUGE GRANDER, sus compañeros de viaje son Christopher West [bajo, flauta, flauta dulce y canto], Cliff Phelps [guitarra y canto], Patrick Gaffney [batería], Megan Wheatley [canto] y Natalie Spehar [cello].

Ocupando los primeros14 minutos del disco, ‘Ulterior’ se focaliza mayormente en climas etéreos donde la atmósfera de patente densidad, lejos de sentirse pesada, se abre como una luz cósmica que nos regala un espectáculo nuevo para que sea apreciado en pos de enriquecer el espíritu. A poco de pasada la barrera del sexto minuto y medio, las cosas se intensifican con un esquema instrumental más robusto y un mayor ejercicio de vitalidad a cargo de la dupla rítmica. Aquí se da, pues, una estupenda conjunción de estilizaciones sinfónicas y groove jazz-rockero que se emparenta directamente con lo que hemos escuchado algunos años antes en el disco “The Form Of The Good”. En algún momento antes de la barrera de los 11’30”, el desarrollo temático se torna ceremonioso y majestuoso, impregnado de una espiritualidad propia del MIKE OLDFIELD de los tres primeros discos pero con un colorido exquisito que nos remite a las viejas tradiciones de YES y HAPPY THE MAN. Luego sigue la pieza más breve, ‘Saruned’, cuya dinámica tiene algo de grisáceo, tal vez con algunos leves matices siniestros que necesariamente nos han de remitir al estándar de la tradición gala del chamber-rock (UNIVERS ZERO, PRESENT), pero en lo referente estrictamente a la estructura de las ideas melódicas, la cuestión se inclina preferentemente hacia un sinfonismo bien definido, marcado además por ciertos tintes folklóricos.

Toda la segunda mitad de “Heliotians” está ocupada por ‘Reverse Solarity’: 21 ½ minutos en total. La presencia de la batería insufla un permanente carácter de sofisticación a la amalgama instrumental global, el cual se caracteriza mayormente por un lirismo a la vez extravagante y elegante, muy en onda con lo hecho en aquel primer disco “August In The Urals”, pero sin adoptar un nivel tan intensivo de ornamentos en su amplio desarrollo musical. Las bases armónicas que sustentan los diversos motivos ayudan bastante a darle una cualidad etérea a las muy vitalistas intervenciones de los instrumentistas, lo cual ayuda crucialmente a crear un aire de misterio para la pieza. Tal como dijimos líneas más arriba, la batería tiene una presencia muy importante dentro del esquema sonoro de ‘Reverse Solarity’, y podemos afirmar que aquellos pasajes donde Gaffney se hace notar con particular garra son culminantes dentro de la ambiciosa arquitectura musical. Hay algunos pasajes que nos pueden referir fácilmente al estándar del YES de la época del “Relayer”, así como a los estereotipos de HATFIELD & THE NORTH y de CARAVAN (sus composiciones más épicas), aunque bien es cierto que el filo jazzero implícito en estos modelos son llevados por DELUGE GRANDER con suficiente mesura como para no romper nunca el esquema melódico que se impone en cada momento preciso. Poco antes de llegar a la frontera del décimo séptimo minuto, emerge un motivo lento que resulta idóneo para dar un toque épico al final de la pieza, toque épico que se nutre de un aurea etérea notablemente semejante a la que marcó significativamente el núcleo de ‘Ulterior’.

“Heliotians” es un más que digno heredero de los dos trabajos anteriores de DELUGE GRANDER; sin igualar la magnificencia de ellos, tiene un gran atractivo como labor de rock artístico por méritos propios, y sobre todo, es un sano y agradable indicio de la buena salud y la frescura creativa que tienen Dan Britton y sus compinches para seguir aportando cosas valiosas al escenario progresivo actual. CD Baby es la primera distribuidora virtual que tiene en sus manos ejemplares de este disco.


Nota: -/10

- Muestras de 'Heliotians':

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com