Crítica del disco de Dewa Budjana - 'Hasta Karma' (2015)

El nuevo karma musical de Dewa Budjana

Crítica de Dewa Budjana - 'Hasta Karma' (2015)
(5 enero 2015, MoonJune Records)

Dewa Budjana - Hasta Karma

DEWA BUDJANA vuelve al ruedo en esta larga temporada de febril actividad y prolífica creatividad, siempre bajo el visionario auspicio de MoonJune Records. Lo que nos brinda ahora DEWA es “Hasta Karma”, un disco exquisito donde se rodea con colaboradores de lujo como son el contrabajista Ben Williams, el baterista Antonio Sánchez y el vibrafonista Joe Locke. Justamente cabe destacar especialmente la presencia de un vibráfono dentro del entramado sonoro integral de este álbum, pues dicho instrumento permite aumentar, resaltar y complementar ciertos fraseos de guitarra o ciertos grooves armados por la dupla rítmica con infinitas dosis de sensibilidad y lirismo. El asunto clave es que los integrantes del bloque instrumental sepa comportarse como una unidad sólida mientras la guitarraocupa un rol protagónico sabiamente cuidado… y efectivamente, esto es lo que se concreta cabalmente a lo largo del repertorio de “Hasta Karma”. DEWA saca buen provecho a las texturas de la guitarra sintetizada en varios temas del álbum, además de las habituales guitarras eléctrica y acústica. Sánchez y Williams, como colegas de PAT METHENY UNITY, se sienten a gusto habitando temporalmente el mundo musical del maestro indonesio. Este disco fue grabado durante unas sesiones de grabación que tuvieron en un solo día en el Sounds Studio de Union City (estado de New Jersey), en enero del año pasado… y ahora lo tenemos a la mano desde inicios del presente año 2015. Vayamos ahora a los detalles del repertorio, ¿vale?

“Hasta Karma” se inicia con ‘Saniskara’, un agradable viaje musical que se explaya hasta los 8 minutos de duración: su combinación de gracilidad y espiritualidad ensoñadora es elaborada sobre esquemas rítmicos que van desde compases inusuales a grooves relajados, esquemas que irradian una aureola de exquisita sofisticación. Luego de este despliegue de coloridos primaverales transitamos a la solemnidad otoñal de ‘Desember’, pieza que juega con sobrias armazones temáticas en clave atonal: comenzando con una actitud serena, su centro temático deja amplio margen para el lucimiento de filudos guitarreos de un DEWA que parece estar contemplando alguna suerte de tormenta interior, para luego finalizar con un regreso a la serenidad inicial, y de paso, motivar un estupendo solo de vibráfono. ‘Jayaprana’ porta una vitalidad fácil de advertir en su luminosidad, pero ésta es manejada con suma elegancia, al modo de un paisaje a las afueras de un contexto palaciego. El groove de la batería es simplemente fantástico, mientras que la guitarra y el vibráfono alternan solos desbordantes de ingenio y nervio. Lo que apreciamos aquí particularmente es un bien armado casamiento entre los modelos del WEATHER REPORT de la era Pastorius con el refinamiento melódico de PAT METHENY.

Para los últimos tres temas, Indra Lesmana se hace presente en el ensamble apoyando en el piano acústico, el eléctrico y la melódica. Durando 11 ¾ minutos, ‘Ruang Dialisis’ es el tema más largo del disco, y además, DEWA se inspiró en los tristes eventos de las sucesivas muertes de su padre y su abuela para componerlo. La espiritualidad melancólica es, naturalmente, el tenor esencial de esta pieza, y en esto se concentran los sutiles fraseos de la primera guitarra y las etéreas orquestaciones de la sintetizada. El entramado sonoro incluye también el sampleo de un cántico que hizo la abuela de DEWA cuando la muerte del padre era inminente. Cuando en un cierto momento, el ensamble se focaliza en un momento de caos antes del pasaje final, el tono elegíaco de la pieza se remodela con una intensidad tensa. ‘Just Kidung’ también tiene una duración generosa – 10 minutos – pero su ambiente es definitivamente más alegre que el del tema precedente. Lesmana aporta un solo de piano masivamente colorido a la vitalidad consistentemente sólida que desarrollan los cuatro músicos de siempre. El sexto y último tema se titula ‘Payogan Rain’: se trata de un ejercicio de espiritualidad nostálgica en base a la guitarra acústica, siendo así que la melódica y el vibráfono se conjugan hábilmente para llenar ciertos espacios sin llegar al innecesario recurso de la sobreabundancia. El ensamble se da buena mañana para hacer un retrato sónico de la lluvia del título.

En fin, todo esto fue “Hasta Karma”, un nuevo muestrario del tipo de vitalidad que DEWA BUDJANA viene brindando desde hace algunos años al escenario mundial del jazz-rock contemporáneo. Esperamos con impaciencia sus próximos trabajos fonográficos mientras nos detenemos a degustar y apreciar este disco como lo que es: una obra simple y llanamente estupenda.


Nota: -/10


- Escucha el disco 'Hasta Karma':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com