Crítica del disco de Bubblemath - 'Edit Peptide' (2017)

Reseña del disco de Bubblemath - 'Edit Peptide' (26 mayo 2017, Cuneiform Records)

Bubblemath - Edit Peptide

“Edit Peptide” de Bubblemath es el segundo álbum de la banda estadounidense, quienes dejaron pasar 15 años para volver a publicar otro trabajo musical. El quinteto de Minnesota lo conforman Blake Albinson, Jay Burritt, Kai Esbensen, James Flagg y Jonathan G. Smith. Su primera placa fue “Such Fine Particles of the Universe”, que había sido un gran estreno para el grupo que, por motivos individuales de los integrantes y proyectos paralelos, no pudo continuar.

El álbum tiene un sonido muy distinto a lo que fue su trabajo anterior y tiene ideas originales, que le da una identidad definida al grupo norteamericano. A pesar de haber estado alejados por tanto tiempo, se escucha en el disco la química, coordinación y la confianza que hay en Bubblemath.

En el disco encontramos influencias de Genesis, King Crimson, Frank Zappa y Echolyn. Sin embargo, solo hay pinceladas de los músicos y bandas anteriormente nombrados, que aparecen pocas veces entre tanto “desorden” y “caos” que, al final, le terminan dando originalidad al nuevo trabajo del grupo norteamericano.

Edit Peptide abre con Routine Maintenance con un inicio ensordecedor, bastante agresivo y rápido, que puede marear a cualquiera. Este tema contiene crescendos interesantes, que aparecen de la nada y muestran toda la creatividad de la banda. Cabe destacar la flauta de Jonathan G. Smith que da paso a una sección más relajada y tranquila, donde se nos regala un descanso, para luego volver a sumergirnos en este caos sonoro bastante entretenido.

Podemos notar en el inicio Edit Peptide cómo el sonido fluye con gran facilidad en medio de los pasajes sonoros tan imaginativos y sólidos que salen de las cabezas de sus integrantes.

Continúa el álbum con Avoid That Eye Candy, en el cual escuchamos pasajes donde la banda muestra toda su destreza, en un tema que podría ser tomado como repetitivo, sin embargo, logra ser bastante pegadizo, y en él destacan los riffs de Blake Albinson y los teclados de Kai Esbensen.

En Perpetual Notion la banda juega y experimenta de manera brillante con los cambios de tiempo, los cuales aparecen a cada momento, dándole un sonido particular y único. Además, en esta canción se destaca la tremenda sección instrumental donde se lucen todos sus integrantes. Se les felicita por arriesgarse y a la vez arreglárselas para hacer un disco complejo, pero bien ejecutado.

Seguimos con A Void That I Can Depart To, donde encontramos pasajes vocales que destacan nuevamente, gracias al trabajo en los teclados de Kai Esbensen y la guitarra de Blake Albinson. Este tema cierra con varios cambios de ritmos inusitados y poco frecuentes. “A Void That I...” es lo mejor del disco: Salta, cae, rebota, da giros en el aire y pareciera llegar a otro lugar, sólo para darnos cuenta después de tanto movimiento que estamos en el mismo lugar, pero que el juego fue de lo mejor, nos mantuvo entretenidos y al final nos dejó satisfechos.
Ya en la segunda mitad del disco, nos encontramos con “Get A Lawn”, donde Jay Burritt sorprende con sus líneas de bajo y a su vez, Esbensen nuevamente impresiona, pero esta vez con sus sintetizadores, junto a toda la banda. Es increíble la fusión que se produce entre todos los instrumentos, dando muestra de una interpretación exuberante de jazz, Avant-garde, rock progresivo y metal.

Making Light of Traffic es vertiginosa, un viaje en montaña rusa donde se destacan los sonidos del xilófono y el banjo de Jonathan G. Smith. Este tema es la confirmación de que la música que se oye en más de una hora de disco es inclasificable, donde abunda lo ecléctico y el caos, pero que da un buen resultado. Gran parte de eso es la calidad técnica y rítmica que tienen los miembros de Bubblemath, quienes además participan con distintos instrumentos y sonidos que hacen a cada composición única.

Cerramos Edit Peptide con Destiny Repeats Itself y The Sensual Con donde Albinson vuelve a destacar con su guitarra y escuchamos claramente una fusión entre Gentle Giant y Dream Theater, mostrándonos con sus instrumentos la capacidad de tejer una sonoridad intrincada y maravillosa.

Después de esta espera tan larga, el disco no defrauda, al contrario, muestra una maduración y reafirmación de algunas ideas que ya se habían desarrollado en “Such Fine Particles Of The Universe”, el primer álbum del grupo. Este es un disco recomendable, pero para su mayor disfrute, como sugerencia, se debería escuchar su anterior trabajo.

- Muestras del disco 'Edit Peptide':


  • Página web oficial de Bubblemath:

www.bubblemath.com


Luis Sánchez Herrera
Luis Sánchez Herrera (@Luisanchez19t)

Temas relacionados: