Crítica del disco de Not a Good Sign - 'From a Distance' (2015)

Hacia un nuevo pico del rock progresivo italiano contemporáneo

Crítica de Ciccada - 'The Finest Of Miracles' (2015)
(28 febrero 2015, AltrOck Records)

Not a Good Sign - From a Distance

Ahora se da la ocasión de presentar el nuevo disco del grupo italiano NOT A GOOD SIGN, titulado “From A Distance”. Actualmente el personal de NOT A GOOD SIGN lo conforman Paolo “Ske” Botta [teclados], Alessio Calandriello [canto principal], el nuevo integrante AlessandroCassani [bajo, contrabajo, coros], Martino Malacrida [batería] y Francesco Zago [guitarras eléctricas y acústica de 12 cuerdas]. Tras el buen impacto que causó su homónimo disco debut de junio del 2013 en la comunidad progresiva mundial, ahora vuelve otra vez de la mano del sello AltrOck Productions para brindarnos un trabajo más focalizado en el aspecto hard de su propuesta retro-progresiva. Esto refuerza su sólida afinidad con otras bandas compatriotas como LE PORTE NON APERTE, CHAMERA CHIARA y ASTROLABIO. Le ha tomado solamente tres meses – desde octubre hasta diciembre del 2014 – al grupo el completar el repertorio del nuevo disco, presto a ser publicado en febrero del presente año: repasemos a continuación sus detalles.

Durando poco más de 5 minutos, ‘Wait For Me’ abre el disco con un breve preludio marcado por una vitalidad punzante antes de pasar a un cuerpo central más sigiloso y ceremonioso. El canto Calandriello se hace notar con su aguerrido sentido de la pasión, manifestando una sensación de convincente emergencia emocional que también se mantiene en la segunda canción, ‘Going Down’, la cual se percibe como una extensión de las atmósferas emocionalmente recargadas de la primera canción. En ambos temas (así como en otros dos más) participa como invitado Jacopo Costa a las percusiones tonales, cumpliendo cabalmente con la misión de añadir interesantes texturas sonoras a ciertas partes específicas de los teclados. ‘Flying Over Cities’ nos muestra una mayor recurrencia en el aspecto de la dureza rockera en base a un medio tiempo que abre espacios para el empleo de algunos recursos relativamente etéreos en medio del desarrollo temático. Pero no nos dejemos engañar… estos recursos tienen como misión reactivar la polenta y proporcionar al momentum una variante interesante. ‘Not Now’ ofrece un paraje de espiritualidad reflexiva al modo de balada sinfónica, articulada como un híbrido de LA MASCHERA DI CERA y CAMEL: las líneas de oboe que dibuja la invitada Eleonora Grampa son bellísimas, idóneas anticipadoras de la actitud intimista predominante en la canción. ‘Aru Hi No Yoru Deshita’ no solo reitera la presencia del oboe sino que también da campo para la presencia de otro invitado, Gian Marco Trevisan, quien aporta la guitarra eléctrica, además del pianista Maurizio Fasoli (amigo e integrante de SKE y YUGEN): se trata de un instrumental marcado por un lirismo sutilmente acechado por un aura de brumoso misterio. Tras transitar por este pequeño pasadizo de brumas otoñales emerge la fiereza llamativa de ‘Pleasure Of Drowning’, una canción que encajaría muy bien dentro de las facetas más duras de un disco de KARMACANIC o de HAKEN: los coqueteos con el estándar del prog-metal son fácilmente detectables aquí, pero también podemos notar algún impacto del legado de MALIBRAN.

‘I Feel Like Snowing’ y ‘Open Window’, las dos siguientes canciones, superan cada una los 7 minutos de duración, con lo cual encarnan las ambiciones progresivas del grupo con particular meticulosidad. ‘I Feel Like Snowing’ empieza con un espíritu sigiloso e intimista, con una efectiva base de piano eléctrico y vibráfono sobre la que se asienta el resto de los instrumentos; en la sección intermedia, se torna intenso con un dramatismo bien delineado que se refleja principalmente en las estilizadas líneas de la guitarra solista y el canto de Calandriello, llegando a un clímax de la mano de las capas de sintetizador. La coda recupera el primer motivo con una dosis un poco mayor de energía expresiva. Por su parte, ‘Open Window’ (donde vuelve a hacer presencia el pianista invitado Fasoli) es un viaje instrumental donde los pasajes aguerridos y los atmosféricos se alternan en una ilación muy cuidada, siendo así que el grupo parece estar sustentando un cierre extendido de la canción precedente mientras explora las expresiones de vigor rockero que habían inundado las tres primeras canciones del álbum con tremenda convicción. Nos vamos acercando al fin del disco cuando emerge la canción ‘The Diary I Never Wrote’, la cual exhibe una espiritualidad ceremoniosa dentro de un arreglo cercano al de la balada progresiva, ostentando un punche rotundo y electrizante. ‘Farewell’ es el idóneo título de la breve pieza que cierra el disco: este epílogo de piano y oboe refleja un clima de ensueño mientras en el trasfondo late un lejano ruido de ventisca que solo se apaga con lo que parece ser el sonido de un percutor.

Solo nos queda felicitar a la gente de NOT A GOOD SIGN por haber tenido el empuje y la inspiración para gestar un disco tan intenso como “From A Distance”, así como felicitarnos a nosotros mismos por tener a nuestro alcance el disfrute del rock sinfónico de nueva generación con esta obra fonográfica de tan buena factura. La propuesta de NOT A GOOD SIGN alcanza un nuevo pico en su vía ascendente hacia la gloria del rock progresivo italiano contemporáneo.


Nota: -/10


- Escucha el disco 'From a Distance':


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com