Crítica del disco de Deep Limbic System - 'The Embryo' (2016)

Evolucionando más allá de lo embrionario para ascender hasta las estrellas

Deep Limbic System - 'The Embryo'
(6 febrero 2016, Azafrán Media)

Deep Limbic System - The Embryo

Hoy se da el momento de presentar a la joven y talentosa banda progresiva mexicana DEEP LIMBIC SYSTEM, formado a fines del 2012 y asentado en Ciudad Juárez. El grupo, cuya meta es la de sustentar un enfoque ecléctico más allá de etiquetas determinadas, está conformado por Sergio Sunga [voz y guitarras], Efraín Fraire [guitarras], Carlos Bárcenas [teclados], Ángel Daniel [bajo] y Pepe Armengol [batería y percusión]. El eclecticismo al cual se proyecta el personal de DEEP LIMBIC SYSTEM se traduce en una continua inquietud por fusionar elementos de la psicodelia contemporánea, el art-rock pesado inspirado en los paradigmas de PORCUPINE TREE y ANATHEMA, más algunos matices heredados de la tradición progresivo-sinfónica, todo ello dentro de un entramado sonoro también permeable a las formas más ambiciosas del pop-rock de vanguardia (RADIOHEAD, MUSE). Para la grabación de este álbum que tenemsos en nuestras manos, el quinteto contó además con las importantes actuaciones ocasionales del saxofonista Beto Valtierra. Casi todos los temas del repertorio fueron grabados en abril del año 2014, pero los dos últimos se registraron en mayo del año siguiente: el hecho es que esta edición completada en el presente año 2016 es realmente una expansión del EP homónimo que el grupo publicó hace un par de años, pero ahora se le ha añadido los dos temas que conformaban un single publicado virtualmente en julio del año pasado. “The Embryo (Extended Version)” es el título completo de este ítem ampliado, el cual es difundido por el sello Azafrán Media. Todo el material contiene letras en idioma inglés, y pasamos ahora a revisar sus detalles.

‘Amniotic’ es un prólogo de poco menos de dos minutos de duración que se centra en los efluvios de saxo que se explayan sobre etéreas capas de sintetizador para elaborar una musicalidad embrujadora, siendo así que su misión central es la de preparar el terreno para la inminente emergencia de ‘Dysania’. He aquí la primera pieza con identidad plenamente definida y autónoma del álbum, la cual se caracteriza por ostentar un dramatismo razonablemente denso. La consistencia de dicho dramatismo expresivo es un recurso muy útil a la hora de emparejar el flujo de los diversos motivos que se van sucediendo. ‘Orison’ se extiende hasta cerca de los 9 ½ minutos de duración, lo cual la convierte en la pieza más extensa del disco. Comenzando con una actitud un poco menos filuda que la canción precedente, el grupo se apresta a instaurar una ambientación épica. Con una revitalización modernizada de los paradigmas del GENESIS de fines de los 70s y el PORCUPINE TREE de inicios del nuevo milenio, el grupo se da buena maña para explotar a fondo el sombrío atractivo de las ideas melódicas en curso. El epílogo instrumental destila un imponente esplendor sinfónico, aterrizando finalmente en una flotante miniatura de piano. ‘Owls’ elabora un espíritu introspectivo y relajado donde la sobria amalgama de las guitarras y el refinado groove de talante latino se integran dentro de un retrato sonoro que irradia una cálida languidez. Es una pena que esta canción no dure más de 3 ¼ minutos porque en realidad nos parece muy atractiva, pero lo cierto es que acto seguido llega el turno de ‘Farewell’ para proseguir con esta estrategia de testimonios introspectivos y darles un matiz mayor de vigor rockero. Enlazándose equitativamente con los modelos de RADIOHEAD y THE PINEAPPLE THIEF, el quinteto crea una balada elocuente, que no efusiva.

Los últimos 15 ½ minutos del álbum están ocupados por la secuencia de ‘A Ceiling Of Stars’ y ‘Alicia’s Ghost’. Lo que aporta principalmente ‘A Ceiling Of Stars’ es una eficaz recapitulación del existencialismo épico que ya se había mostrado liberalmente en ‘Orison’, aunque esta vez el asunto no iguala las dosis de esplendor musical que se habían concretado en el mencionado antecedente. Nada de esto implica que haya un bajón en ‘A Ceiling Of Stars’, pues su combinación de prístinos desarrollos melódicos y estilizada emotividad honra plenamente el ideal histórico del rock progresivo a la par que se conecta con varias de las iniciativas más celebradas del rock artístico contemporáneo. Retazos del PINK FLOYD de mediados de los 70s, la faceta contemplativa de ANATHEMA y la exaltación existencialista de THE PINEAPPLE THIEF se fusionan en una atractiva estrategia sonora. Por su parte, ‘Alicia’s Ghost’ se nos muestra como la más imperiosa de las baladas del álbum. Enfatizando el dinamismo introspectivo de RADIOHEAD (2003-7) a través de obedientes ojos Floydianos, la banda logra enseñorearse del sencillo motif básico y revestirlo de una aureola de poética distinción. De este modo termina el repertorio de “The Embryo”… o “The Embryo (Extended Version)”, como se prefiera llamarlo. La cuestión de fondo es que la gente de DEEP LIMBIC SYSTEM nos ha brindado una propuesta musical placentera e intensa que, a través de sus influencias, gesta una voz sólidamente propia dentro de la vanguardia rockera hispanoamericana. ¡A prestarles atención!


- Muestras de 'The Embryo':


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com