Crónica del Progressive Nation Tour Europe 2009: Dream Theater + Opeth + Big Elf + Unexpect

Crónica del Progressive Nation Tour Europe 2009: Dream Theater + Opeth + Big Elf + Unexpect en La Cubierta de Leganés, Madrid
Fecha: 23/10/2009, 18:00h.

Crónica del Progressive Nation Tour Europe 2009: Dream Theater + Opeth + Big Elf + Unexpect en La Cubierta de Leganés, Madrid
Fecha: 23/10/2009, 18:00h.

___________________________________________________________________________


Progressive Nation Tour Europe 2009: Dream Theater + Opeth + Big Elf + Unexpect

Javi Moreno (Fotos: Javi Moreno)

:: FOTOS DEL CONCIERTO ::

Desde que era pequeño, una de las cosas que mi madre siempre me ha repetido una y otra vez es la frase: "Las cosas bien hechas, bien están". Y cuánta razón tiene...

A priori, la idea de organizar un gran tour a nivel europeo, con dos primerísimas bandas de la mano, como son Dream Theater y Opeth, es una buena idea. Si le añades, como aliciente, potenciar a otras dos bandas casi desconocidas en el continente, caso de Big Elf y Unexpect, el cartel se adivina cuanto menos irresistible. Hasta aquí, de origen, las intenciones son magníficas. Pero claro, organizar un evento de estas características conlleva ciertos aspectos que pueden dar al traste con toda la idea: realizarlo un día laborable; en una ciudad que no es Madrid; a una hora tan temprana; con tan poco tiempo para cada una de las bandas; y, lo peor de todo, en un recinto que por mucho que se empeñen no es el adecuado para un concierto, son cosas que solo aquí ocurren.

Quienes llegaron a tiempo para disfrutar de la descarga de Unexpect, solo pudieron hablar bien respecto a las ganas que pusieron sobre las tablas. Una actuación traslucida por lo malo del sonido, tónica general de la velada, y lo escueto del repertorio. A nosotros, vida laboral de por medio, nos fue imposible llegar a tiempo de comprobar como se las gastan estos canadienses.

Si que alcanzamos La Cubierta con el tiempo justo de empezar el set de Bigelf. Para mi eran unos auténticos desconocidos hasta que figuraron en el cartel de esta gira, momento en el que comenzó mi interés por ellos. Practican un hard rock setentero, endurecido por sus influencias de Black Sabbath de una parte, y de sonidos más progresivos por otra, donde afloran reminiscencias más “purplelianas” o incluso floydianas, que en su conjunto otorgan a estos californianos un aire stoner psicodélico muy imaginativo y creativo. En su conjunto, y más en directo que en estudio como se comprobó en Leganés, son una grandísima banda, capaz de encandilar a los todavía escasos asistentes a golpe de improvisaciones y riffs marca Iommi, con un líder de órdago. Damon Fox acapara toda la atención de la audiencia, pues además de una voz impresionante, con multitud de registros, llena el escenario con sus Hammonds, su teatralidad y su constante interactuación. La definición de frontman por excelencia. En tan solo media hora de actuación (el mayor de los inconvenientes que tiene formar parte de un mini festival itinerante), y apenas cinco temas, demostraron que están listos para dar el salto a una gira propia. Solo poder escuchar temazos del calibre de “Neuropsychopathic Eye” o “Disappear”, justificaron su presencia en el cartel.

- Setlist de Bigelf:
 
The Evils of Rock & Roll
Neuropsychopathic Eye
Blackball
Disappear
Money, It's Pure Evil / Money Machine

Pasadas las ocho y media, por fin tenía a las huestes de Akerfeldt ante mis ojos. Mucho tiempo llevaba esperando poder contemplar uno de sus shows, tras el ‘sold out’ del pasado año en Madrid. Y que mal gusto me quedó, tengo que admitirlo. Musicalmente, su actuación fue sobresaliente, incluso el bueno de Mikael estuvo anormalmente comunicativo, dirigiéndose un par de veces a la audiencia: una para desearnos una feliz Navidad (extraño humor el del sueco), y otra para darnos las gracias. Y es que Opeth contaron con todo el calor y apoyo de la grada que pudieran imaginar, sus temas fueron incesantemente coreados, y los gritos de “¡¡¡Opeth, Opeth!!!” se repitieron entre tema y tema de su breve actuación. Los puntos negativos: precisamente esa escasa hora de duración, que echa por tierra el subidón que esta banda proporciona a sus cada vez más numerosos seguidores, pues cuando por fin estás ‘entrando en harina’ como vulgarmente se dice, es cuando te cortan el grifo… Y el sonido… Bueno, llamar siquiera sonido a lo que vomitaban los amplis de la banda es hasta pretencioso. “Heir Apparent” fue el primer puñetazo en la cara que nos llevamos: un inicio enmarañado, irreconocible y sobresaturado, hizo sudar la gota gorda al técnico de mesa de los suecos. Por fin consiguió adecentar el audio, de manera que al menos se distinguía la guitarra de Mikael de la de Fredrik. Mendez dio una buena lección a las cuatro cuerdas y el que menos tenía que esforzarse, pues su batería atronaba, fue el bueno de Axe. ¿Los teclados de Wiberg?... hasta la mitad del tema, inaudibles.

Con “Reverie/Harlequin Forest”, se estabilizó bastante la cosa, y aquí sí que pudimos disfrutar de uno de los mejores temas que ha compuesto la banda, duro, intrincado y pleno de sensibilidad guitarrera. “The Lotus Eather”, de su último álbum, sirvió para dejar constancia de la versatilidad vocal de Mikael, quien pasa del gutural al claro en apenas segundos sin el menor de los problemas. Su disco Damnation, vertiente más progresiva de la banda, quedó representado por “Windowpane”, auténtica joya del género y que disfrutó, al ser más calmado, del mejor sonido que tuvo Opeth durante su actuación. La caña volvió de la mano de “Deliverance”, aclamada, saltada y disfrutada como ninguna, fruto de unos ritmos duros y frenéticos, con un Akesson desatado, para cerrar, de manera sobresaliente, con “Hex Omega”, tercer guiño de la noche a su último disco Watershed (que conformó el 50% del set de la banda) y ese inicio tan potente y oscuro, precediendo a la melodía arabesca y progresiva que lo caracteriza.

En definitiva, un gran directo empañado seriamente por las condiciones de un recinto que no debería ser utilizado para nada más que para lo que fue concebido: absurdas fiestas arcaicas de tradición patria, y para el correspondiente baño de masas del politicucho de turno en precampaña electoral. Bueno, la fiesta del cocido también puede tener cabida en tan acústicamente indecente pabellón, pero pocos eventos más deberían sufrir sus miserias.

- Setlist de Opeth:
Heir Apparent
Reverie/Harlequin Forest
The Lotus Eater
Windowpane
Deliverance
Hex Omega
 

Sobre Dream Theater, mil maravillas podría contaros, pero la tónica dominante volvía a ser el lamentable sonido, que hizo que “A Rite Of Passage” fuera un desastre y el enésimo “Pull Me Under” quedara bastante deslucido…

Pero bueno, esto forma parte de otra historia que os cuenta mi compañero Pablo.

 
- Setlist Dream Theater:
A Nightmare To Remember
The Mirror
Lie
A Rite Of Passage
Metropolis pt.1 / The Dance of Eternity
Solitary Shell - Extended instrumental Six Degrees Of Inner Turbulence
Pull Me Under
The Count Of Tuscany

:: FOTOS DEL CONCIERTO ::

Javi Moreno
Octubre 2009



Comparte la noticia