Crítica del disco de Van der Graaf Generator - 'Merlin Atmos' (2015)

Magia perpetua, sortilegios renovados

Van der Graaf Generator - 'Merlin Atmos'
(2 febrero 2015, Esoteric Antenna, grabado en vivo en junio de 2013)

Van der Graaf Generator - Merlin Atmos

La gente de VAN DER GRAAF GENERATOR -es decir, el triunvirato de Peter Hammill [voz, piano y guitarras], Hugh Banton [órgano y pedales bajos] y Guy Evans [batería y percusión] que opera desde fines del año 2007- se hace presente en la oferta progresiva del año 2015 con el disco en vivo titulado “Merlin Atmos”. Este ítem tiene una edición de un solo CD y otra de doble CD (más recomendable, por supuesto), además de una edición muy limitada de un solo vinilo que incluye las dos composiciones más largas del repertorio escogido. Con tres discos de estudio en su haber, este esquematismo triádico de VAN DER GRAAF GENERATOR ha sabido preservar la magia de su brillante pasado y motivar un nuevo impulso renovador para su paradigma rockero, tan propio, tan inconfundible… ¡y tan incombustible! El catálogo de gemas sónicas que recoge “Merlin Atmos” proviene de una gira europea que el grupo perpetró a lo largo de toda la segunda quincena de junio del 2013 y la primera semana del mes siguiente: un concierto en Praga, cinco en otras tantas ciudades alemanas, uno en Amsterdam, cuatro fechas británicas y las tres últimas en sendos escenarios italianos. Al menos tres de las canciones registradas para la edición del CD doble provienen de estas últimas fuentes pues escuchamos la palabra ‘Grazie!’ de labios de Hammill tres veces. El sello Esoteric Antenna, que es una sucursal de Cherry Red Records, se ha encargado de producir el lanzamiento de este disco mientras el buen Guy Evans se ha hecho cargo de fungir como portavoz del grupo a la hora de escribir los comentarios en los créditos. Es innegable que los rigores del tiempo y las circunstancias de una larga actividad de casi 40 años han hecho cierta mella en la potencia y alcance vocales de Hammill, pero su solvencia y apasionado carisma siguen intactos; sobre todo, el grupo sigue funcionando a mil a pesar de contar con esta alineación mínima y de experimentar el inevitable paso del tiempo. Bueno, vayamos ahora a los detalles del catálogo en vivo que se ha recogido para esta ocasión.

‘Flight’, la suite que ocupaba todo el lado B del álbum solista de Hammill “A Black Box” se encarga de abrir el repertorio seleccionado para “Merlin Atmos”. Se trata de toda una novedad en la vida Banton tocar esta pieza tan monumental y aportar sus propios arreglos de órgano y pedales a su desarrollo; no es una novedad para Evans, pues él formó parte de THE K GROUP (banda de apoyo de Hammill a inicios de los 80s) y esta magna composición era parte del repertorio de sus dos giras; de hecho, ocupa el cuarto y último lado del disco en vivo “The Margin”. El otro tour-de-force de este volumen es ‘A Plague Of Lighthouse Keepers’, un referente único y decisivo de la magnificencia de la esencia musical de VAN DER GRAAF GENERATOR cuando da rienda suelta a su dimensión más pomposa con toda la liberalidad del mundo. Si en ‘Flight’ se da la circunstancia de que el trío no cuenta con un bajista tan poderoso como Nic Potter ni un guitarrista de tan electrizante personalidad como Mozart, entonces Banton asume con buen pulso y pulcro criterio estético los arreglos de su instrumento para generar una nueva vitalidad a la instrumentación global. Si en ‘A Plague Of Lighthouse Keepers’ se tiene el habitual hándicap de no contar con las labores del vientista David Jackson, el trío se da perfecta maña para reactivar la energía del cuarteto clásico con la nueva ingeniería que elabora como trío. La edición en vinilo que mencionamos en el primer párrafo de la presente reseña incluye a ‘Flight’ en un lado y a ‘A Plague Of Lighthouse Keepers’ en el otro. En medio de estas dos catedrales emblemáticas de la vanguardia progresiva de inicios de los 70s y de inicios de los 80s se sitúan tres casas de una urbanización más moderna dentro de la leyenda viviente de VDGG: ‘Lifetime’, ‘All That Before’ y ‘Bunsho’. El espíritu de ‘Lifetime’ es intimista pero envuelto bajo un tenue manto de vibraciones distantes, mientras que el de ‘All That Before’ es abiertamente extrovertido, conveniente para un desarrollo temático ostentoso. ‘Bunsho’ es una típica manifestación de racionalismo apasionado al más puro estilo Hammilliano. Dos canciones del “Trisector” y una del “A Grounding In Numbers”, muestras de la obra más reciente del grupo cuando se reconstruía a paso firme y con inflexible aplomo para hacer de su nuevo formato de trío un recurso estético legítimo. ‘Gog’ cierra este repertorio al modo de implacable prodigio de combinación de explosividad emocional y racionalidad arquitectónica: este canto oscurantista de temática apocalíptica es manejado por el trío con pulso de hierro y vitalidad feroz, logrando así mostrar al auditorio un clímax rotundo.

El volumen bonus, que recibe justamente el título autónomo de “Bonus Atmos”, comienza con la serie de tres canciones de la etapa 2008-2011: ‘Interference Patterns’, ‘Over The Hill’ y ‘Your Time Starts Now’, otra vez dos canciones del “Trisector” y una del “A Grounding In Numbers”. Si ‘Interference Patterns’ está a cargo de instaurar un dinamismo elegante y sobrio, ‘Over The Hill’ tiene la misión de explorar la faceta fastuosa de la banda con esa mezcla de ceremoniosidad, neurosis e intelectualismo que le caracteriza en las grandes ocasiones; en el caso de esta última pieza, la forma tan heroica con la que Banton llena espacios y la inteligencia logística con que Evans articula los cimientos para los aventureros desarrollos temáticos de los motivos centrales de esta mini-suite gestan un clímax especial dentro del concierto íntegro. Con ‘Your Time Starts Now’, el grupo se focaliza en su aura intimista e introspectiva a la hora de desarrollar el sencillo motif melódico de base. La intensidad de los viejos tiempos ha de llegar sobre las alas de un emblema de aquellos viejos tiempos: ‘Scorched Earth’, tal vez la joya máxima del “Godbluff” (1975), que se inicia engarzándose con la nota final de ‘Your Time Starts Now’’. Prácticamente infaltable en las giras que ha hecho VAN DER GRAAF GENERATOR desde los tiempos del “Present”, este excelso retrato de las contradicciones autodestructivas del ego que, por mucho que pretende expandirse a través del mundo, no supera su esencial solipsismo y debe pagar un alto precio por ello, sirve como idóneo pretexto para que la banda demuestra fehacientemente que el envejecimiento inexorable de sus integrantes individuales no ha causado mella alguna en su fuerza corporativa. “In his wake he leaves scorched earth and work in vain. / Smoke drifts up behind him - he is free again. / Free to run before the onslaught of a deadly foe, / leaving nothing fit for pillage, hardly leaving home. / And it's far too late to turn, unless it's to stone.” “He will not be hostage, he will not be slave. / No snare of past can trap him, though the future may. / Still he runs and burns behind him in advanced retreat. / Still his life remains unfettered; he denies defeat.” – estas líneas resuenan en nuestros oídos como la primera vez, y la segunda, y la tercera…

El repaso de algunas reliquias 70eras sigue hasta el final, y con lo que nos topamos acto seguido es con la suite del “World Record” ‘Meurglys III (The Songwriter’s Guild)’: toda una sorpresa, pues el grupo no la ha tocado muchas veces en concierto, pero aquí lo tenemos a nuestra disposición. Este himno al solipsismo exigente exigido del autor de canciones y el hermanamiento del músico con su instrumento nos agita con su conmovedora acidez. Las dos últimas piezas de este segundo volumen son ‘Man-Erg’ y ‘Childlike Faith In Childhood’s End’, otras infaltables enormes de los conciertos del grupo, clásicos inapelables que deleitan siempre y nunca aburren. Como el trío ya lleva varios años trabajando sus ideas nuevas y replanteando sus viejos patrones sónicos con su actual formato, pues no nos debe extrañar que la congregación de Hammill, Banton y Evans sepa dar rienda suelta a una energía refrescada a partir de los aportes individuales sobre los que se enraíza aquélla. Ya teníamos una prueba fehaciente e inapelable de ello en el DVD “Live in Concert at Metropolis Studios”, tomado de un concierto especial que se realizó ad portas de la publicación del disco “A Grounding In Numbers”; en cierto sentido, “Merlin Atmos” es una extensión natural de ese otro documento, aunque es patente que para esta ocasión, el grupo planeaba un esquema sonoro más grandilocuente. En el caso de ‘Meurglys III (The Songwriter’s Guild)’, el trío reconstruye los arreglos originales de aquel lejano año 1976 con inteligente fidelidad, siendo así que Banton exhibe (por enésima vez) su creatividad para las atmósferas poderosas y la elaboración de ornamentaciones góticas en medio de un modus operandique hace de la densidad su bandera y su grito de batalla. Pero, claro está, es en ‘Man-Erg’ y ‘Childlike Faith In Childhood’s End’ donde esa densidad se despliega en toda su magnificencia. Ocupando juntas un espacio de más de 24 minutos, ambas piezas sirven para que la banda nos lleve por los recovecos del existencialismo en su expresión más tanática (“But stalking in my cloisters hang the acolytes of gloom / and Death's Head throws his cloak into the corner of my room / and I am doomed.”) y, acto seguido, nos revele la misteriosa y arrolladora esperanza de una vida más allá de la vida humana (“And though dark is the highway and the peak's distance breaks my heart, / for I never shall see it, still I play my part, / believing that what waits for us / is the cosmos compared to the dust of the past... / In the death of mere Human life shall start!”): es el clímax conclusivo perfecto, nada más hay que decir después de esto… solo aplaudir a rabiar.

Todo esto fue “Merlin Atmos”, un testimonio de robusta vigencia – y tal vez también de terca inmortalidad – para el paradigma progresivo de VAN DER GRAAF GENERATOR, una banda que a través de sus diversas etapas de actividad y separaciones y en medio de sus variadas alineaciones se ha situado en una posición muy beneficiosa para garantizarse una gloria musical de largo aliento. Si el tiempo de Hammill, Banton y Evans no ha comenzado ahora, lo que sí es cierto es que su peculiar intemporalidad se mantiene incólume y vital: de hecho, es justo recalcar cómo la peculiar magia de VAN DER GRAAF GENERATOR se perpetúa con convincente vigor a través de su todavía vigente legado musical por vía de estos renovados sortilegios plasmados en la gira europea del 2013. ¡”Merlin Atmos” se erige como uno de los ítems en vivo más notables del año!


Nota: -/10


- Escucha el disco 'Merlin Atmos':

A Plague Of Lighthouse Keepers:

Meurglys (The Songwriter’s Guild):


firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com