Crítica del disco de Jardín de la Croix - 'Circadia' (2016) y retrospectiva del grupo

Jardín de la Croix 2016

Con el recientemente estrenado 'Circadia', los madrileños Jardín de la Croix han dado una vuelta de tuerca más a sus laberínticas composiciones. Por primera vez en su discografía añaden los teclados de manera notable como instrumento, y lo hacen de manera sublime y como parte principal de la estructura de los temas.

Englobados principalmente dentro del género del Math Rock, este cuarteto también ha experimentado con el Rock Progresivo y con el Post Rock sobre todo dentro de este Circadia, su cuarto y último trabajo.

No es fácil encontrar bandas que te hagan una propuesta tan adictiva dentro de este género, máxime siendo todos sus temas instrumentales, por lo que aún tiene más mérito que te sepan reclutar desde los primeros acordes.

Jardín de la Croix surgieron en el año 2007. Ander Carballo (guitarra/teclados) e Israel Arias (batería) se conocían desde la infancia. Posteriormente reclutarían a otro guitarrista, Pablo Rodríguez, y a las 4 cuerdas a Hugo Casqueiro para convertirse en cuarteto.

En 2008 publicarían su primer trabajo titulado 'Pomeroy', disco autoproducido donde el rock progresivo de los 70/80 tiene mucho protagonismo en sus composiciones. No es raro oír guiños a los canadienses RUSH en temas como 'Polyhedrom' o 'Jesse Harding', o que algún pasaje nos recuerden a los británicos YES.

Pomeroy consta de 7 temas y es su primer álbum conceptual (en realidad todos ellos lo son pues giran entorno a una temática en particular) . El guión elegido en que se basaron para su ópera prima trata sobre:

Jesse Harding Pomeroy, que fue un niño que desde muy temprana edad se dedicaba a secuestrar a compañeros del colegio, torturarlos y masturbarse mientras lo hacia. Su siguiente paso fue cometer innumerables asesinatos hasta que él mismo se entregó a la policía argumentando que el diablo estaba en su interior y que no lo podía controlar. Pasó el resto de su vida en la cárcel y fue un caso de estudio para muchos psicólogos y criminólogos del siglo XIX.

Cabe destacar que este álbum debut tuvo que ser reeditado después de haber vendido las primeras y únicas 1.000 copias físicas fabricadas a tal efecto, así que ya se dejaba entrever que si había continuidad en la banda, estos chavales podían llegar a hacerse un hueco dentro del panorama no solo a nivel nacional si no también más allá de nuestro territorio.

Ya metidos en 2011 publican su segunda obra bautizada como 'Ocean Cosmonaut', CD que a fecha de hoy me sigue enganchando desde el primer track. En este trabajo las composiciones se alejan del disco anterior dando paso a un mayor uso del tapping, en el que tanto Ander como Pablo se "doblan" haciendo que las notas se multipliquen de manera exponencial, o cuando mientras una guitarra interpreta arpegios en armonía, la otra produce riffs distorsionados. Todo ello siempre apoyado y dirigido por una base rítmica compleja con numerosos cambios de ritmo y contratiempos inimaginables. En en este disco donde más los englobo dentro del género Math Rock.

Este estilo de componer queda bien patente en temas como 'Island of Atlas' o 'Blacksnout Seasnail'.

Pues bien, volviendo a su segundo trabajo decir que es un disco extenso de 8 temas donde cuentan con la incorporación de un nuevo bajista, ya que Carlos Schonert entra en lugar de Hugo Casqueiro.

'Ocean Cosmonaut' está inspirado en el concepto de:

El antagonismo entre la búsqueda espacial y lo más profundo del mar. Un viaje por las profundidades marinas más extremas donde todo está por descubrir. -Está más explorado el espacio que las profundidades más oscuras de la fosa de las marianas-, de donde por cada inmersión que se hace, descubren nuevas especies y secretos del universo. Un mundo dentro del nuestro todavía por descubrir.

Con estos dos trabajos tienen material suficiente para girar no solo por Madrid si no por el resto de España, siendo además invitados en varios festivales y teloneando a grupos internacionales de renombre como Maybeshewill, Alcest o Caspian, incluso a los mismísimos y aclamados Toundra, producto también made in Spain.

A estas alturas Jardín de la Croix cuenta con un número fiel de seguidores que llena las salas donde tocan. Pero no contentos con mostrar su talento en directo, se embarcan dos años después en su tercer y más ambicioso proyecto hasta la fecha.

'187 Steps To Cross The Universe' (2013) si bien es un E.P. de sólo 4 temas, cuenta con una densidad contundente, de manera que cada uno de los cuatro tracks es capaz de condensar de forma sublime todo el talento que tienen, no ya solo a nivel compositivo, si no a nivel individual.

Todos los cortes son de un nivel excelso, no hay valles porque son incapaces de bajarse de la cumbre.
Cierto es que ayuda y mucho la notable producción que tiene este trabajo, no hay que olvidar que no es fácil conseguir una buena gama dinámica que te permita oír cada uno de los dibujos que nos proponen, ya que hay tanta información en sus estructuras que es fácil perderse algunas líneas de bajo por una distorsión de guitarra o elegantes armonías de tapping si no se ha sabido mezclar y masterizar como debiera. En este caso tiraron la casa por la ventana y partieron a Suecia para que Jens Brogen (ingeniero de Haken, Opeth o Between The Buried And Me entre otros) diera su toque final.

Para mi gusto y el de muchos críticos, el disco es sobresaliente y si tengo que destacar algún tema en particular lo hago por su segunda propuesta 'Topsy's Revenge', seguido muy de cerca por 'Talking With Planets', donde por primera vez usan orquestación y leves notas de piano al comienzo del tema.
Mención aparte tiene el espectacular Art Work de Alonso Urbanos, donde podemos adivinar con esas dos torres en que se basa esta auténtica joya.

187 Steps... está inspirado en el genial inventor Nikola Tesla el cual con sus inventos revolucionó el mundo moderno tal cual lo conocemos hoy en día. Fue ninguneado y relegado al olvido por su afán de hacer un mundo mejor para la humanidad, mas limpio y con energía gratis para todos. Algo que los lobbies de la energía no podían permitir.

Como era de esperar, este tercer trabajo ha sido el que les ha dado el empujón definitivo para fichar por una productora con mayor músculo como es Aloud Music, teniendo que dejar a Noma Records después de tanto tiempo.
Para ayudarse más aún en la difusión del álbum, hicieron un videoclip del tema 'Colorado Springs' que además entró a formar parte de un concurso. Aquí puedes verlo.

Pero no solo queda aquí el nivel que han alcanzado, ya que hasta la prestigiosa marca alemana de instrumentos de percusión SONOR ha fichado a Israel para que éste pueda renovar su set.

Set que ha podido estrenar en estudio con el recién editado cuarto trabajo acuñado como Circadia, el cual contiene 6 temas y donde como comentaba al comienzo de la entrada, los teclados dan un toque distinto a lo anteriormente publicado, añadiendo además que Carlos Schonert tiene que dejar la banda para dar paso a Nacho Hernández quien tiene un estilo diferente a la hora de tocar el bajo.

En este proyecto noto que el desarrollo de los temas es más clásico, con mayores cadencias que hacen que aunque siga habiendo muchas capas que descubrir, el acceso a ellas sea más liviano y con más pausas, dándose un mayor espacio entre ellos, aunque te obligue como siempre a dedicar todos tus sentidos si realmente quieres descifrar el mensaje que nos proponen.

Jardín de la Croix - Circadia

Circadia

Buena muestra de ello es el cuarto tema llamado 'Green Architect', donde de manera muy sutil van superponiendo notas para ir formando melodías con unas líneas de bajo de Nacho -quien toca con púa- y una percusión exquisita de Israel, hasta que Pablo rompe la hegemonía para dar rienda suelta a un riff demoledor, no sin que Ander a los teclados responda entrando en el ecuador del tema para ponerse como eje principal y verdadero arquitecto de la composición. Es aquí donde se muestra la madurez de Jardín de la Croix, cuando dejan un interludio para un solo de piano o batería con el resto en espera para luego entrar y seguir con el desarrollo inicial. Es un exponente de que han sabido llegar al equilibrio entre todo su potencial como músicos y como compositores.

Otra muestra más de que han sabido arriesgar sobremanera es en el último corte llamado 'Flowers and Carrion', donde arrancan con unos dibujos de teclado en solitario apoyándose luego del estilo dubstep como base rítmica, para un minuto después enlazar muy brillantemente con la percusión convencional de Israel, quien sabe sacarle todo el partido a su batería. Para mí, el broche final del disco que te sigue dejando con un bouquet que pide más y más.

No creo equivocarme si digo que estos cuatro musicazos aún no han tocado techo, así que crucemos los dedos porque sigan unidos y nos continúen deleitando con sus increíbles composiciones.

En este trabajo la producción es mejor aún y en ella participan tanto Aloud Music como Lars Gravacions. Es más, si eres un fan de los discos puedes adquirirlo en Vinilo de 180 grs.

Para esta obra la trama elegida trata sobre:
Crear un universo regido por los ritmos circadianos, donde mandan 6 animales increíbles que son capaces de controlar el tiempo a su antojo. Son los auténticos amos del tiempo. La cigarra, la medusa inmortal, el cangrejo soldado, el tejo, el caribú y la flor cadáver, son el ejemplo de ello.

Por lo pronto estamos de enhorabuena ya que el próximo 21 de Enero presentarán Circadia en la sala Caracol de Madrid, así que yo ya me lo apunto en mi agenda, a tiempo estás tú de hacer lo mismo, en la tuya.


Autor: Antonio Pascual

- Mucho más en su blog 'Obras Imprescindibles Del Rock Sinfónico/Progresivo'>>