Crítica del disco de Alenky - 'Through The Looking-Glass' (2016)

La música vanguardista como juego de espejos

Alenky - 'Through The Looking-Glass'
(2016, OctoberXart Records)

Alenky - Through The Looking-Glass

Hoy estamos de suerte porque estamos con el grupo español ALENKY y su propuesta musical de vanguardia contemporánea. Para ser más específicos, ALENKY es un cuarteto de música experimental cuya raigambre ecléctica le lleva a incorporar, integrar y retorcer legados de los discursos del jazz, el chamber-rock, la provincia progresiva del rock-in-opposition y la fusión folklórica. Su disco del año 2016 “Through The Looking Glass”, publicado por el sello OctoberXart Records en el pasado año 2016, está centrado en las composiciones que Marc Egea ideó bajo la inspiración de su lectura del clásico de LEWIS CARROLL A través del espejo, que es la secuela del no menos clásico Alicia en el país de las maravillas. Egea es un maestro supremo de la zanfona y es en sí mismo una importante e inquieta figura de la vanguardia española del nuevo milenio: le conocemos de antes, entre otras cosas, por sus proyectos asociados con ÁNGEL ONTALVA. Pues bien, lo que se nos brinda ahora en este disco “Through The Looking Glass” es en sí mismo una maravilla de sonoridades vanguardistas cuya versatilidad brilla como el oro convertido en sonido. El personal de OLENKY se completa con las presencias de Manu Sabaté [gralla y clarinete bajo], Joan Antoni Pich [violonchelo] y Arnau Obiols [batería], armando así un bloque creativo y performativo notable. El nombre del grupo es un homenaje al cineasta checo Jan Švankmajer, quien dirigió la película “Alenky” basada en Alicia en el país de las maravillas a fines de los 80s. Cabe también mencionar el fabuloso arte gráfico realizado por la artista plástica Lali Pantone en las diversas ilustraciones que engalanan al libro del disco.

Abre el disco la suite tripartita que da título al disco, la cual se extiende por un espacio total de 8 minutos. Para la primera parte, una zanfona solitaria despliega unas intensas cadencias folklóricas al modo de una invocación al inicio de un baile ritualístico… y eso es justamente lo que sucede en la segunda parte, un despliegue de aires festivos en los que el espíritu de la danza estimula al oyente empático. La tercera y más extensa parte de la suite inicial vira hacia un esquema de rotaciones en torno a un complejo motif básico en 7/8: al más puro estilo del rock-in-opposition, el motif se descuadra y descentra a mitad de camino para luego remodelarse para el estupendo clímax conclusivo. Un gran inicio del álbum, sin duda. Con la dupla de ‘The Explanations Of The Red Queen’ y ‘Where Things Have No Name’ el ensamble sigue adelante explorando atmósferas y matices dentro del tortuoso dinamismo que funciona como su centro neurálgico. El primero de estos temas trabaja con un groove jazzero marcado por la batería mientras los demás instrumentos grácilmente logran elaborar y reforzar sus plurales confluencias. El momento del epílogo solemne es simplemente bello: nos recuerda en algo al paradigma de ARANIS. Por su parte, ‘Where Things Have No Name’ ostenta un modus operandi muy travieso en el que los pasajes de claridad melódica se alternan con silencios notables. Se trata de plasmar un aura de intriga e indeterminación en medio de una ingeniería musical sólida. ‘Ditto: Tweedledum Tweedledee’ se hace eco de la ágil y juguetona grandilocuencia lírica del tema precedente y le añade un dinamismo exótico inspirado en el folklore mediterráneo. Eso sí, lejos de tratarse de un ejercicio de fusión amable, el grupo le brinda un punche especial al asunto mientras se mantiene fiel a los ideales de exquisitez progresiva posmodernista del chamber-rock… y tal vez notamos también alguna influencia de los legendarios AREA. Tras este doble cénit del álbum llega el turno de ‘The White Queen’, una pieza que se sitúa en la dimensión más reflexiva de las cosas: el lirismo melancólico que atraviesa al cuerpo central de la pieza es manejado con la sobriedad debida.

null

‘Feather’ establece un juego de deconstrucciones que se despliega en una moderada tensión alimentada por la inteligente confluencia de las cuatro labores instrumentales en curso: los contrastes entre los momentos etéreos y los coloridos están manejados con regia pulcritud. Acto seguido, ‘Humpty Dumpty’ retoma la faceta más propiamente vitalista del ensamble creando un dinámico motif abiertamente inspirado en aires exóticos y focalizado sobre un complejo esquema rítmico. Este nuevo mediodía musical refuerza su luminosidad con el subsiguiente arribo de ‘The King’s Memorandum Book’, la pieza más coqueta del álbum. Basando su cuerpo central en un groove jovial, el esquema de trabajo pronto se desintegra en un caos, un caso efímero pero con suficiente determinación como para instaurar un clima de desconcertante inquietud; una vez reciclado el primer groove, la jovialidad vuelve a imponer su reinado de desfachatada extravagancia. Durando poco más de 6 ¼ minutos, ‘Plum Cake’ nos brinda el que tal vez es el momento de máxima fastuosidad dentro del mundo sonoro de ALENKY. No contando con recursos de vitalidad colorida semejantes a los de cualquiera de las dos piezas precedentes, sin embargo muestra su vigor y su rigor sin tapujos a través de su desarrollo temático que se inicia en territorio de UNIVERS ZERO y luego evoluciona hacia el modelo de COSA RARA, con infaltables alusiones al free-jazz. La batería se erige en figura protagónica dentro del bloque instrumental, lo cual resulta crucial a la hora de asentar la equilibrada robustez de la atmósfera nuclear de la pieza en cuestión. El genial paseo musical que nos ha llevado desde ‘Humpty Dumpty’ hasta ‘Plum Cake’ se erige como un nuevo ensalzamiento dentro del repertorio y por ello, la siguiente pieza, titulada ‘Pudding To Invent’, se hace cargo de retomar el sendero de lo extrovertido, pero esta vez con una prestancia distinguida, al modo de una despedida de un festival vespertino.

La tríada de las miniaturas ‘The History Of The Feast’, ‘Growing Shorter’ y ‘Kitten’ está diseñada para ostentar la lógica de la deconstrucción, primero con un talante dadaísta y después con una actitud más reservada y minimalista. El álbum llega a su cierre con ‘Who It Was That Dreamed It All’, tema que resuelve toda la grisácea incertidumbre precedente en un ejercicio de sobria opulencia bajo la doble guía de la zanfona y el cello. La narración que surge en la última instancia completa cabalmente la ceremoniosa aureola con la cual el disco concreta su idóneo broche. Tras repasar los detalles de este estupendo disco que es “Through The Looking Glass”, solo nos queda concluir la presente reseña designándolo como una de las apuestas de la avanzada española más grandiosas que se han hecho en el año pasado. La gente de ALENKY nos ha dejado con ganas de más, la verdad que sí.

Calificación: 8,5/10


- Muestras de 'Through The Looking-Glass':

Teaser

Through The Looking-Glass (part 1)

Through The Looking-Glass (part 2)


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com