Crónica del concierto de Dream Theater en Viena (18-02-12)

Crónica del concierto de Dream Theater en Viena (18-02-12)

Sinceramente llegué a pensar que no íbamos a poder estar allí, un casi Dramático Giro en los Acontecimientos presagiaba lo peor; llevaba nevando sin parar una semana entera, unos días antes pillé un resfriado de muerte que me hizo pasar la víspera del evento tomando antibióticos, las noticias en la tele decían que muchas carreteras de la República Checa estaban cortadas por tener acumulados mas de tres metros de espesa nieve, y para rematar la faena cuando ya llevábamos unos kilómetros de camino tuvimos que volver a casa porque el GPS no tenía los mapas correctos. Vamos, todo un Caos Sistemático. Sin embargo una vez emprendido el viaje de casi 400 kms que nos llevaría a la Metropolis austríaca no habían Nubes Negras y Recubrimientos de Plata como me imaginaba.

Llegamos con suficiente tiempo para echarnos una pequeña siesta y coger el metro hasta la sala Gasometer donde había mucha tranquilidad, poco jaleo y los austríacos haciendo su cola ordenadamente y en silencio, nada de algarabía, pero supongo que las bajas temperaturas no incitaban al jolgorio popular.

Tengo que reconocer que Periphery me decepcionaron un poco, ya que DT suelen llevar muy buenas bandas para acompañarles en las giras. No quiero decir que fueran malos. Tocaron un set correcto de unos 35min. y todos los miembros de la banda le pusieron muchas ganas, energía y pasión pero personalmente su propuesta, aunque con algunos muy buenos momentos, no me dejó de parecer poco original y muy al estilo del metal que está de moda actualmente en Norteamérica. También decir que el sonido no les ayudo mucho, ya que aquello sonó sobre saturado y con barullo monumental.

Nos fuimos corriendo a por una birra y a situarnos del otro lado del escenario, para ver más de cerca al maestro Petrucci. Después de la intro Dream is collapsing  de Hans Simmer los miembros del Teatro de los sueños aparecieron en el escenario, con tres cubos como decorado y que sirven a la vez de pantallas de video.

Abrieron con Bridges in the Sky, de su nuevo trabajo A Dramatic Turn Of Events, bien por eso de sorprender y no comenzar con el primer tema del disco como suelen hacer mucha bandas. Que decir que el recinto iba a estallar, aunque con un sonido un poco deficiente pero que entendí mejoraría al transcurrir los minutos (¡no, no fue así!).

Continuaron con 6:00, ya habitual en sus conciertos, sin embargo a los DT se les veía un poco cansados, y minutos después ya diría el bueno de James LaBrie que llevaban 5 semanas de gira y estaban agotados de estar pasando del escenario a un autobús y viceversa, gesto reprobado (no sé si en plan broma) por Mike Mangini y Jordan Rudess dando golpes a sus respectivos instumentos para hacerle callar.

Continuaron con el 2do tema de su reciente obra que íbamos a disfrutar esta noche, Build Me Up, Break me down (pensad lo que queráis pero sigo pensando que está dedicada a Portnoy) mostrando en las pantallas unas bonitas animaciones relacionadas con el personaje “en la cuerda floja” de la portada del disco.

El primer guiño emocional vino con Surrounded para luego arremeter con fuerza con The Root of All Evil, y luego dejar al (notablemente cansado) monstruo Mangini con su Solo de Batería, donde deja claro porque él es el nuevo machaca-bombos de la máquinaria DT.

Reaparecen todos para ejecutar A Fortune in Lies para luego regalarnos el que para mi fue el mejor momento de la noche; Outcry, también de “A Dramatic….” y donde Petrucci y Jordan, con la sólida base de John Myung y Mangini hicieron alarde de sus pirotécnicas proezas que siempre nos dejan con la boca abierta, no importa si es la primera vez que les vez o la sexta. No quiero dejar de lado a Labrie, que aunque se diga lo que se diga de él esta noche cumplió con creces.

El momento relejado de la noche vino con un par de temas acústicos, The Silent Man y Beneath The Surface, esta última también de su última obra, donde pudimos apreciar a un Labrie pletórico y emocionado. Honestamente no recuerdo si ha habido momentos como este en la era “Portnoy”.

Tuvimos la mala suerte de que los problemas de sonido continuaron toda la noche, afectando sobre todo al pobre de John Myung, al que casi ni escuchábamos. Yo me imagino que sólo podría ser la acústica del recinto, dado lo rigurosos que DT suelen ser con estas cosas.

La tralla vuelve con On The Back of the Angels para luego ofrecernos el momento mas “heavy” de la noche con War Inside my Head. Más despliegue de técnica y virtuosismo. Aquello se caía y aún así casi sin descanso sueltan  The Test that Stumped Them All.

Otro guiño emotivo al pasado lo represento The Spirits Carries On donde Labrie nos cuenta que su contenido lírico va de cosas “mas allá de nuestra comprensión”. Con Breaking All Ilusions se despiden para regresar unos minutos después con el bis, que sería nada mas y nada menos que Pull Me Under, de aquel Images and Words, donde comenzó para muchos de nosotros la devoción que tenemos hacía esta banda.

Se despidieron con un “hasta la próxima” no sin dejar de apreciar lo todavía emocionado que se ve Mike Mangini quizá por formar parte de este Teatro de Sueños...

 

  • Web oficial de Dream Theater:

http://www.dreamtheater.net/

Engelbert RodríguezEngelbert Rodríguez
Marzo 2012