Cosa Brava - 'The Letter' (2012)

Cosa Brava y su carta musical para el año 2012

Cosa Brava - 'The Letter' (2 abril 2012, Intakt)

Cosa Brava - The LetterCOSA BRAVA vuelve a la actividad fonográfica y hoy nos ocupamos de ello. En efecto, este ensamble de vanguardia progresiva que tiene en Fred Frith (legendario guitarrista de HENRY COW, ART BEARS, MASSACRE, SKELETON CREW y otros referentes más de la experimentación contemporánea) a su figura líder saca al mercado “The Letter” dos años después de la edición de su álbum debut “Ragged Atlas” (el cual había sido grabado en diciembre de 2008). Además de la permanencia de Carla Kihlstedt (violín, armónica bajo, voz), Zeena Parkins (acordeón, teclados, objetos raros, voz – con un currículum que incluye membresías en NEWS FROM BABEL y SKELETON CREW) y The Norman Conquest (manipulaciones de sonido), el grupo ha aumentado sus afiliaciones con el ingreso del bajista Shahzad Ismaily y del baterista/percusionista Matthias Bossi (también colega de Carla Kihlstedt en otros proyectos musicales, incluyendo a SLEEPYTIME GORILLA MUSEUM). Con todo, esto no ha conllevado, como se podría razonablemente sospechar, un sonido más lleno en cuanto a agresividad, sino más bien un aumento de recursos a la hora de desarrollar los habituales coloridos excéntricos y desafiantes que COSA BRAVA convierte en marca propia. De hecho, este nuevo disco incorpora un mayor peso de los elementos World Music y folk que se amalgaman con otros dentro de su bizarra propuesta. Con una figura de larga trayectoria como Fred Frith al frente y una congregación de jóvenes veteranos cooperando activamente en la misión creativa, este ensamble encarna fehacientemente la comunión entre algunas tradiciones específicas del R.I.O. y nuevas concepciones sobre el ideal de hacer rock novedoso. Ocasionalmente, Michael Elrod y William Winant colaboran con el ahora sexteto aportando percusiones adicionales.

‘Soul Of The Machine’ abre el disco como un artilugio de ingeniería, un mecanismo que marca el ritmo robótico con el que la sociedad moderna da sus imponentes pasos de gigante a través del tiempo; de este modo, se abre camino para que surja ‘The Eyjafjallajökull Tango’, tema extravagantemente colorido, cuya juguetona complejidad suena como un intermedio entre KRONOS QUARTET y HAMSTER THEATRE, cálido pero denso, amable pero no exento de peligro. La secuencia de ‘Drowning’ y ‘The Wedding’ nos lleva hacia terrenos más oscuros e inquietantes: ‘Drowning’ es como una memoria perdida de un momento en la infancia donde el ambiente circense ocasional mostró una faceta aterradora, mientras que ‘The Wedding’ se basa en una remodelación abstracta de atmósferas folclóricas y flotantes ambientes psicodélicos, sucesivamente. La quinta pieza es justamente la que da título al álbum, y se caracteriza tanto por el peso que tienen los retumbos de la batería dentro del bloque instrumental como por la ceremoniosidad cuasi-gótica a lo SGM que aportan los arreglos vocales; también vale mencionar el uso de la máquina de escribir como utensilio percusivo directamente alusivo al hecho de escribir mensajes a la conciencia pública. ‘Slings And Arrows’ es una pieza abiertamente deconstructivista que se enraíza poderosamente en los legados Henry Cowianos de “In Praise Of Learning” y “Western Culture”, lo cual implica un manejo cuidadoso de texturas, un afán por crear y reforzar atmósferas misteriosas, y una sensación de esperar lo inesperado, que es justamente lo que ocurre cuando irrumpe una secuencia percusiva cuya robustez se retroalimenta con los descoyuntados efluvios guitarreros de Frith. La tensión que se liberó en la secuencia final de ‘Slings And Arrows’ despejó el camino para que ‘Jitters’ despliegue su propia arquitectura, neuróticamente dividida en secuencias reconocibles que se reiteran en ciclos bien definidos, manejados con un punche pulcramente equilibrado entre los músicos involucrados.

El octavo tema nos engancha de entrada por su título tan entrañable: ‘For Lars Hollmer’ – claramente, se trata de una pieza compuesta en honor a la memoria de una de las figuras más emblemáticas e influyentes de toda la historia de la vanguardia progresiva, el Maestro Lars Hollmer, teclista, acordeonista, percusionista y bizarro vocalista de SAMLA MAMMAS MANNA, ZAMLA MAMMAZ MANN, VON ZAMLA, etc. Esta pieza sirve para que COSA BRAVA explore fehacientemente sus aristas más expresamente líricas, aunque sin renunciar a su filo esencialmente experimental: pasando de pasajes relajantes a otros más cadenciosos de tendencia folk, el grupo construye una armazón musical evocativa y elegante, pulcra como la más lujosa porcelana, cándida como el más refinado terciopelo. La parte más emotiva es el final, con esa combinación de espartanas notas de acordeón, palmas y falsetes que retratan los últimos pasos del Maestro Hollmer hacia las Puertas del Más Allá. Esta celebración da lugar a otra, ‘Emigrants’, tema que porta aires indios y carpatienses que son ingeniosamente retorcidos por amenazantes síncopas psicodélicas en ciertos momentos estratégicos. ‘Nobody Told Me’ vuelve un poco a la languidez oscurantista y abstracta de ‘Slings And Arrows’, aunque esta vez el grupo usa esta estrategia desde un punto de vista farsesco, usando un arreglo coral que suena como un aquelarre de espíritus vetustos que se explayan en sus quejumbrosas observaciones sobre el mundo que les rodea. La breve sección final se enfila hacia una sonoridad rockera ácida y adusta, un clímax tal vez demasiado efímero. Así las cosas, ‘Common Sense’ nos enfila hacia las dimensiones más serenas del ideario musical de COSA BRAVA, explayándose en climas contemplativos que encapsulan unas imperativamente elegantes secuencias de retazos auto-constreñidos donde reina un espíritu minimalista, y a la vez, candoroso. El final del álbum vira hacia una retoma del primer tema: en efecto, ‘Soul Of The Machine (Reprise)’ reconstruye la neurótica vivacidad maquinista que había servido de obertura para el álbum, dejando así que la luz de juguetona tensión ilumine los parajes que antes habían quedado arropados bajo la espiritualidad nocturna de ‘Common Sense’.

Todo esto fue “The Letter”, una tremendamente creativa misiva de música progresiva concebida desde las orillas más vanguardistas del plurivalente género. COSA BRAVA afianza su lugar como un referente especialmente valioso dentro de las vertientes de línea avant-progresiva desarrolladas en los últimos años.

Nota: -/10 -

- Muestras de 'The Letter':

The Eyjafjallajökull Tango:

http://www.youtube.com/watch?v=AoI-6noWQzs

Drowning [en vivo]:

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com

Cesar Inca MendozaCesar Inca Mendoza
Junio 2012