Crónica del concierto de The Winery Dogs en Madrid (22 septiembre 2013)

Guitarra, bajo y batería: el ABC del rock

SHEEHAN PORTNOY 3

Texto: Javi Moreno Vega / Fotos: Portal Esquizofrenia

La cálida noche madrileña con la que se despedía el verano de manera "oficial", nos iba a deparar una más que agradable velada de rock añejo y clásico. Con improvisados carteles de última hora que anunciaban el "Sold Out" en las puertas de la Joy Eslava, los norteamericanos saldrían al escenario con la certeza de que tenían al público de la capital entregado de antemano.

KOTZEN 1Pero antes, sus compatriotas The Sixxis se encargarían de calentar a la audiencia que ya abarrotaba la sala, con una sabia mezcla de rock progresivo en su vertiente más hardrockera, y ciertas pinceladas de jazz, funk y metal. Se trata de una banda que para mi era absolutamente desconocida, y que tras los tres cuartos de hora de que dispusieron he de reconocer que consiguieron atraer mi atención más de lo que esperaba. Basando su sonido en raices clásicas del hard setentero, sabiamente aderezadas con una base rítmica muy jazzie, estos cinco músicos de Atlanta presentaron unas buenas credenciales que bien recuerdan a grupos como Kings X o incluso algo más mainstream, como Soundgarden, consiguiendo entrar de lleno al oyente. Como su propio vocalista iba introduciendo, conformaron su set con cortes del único y homónimo trabajo que han publicado hasta la fecha, junto a algún tema de nueva cosecha que formará parte de su inminente nuevo disco. Habrá que seguirles la pista.

Llegaba la hora de The Winery Dogs y en la sala ya era difícil moverse. El trepidante inicio con "Elevate", al igual que en el disco, puso la sala patas arriba, como se suele decir. Un sonido cristalino que colocaba cada instrumento en su sitio no debería ser noticia, sino norma, pero como por desgracia no es lo habitual en la mayoría de los escenarios de Madrid, no queda más remedio que enfatizarlo y subrayarlo. De ahí en adelante, Kotzen, Sheehan y Portnoy fueron desgranando una a una, aunque no en el mismo orden, todas las composiciones de su disco debut, reforzadas con cuatro versiones de la ya dilatada carrera de Kotzen.

Así, mención especial merecen "Criminal", que destacó por unas melodías adictivas y muy coreadas, la hipertécnica "Damaged" con la que el guitarrista nos regaló una de sus mejores interpretaciones a caballo entre el blues y el funky, o la frenética "Not Hopeless". Justo en ese momento, hacían un punto y aparte en su actuación para atacar con tres versiones sucesivas: la pseudo balada "Stand" fue la elegida para recordar el paso de Kotzen por los siempre encumbrados Poison, interpretándola en solitario y con la acústica; "You Can't Save Me", representando la SHEEHAN PORTNOY 2obra en solitario del vocalista/guitarrista y de nuevo con la banda en la tarima, obtuvo los aplausos de quienes no conocen esa faceta del de Pensilvania y la ovación de los que en no poca cantidad habían acudido principalmente por el; y por último, mucho más reconocida, una vibrante y enérgica "Shine" de los otrora gigantes Mr. Big logró la perfecta comunión entre banda y público.

Si algo había que demostrar por parte de The Winery Dogs, es que son y funcionan como una banda compenetrada y engrasada. De eso dejaron sobradas muestras a lo largo de todo el concierto, pero no hay que olvidar que cada uno de sus tres miembros forma parte de los grandes virtuosos del rock por méritos propios, respectivamente. Así, cada uno de ellos disfrutaría de su momento de gloria individual, aunque justo y merecedor de alabanzas es destacar que huyeron de excelsos y fríos ejercicios de autocomplacencia, apostando por interpretar pequeños pero jugosísimos solos como KOTZEN 3preludio de los temas que mejor se adaptan a sus respectivos estilos. De esta manera, el primero en acaparar los focos fue (como no) Mike Portnoy, quien machacó brevemente parches y platos para introducir la no menos machacona y llena de groove "Six Feet Deeper". Con la bailona y funky "The Other Side" llegaba el turno de lucimiento del gran Billy Sheehan, quien hizo alarde de maestría a las cuatro cuerdas de su inseparable bajo Yamaha de color celeste, desprendiendo carisma, energía y empatía a partes iguales. Por último, Richie Kotzen aprovechó la ya mencionada "Stand" para reivindicarse en solitario, amén de multitud de efectos, tappings y demás florituras marca de la casa de los que hizo gala a lo largo de todo el show, aunque nunca nos quitaríamos esa sensación de lejanía para con el público. Quienes le conocen saben que es parco en palabras, que habla primero con sus manos y con ese poderío vocal tan digno de admiración (para mi, a la altura de grandes vocalistas como Glenn Hughes), pero hay que reconocer en su descargo que conjugar al mismo tiempo la labor de guitar hero y de frontman no le permiten mostrar una cara más cercana y cómplice con el respetable, como si pudieron hacer tanto Portnoy como Sheehan.

Encarando el final de la velada, tras hora y media de actuación, el grupo hacía un breve retiro tras bambalinas antes de encarar los bises. El primero de ellos fue una acertadísima versión del "Fooled Around And Fell In Love" de Elvin Bishop, a la que Kotzen añadió una pequeña intro reminiscente del "Voodoo Child" de Hendrix, dejando para el final la excelsa "Desire", coreada por toda la sala, y en la que Kotzen desplegó toda su magia vocal en ese estribillo pegadizo y soulero.

Y eso fue todo. Cientos de personas abandonamos el recinto con una sonrisa de oreja a oreja, y esa sensación tan habitual de haber presenciado un concierto único. Ojalá me equivoque, pero para nuestra desgracia este tipo de proyectos suelen tener poca o nula continuidad, toda vez que se lanza el disco y se realiza una gira mundial. Esta vez, al menos, hubo suerte y recaló por nuestras tierras.

- Ficha técnica:

Madrid, 22 septiembre 2013; sala Joy Eslava
Hora de comienzo: 21:15; hora de final: 22:45
Teloneros: The Sixxis

- Músicos:
- Richie Kotzen: Guitarra, voz y teclado
- Billy Sheehan: Bajo
- Mike Portnoy: Batería

Setlist:
01. Elevate
02. Criminal
03. We Are One
04. One More Time
05. Time Machine
06. Damaged
07. Six Feet Deeper
08. The Other Side
09. You Saved Me
10. Not Hopeless
11. Stand (Poison)
12. You Can't Save Me (Richie Kotzen)
13. Shine (Mr. Big)
14. I'm No Angel
15. The Dying
16. Regret
Bises:
17. Fooled Around And Fell In Love (Elvin Bishop)
18. Desire

- Calificaciones técnicas:
Set list: 9
Sonido: 8.5
Duración: 8
Interpretación: 9
Actitud: 8
Público: 9
Media: 8,75 Nota: 8,5

Galería de fotos en Facebook:
SHEEHAN PORTNOY 2

firma javi moreno vega