Crítica del disco de Trettioåriga Kriget - 'Till Horisonten' (2021)

Hacia un nuevo horizonte bajo la guía de estos ilustres veteranos

Trettioåriga Kriget - 'Till Horisonten'
(26 de marzo de 2021, Mellotronen)

Trettioåriga Kriget - 'Till Horisonten

Hoy estamos de plácemes porque los ilustres veteranos del rock progresivo sueco de TRETTIOÅRIGA KRIGET vuelven al ruedo con un nuevo álbum titulado “Till Horisonten”, el mismo que fue publicado de forma independiente el pasado 25 de marzo. Se trata del álbum de estudio #10 de su catálogo. Sucediendo al muy buen álbum “Seaside Air” por cinco años, el quinteto conformado por Robert Zima [primera voz], Stefan Fredin [bajo, guitarra rítmica, coros y primera voz ocasional], Dag Lundquist [batería, violín y coros], Christer Åkerberg [guitarras eléctricas y acústicas] y Mats Lindberg [teclados] nos brinda ahora una obra musical más exuberante y con una elaboración más rica en atmósferas para los arreglos que definen los núcleos melódicos de cada pieza. Realmente este grupo sabe conservar sus energías creativas desde su resurrección (¡Cómo olvidar el impacto de sus discos de inicio del milenio “Elden Av År” e “I Början Och Slutet”!), y definitivamente, “Till Horisonten” es una prueba fehaciente de ello. En el repertorio de este nuevo disco, casi todas las piezas se van sucediendo en un continuum. El material contenido aquí fue grabado en los H.O.M.E. Studios, situados en Saltsjöbaden, a las afueras de Estocolmo, entre noviembre de 2019 y marzo de 2020. El proceso de mezcla estuvo a cargo del baterista Dag Lundquist, mientras que la masterización corrió luego a cargo de Peter In de Betou en Tailor Maid Productions, Estocolmo, en el mes de noviembre, ya cuando las condiciones mundiales de convivencia social habían cambiado drásticamente. Siendo el quinto disco de estudio de estas leyendas vivientes del rock progresivo sueco de su etapa del nuevo milenio, podemos decir que es una muy buena señal que este colectivo sepa mantener vivas su esencia estética y su empuje creativo. Sin ser propiamente un álbum conceptual en el más estricto sentido de la expresión, su línea temática general se centra en reflexiones y memorias de la historia del grupo y de las vidas de sus integrantes individuales. Bueno, veamos ahora los detalles estrictamente musicales del repertorio de “Till Horisonten”.

La breve ‘Intro’, con sus efectos graves de sintetizador a través de un ambiente de metro subterráneo, abre el camino para la emergencia de ‘In Memoriam’, una canción amable que está patentemente rebosante de un lirismo grácil y atractivo. Al comienzo, los guitarreos arman sólidamente el groove de base mientras la dupla rítmica añade una efectiva dosis de vigor al relativamente sencillo swing de base. Una vez que el fragor rockero baja un poco su fragor, el canto entra a tallar para abrir camino a unas vibraciones más reflexivas. El terreno está preparado para gestionar variantes dentro del desarrollo temático sin romper con la placidez melódica dominante. ‘Tidigt’ sigue a continuación para establecer un aura un poco más distante, lo cual sirve para ahondar en la faceta reflexiva ya presente en la pieza precedente. Las parcas pulsaciones del bajo, las espartanas armonías de guitarra y las sobrias capas de sintetizador marcan un ambiente expectante inicial que, en la segunda mitad de la canción, deja paso a un motif en medio tiempo. La inclusión de un breve interludio con un bonito solo de guitarra ayuda a brindar una sana variedad sónica a la canción. ‘Staden’ exhibe un dinamismo rockero desde el punto de arranque, además de una refrescante sofisticación en el armazón del compás. Los momentos en que los riffs se tornan más fieros y también aquellos donde el mellotrón hace sentir su presencia señorial aportan una vivacidad muy musculosa al asunto, la cual se acentúa crucialmente en el climático final bajo la guía de la guitarra. He aquí un primer momento culminante del álbum, un híbrido de URIAH HEEP y YES bajo el signo de TRETTIOÅRIGA KRIGET. ‘Till En Vän’ es una balada otoñal en cuyo esquema melódico predomina un ambiente delicadamente sobrio, siendo así que se ornamente adecuadamente con un fastuoso interludio en típica clave prog-sinfónica. Exquisitez contemplativa en estado químicamente puro. ‘En Gång’ y ‘Brevet’ son dos canciones breves; juntas, ocupan un espacio de 4 ¼ minutos. La primera es una balada folk-rockera cuya instrumentación se basa en una armonización de guitarras acústica y eléctrica, mientras que la segunda se centra en una exhibición de fulgor melódico progresivo con una adecuada cuota de punche rockero. Tal vez merecía ser un poco más larga.

‘Vägen Till Horisonten’ es la pieza maratónica del álbum con sus poco menos de 14 minutos de duración. Gestando y organizando un bien focalizado derroche de energía a través de las sofisticadas ilaciones entre los diferentes motifs y esquemas rítmicos que se van sucediendo, el grupo elabora un sólido ejercicio de majestuosidad progresiva. Hay un equilibrado protagonismo compartido entre los momentos explícitamente aguerridos y otros más sutiles. Durante la mayor parte del tiempo, no son muy dramáticas las transiciones de unas secciones a otras, pero es notable como la batería hace sentir su ecléctico vigor dentro del entramado sonoro general: esto resulta particularmente crucial para el clímax dual, que comienza con una languidez grácilmente pomposa donde convergen lo Genesiano y lo Floydiano, y concluye con una vivacidad explosiva cuyo fulgor sonoro se siente convincentemente filudo. A lo largo de este extenso tema, las partes vocales se limitan a breves arreglos corales situados en lugares estratégicos. Sin duda, tenemos aquí el cénit definitivo y fundamental del álbum. La pieza homónima es la que justamente cierra el álbum, y tampoco tiene desperdicio alguno: se trata de una balada signada por un clima sereno centrado en una cristalina calidez melódica, algo que nos remite a un híbrido entre PROCOL HARUM y los GENESIS de la etapa 70-72. ‘Till Horisonten’ concluye las cosas con una disposición reflexiva desde la que el grupo impulsa un efectivo contrapunto a la fastuosidad patente y enérgica de la pieza precedente. Una bella canción que refuerza la intencionalidad contemplativa que atravesó a este bello álbum. Como balance general, tenemos que la gente de TRETTIOÅRIGA KRIGET se ha lucido sólida y solventemente con la gestación de “Till Horisonten”, dando amplias muestras de su buen oficio, producto tanto de su veteranía como de la iluminación de sus musas particulares. Nos queda claro que estos señores siguen asentando un lugar de genuina vigencia dentro del actual escenario del rock progresivo: este disco logra reforzar convincentemente su horizonte particular dentro del mismo, y por lo tanto, lo declaramos como totalmente recomendable para una buena colección progresiva.


- Muestras de 'Till Horisonten':

Staden:

Til En Vän:

Vägen Till Horisonten:


cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

autopoietican.blogspot.com