Dario Iscaro / Antihéroe Project - 'Ánima fugitiva' (2013)

La música fugitiva de Darío Íscaro

Darío Íscaro / Antihéroe Project - 'Ánima fugitiva' (2013)
(1 julio 2013, Viajero Inmovil Records )

Iscaro - Anima fugitivaEn esta ocasión nos fijamos en el genial guitarrista y compositor argentino DARÍO ÍSCARO, quien ha retomado parcialmente el proyecto ANTIHÉROE para su disco de 2013 “Ánima Fugitiva”: literalmente, este disco está firmado por ÍSCARO y ANTIHÉROE PROJECT. No busquemos aquí una continuación de la línea de trabajo desarrollada en los discos “Antihéroe” (1998) y “Entretejido Cósmico” (2007), sino más bien una labor de introspección trasladada al lenguaje de la música donde este maestro oriundo de Córdoba crea nuevos caminos para su inquieta creatividad. A lo largo del disco se muestra una instrumentación espartana que a veces incluye percusiones orientales a cargo de Martín Díaz, además de algunas intervenciones esporádicas del trombón (del invitado Pablo Fenoglio), el cello (del invitado Gustavo Lorenzatti) y una guitarra adicional (del invitado Juampy Juárez); no son pocas las ocasiones en las que ÍSCARO se basta con su guitarra para expresar lo que quiere expresar en el momento. El oído atento puede encontrar varias confluencias entre las sonoridades creadas por ÍSCARO y los paradigmas respectivos de ROBERT FRIPP y DAVID TORN, además de sus recurrentes inquietudes por explorar nuevos caminos del jazz-fusión: también podrá disfrutar de unos interesantes enfoques de la música oriental a través de un filtro psicodélico-progresivo. El repertorio de “Ánima Fugitiva” fue registrado y producido en el estudio bonaerense Casafrida entre setiembre y noviembre de 2011, siendo publicado por Viajero Inmóvil en 2013.

La primera sección de la idea homónima abre el álbum en un etéreo caos de texturas y fraseos espartanos antes de que ‘Vimanas I’ entre en acción para desplegar el primero de varios vuelos sonoros donde los ritmos exóticos y los contrapuntos se amalgaman en un fino equilibrio de densidad y frescura. Luego sigue ‘Atonal Duet’: siendo el único tema del álbum que no fue compuesto por ÍSCARO, el autor Juampy Juárez, también guitarrista, entabla justamente un breve dueto atonal con ÍSCARO. Juárez volverá más adelante para el séptimo tema, ‘Luces En El Cerro’, donde la idea de hacer un armado dual de desarrollos atonales es llevado hacia una mayor expansión. Antes de esto último, Íscaro nos lleva a un intimismo contemplativo en ‘Ferwin’, para elaborar luego un nuevo ejercicio de delicado delirio en ‘Ánima Fugitiva II’ y desarrollar un elegante juego psicodélico-oriental en ‘Purusha’. ‘Avatares Porteños’ contiene una de las composiciones más entrañablemente evocativas del álbum: ÍSCARO saca buen provecho de su solitaria guitarra para llevarnos por los senderos de la faceta serena de la melancolía. ‘Años De Apatía’, a contrapelo de su título, no tiene nada de apático y sí mucho de vigoroso: la sensual energía que destila la pieza en base a su estructura rítmica se complementa ágilmente con el colorido plasmado por el bloque sonoro, siendo así que el trombón ocupa un rol destacado en este entramado. Esta ilación de ‘Avatares Porteños’ y ‘Años De Apatía’ es muy efectiva a la hora de representar las variaciones de ambientes que caracterizan al disco en general.

La tercera sección de la idea de ‘Ánima Fugitiva’ (otra vez aleatoria y deconstructiva) es sucedida por el candor de ‘Vimanas II’, y de allí pasamos a un ejercicio de minimalismo cósmico con ‘Revelación’. Esto último resulta motivador como resorte del alma para proyectarse hacia los cielos más recónditos, antes de que la aureola reflexiva y un tanto misteriosa de ‘Meconaissance’ nos lleve hacia un nuevo contacto con la tierra para observarla con una nueva mirada. La cuarta sección de ‘Ánima Fugitiva’ es un puente al despliegue de atmósferas grisáceas que se realiza en ‘Sonámbula’, una pieza cuya sección inicial tiene muchas afinidades con el legado del chamber-rock en lo que concierne al diálogo entre guitarra y trombón, aunque cuando la percusión entra a tallar, el aspecto de fusión vanguardista vuelve a ser dominante. ‘Aparición’ crea un híbrido entre el minimalismo cósmico de ‘Revelación’ y los sesudos recovecos atonales de ‘Luces En El Cerro’. La sección quinta de ‘Ánima Fugitiva’, con sus casi 4 ½ minutos de duración, es la más larga, y también es la pieza a cargo de cerrar el álbum. Su dinámica consiste en expandir los trazos etéreos de las cuatro secciones anteriores, aprovechando el mayor espectro temporal de que dispone para darle vueltas más contundentes al clima inquietantemente onírico que ha venido marcando esta idea específica.

“Ánima Fugitiva” es una tremenda cita musical que DARÍO ÍSCARO nos plantea con su visión artística forjada con los años y con nuevos horizontes para su proyección creativa. ¡A no perderse esta cita con ÍSCARO y ANTIHÉROE PROJECT!

Nota: 8/10

- Muestras de 'Ánima fugitiva':

firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com