Deep Purple - 'Now What?!' (2013)

'Y ahora, ¿qué? Pues un capricho

Deep Purple - 'Now What?!' (26 abril 2013)
Sello: earMusic/Edel; País: Reino Unido/EEUU; Calificación: Nota: 9

Deep Purple - Now What

1. "A Simple Song" 4:39
2. "Weirdistan" 5:40
3. "Out of Hand" 6:09
4. "Hell to Pay" 5:10
5. "Bodyline" 4:26
6. "Above and Beyond" 5:30
7. "Blood from a Stone" 5:18
8. "Uncommon Man" 7:02
9. "Après Vous" 5:24
10. "All the Time in the World" 4:21
11. "Vincent Price" 4:46

 
Duración total: 1:00'04''

Músicos:
- Ian Gillan: Voz
- Don Airey: Teclados
- Roger Glover: Bajo
- Steve Morse: Guitarra
- Ian Paice: Batería

Músicos adicionales:
* Jason Roller: Guitarra acústica en tema 10
* Eric Darken: Percusión en temas 5 y 10
* Mike Johnson: Guitarra steel en temas 10 y 11
* David Hamilton: Teclados adicionales en temas 2, 6 y 8
* Estudiantes de la Nimbus School of Recording Arts: Voces gang en tema 4
* Bob Ezrin: Coros y percusión adicional

· Género: Hard rock.
· Grabado en 2012 en los estudios The Tracking Room, Anarchy Studios y Rainbow Recorders, en Nashville (Tennessee, EEUU)
· Producido por Bob Ezrin; mezclado por Bob Ezrin & Justin Cortelyou; masterizado por Greg Calbi.

Deep Purple 2013Es digno de alabanza que una banda con más de 40 años de experiencia a sus espaldas sea capaz, a estas alturas, de crear una obra lo suficientemente interesante como para dejar prendado al oyente y volver a ella una y otra vez. Deep Purple lo han conseguido con 'Now What?!', su último álbum de estudio. En los últimos diez o quince años nos han ofrecido discos muy buenos, pero siempre faltaba una guinda, el ingrediente mágico que hace que un trabajo sea totalmente redondo.

Desde el momento en que se anunció que el productor iba a ser el mismísimo Bob Ezrin (Pink Floyd, Alice Cooper, entre otros en una larga lista), se podía imaginar que el resultado final no iba a ser algo demasiado común o típico, al menos iba a ser diferente. No estábamos equivocados los que pensábamos así. Los veteranos Ian Gillan (voz), Roger Glover (bajo), Ian Paice (batería), Steve Morse (guitarras) y Don Airey (teclados) han firmado un álbum plagado de matices, estructuras diversas, sonidos clásicos y otros no tan habituales en ellos.

La gran incógnita que es este disco empieza a despejarse con la atípica pero genial 'A Simple Song', que al contrario que en la mayoría de los discos, no arranca de lleno desde el primer segundo, sino que comienza con una guitarra suave, mientras Gillan reflexiona sobre la importancia del tiempo. Tras dos minutos, ahora sí, la banda entera explota con un rock duro y crudo formando un tema con una estructura totalmente arbitraria. Desde el comienzo, el oído capta que está ante terreno púrpura diferente.

'Weirdistan' recoge el sonido clásico del grupo filtrado por una producción contemporánea que encaja bastante bien. Sobre todo, destaca el extraño y agudo solo de sintetizador de Airey, el cual empieza desde muy pronto en el disco a insistir con sus solos. Y aún queda deleite por delante.

Gillan realiza su crítica a la actualidad financiera en 'Out Of Hand' con unas melodías de teclados inquietantes a ratos, pero siempre con ese sello sonoro que no puede ser de otra banda, nada más que de Deep Purple. Los solos de Airey y Morse son, como siempre, extraordinarios.

Deep Purple'Hell To Pay' es auténtico rock and roll, coreable, característico y tradicional, hasta que llegamos a los solos, en concreto, al alucinante solo de Airey, probablemente, el mejor de todo el álbum. El teclista quiere hacerse claramente con el disco y no va a parar hasta conseguirlo. Las dimensiones incendiarias de ese solo de órgano Hammond convierten a este tema en uno de los grandes del álbum, sin lugar a dudas. Nada que ver con la tímida versión 'single', lanzada semanas antes que el disco.

El nivel baja ligeramente con 'Body Line', un tema funky con mucho ritmo que mejora tras varias escuchas. Podría decirse que está en la línea musical de canciones como 'Don't Let Go' o 'Back To Back', pertenecientes al anterior álbum de estudio, 'Rapture Of The Deep' (2005).

Pero es en este punto donde empieza la parte más sustanciosa del álbum con cuatro temas seguidos realmente magistrales. Jon Lord se merecía un homenaje acorde a su figura: majestuoso, dulce, optimista, emotivo, algo pomposo pero a la vez sin demasiadas pretensiones. Así es 'Above And Beyond'. La melodía es irresistible y la letra es todo un recuerdo a la huella que ha dejado el maestro del Hammond y que siempre perdurará. A este le sigue 'Blood From A Stone', un blues rock eléctrico como pocos, crudo y descarado. Momentos sutiles acaban estallando en un estribillo furioso y enérgico que desemboca en un magnífico solo de Airey al piano Wurlitzer y otro de Morse con toques blues muy a lo David Gilmour. A estas alturas, ha quedado demostrado que Airey es el solista más inspirado del disco.

Seguimos con esta ristra de joyas con 'Uncommon Man', absolutamente sinfónica y redonda, con un comienzo de guitarra atmosférica, a la que se añaden unos colchones de teclados de ensueño y un in crescendo iniciado por Paice que da pie a una melodía de teclado que recuerda al 'Fanfare For The Common Man', de Emerson, Lake & Palmer. Y es que, al igual que el espectacular trío, los Purple se dejaron influenciar por las melodías clásicas del compositor americano Aaron Copland para crear este tema. Lo que sigue tras este clímax es sencillamente el mejor rock que saben hacer Deep Purple. 'Après Vous' podría haber pasado como un tema típico más del grupo si no fuera por la tremenda sección instrumental que llena la mitad de la canción: una base rítmica hipnotizadora y el clásico duelo guitarra-órgano, fantástica marca de la casa.

El grupo acaba de dejar al oyente boquiabierto y es el momento de recuperar el aliento con algo más pausado antes del cierre definitivo. 'All The Time In The World', elegido como primer single, es un pequeño blues suave de estribillo relajante y solo de guitarra precioso con ciertos aires country –grabar la mayor parte del disco en Nashville (EE.UU.) tuvo que influir algo en la música–. Pero la banda quiere cerrar a lo grande y lo hace utilizando todos los recursos de la producción de Bob Ezrin en un tema realmente llamativo en el que rinden homenaje al actor americano de películas de terror, Vincent Price. La canción, nombrada como el actor, consigue recrear un ambiente terrorífico pero a la vez potente y duro con oscuras notas de guitarra slide, un coro, órgano de iglesia, ruidos de cadenas arrastradas y la voz filtrada y doblada de Gillan. Tras un solo característico de Morse, los últimos versos acaban en un trueno y un grito y risa maliciosa de Gillan, el cual está espléndido durante todo el disco. Si el comienzo del álbum era atípico pero original, el cierre no lo es menos.

Deep Purple Now WhatCon este disco, Deep Purple demuestran, una vez más, que se rigen por una regla simple: grabar la música que les sale del alma en el momento, de la manera más orgánica y natural posible. Y de esa regla ha salido un disco que se puede considerar todo un capricho. Han fusionado las diferentes facetas de su música como han querido hasta crear una mezcolanza de ambientes que van desde el rock duro más clásico, al funky, blues, rock and roll y el sinfonismo, estilo este último no tan explorado por el grupo y que se deja notar en bastantes pasajes del disco. La producción es pulida, pero sabe mantener un sabor orgánico y auténtico, que es como siempre han sonado Deep Purple. La instrumentación es sensacional: Ian Gillan, a pesar de sus limitaciones vocales debido a su avanzada edad y teniendo en cuenta que se trata de un álbum de estudio, hace una labor excelente. La base rítmica de Roger Glover e Ian Paice es más sabrosa y compleja que nunca. Steve Morse, como de costumbre, nos brinda que sus espectaculares aportaciones, pero en general, en lo referente a los solos, deja el primer plano a un Don Airey que está absolutamente estelar y se corona como el instrumentista y solista más llamativo del álbum.

Crear una obra que realmente destaque y transmita no es tarea fácil para un grupo que lleva más de cuarenta años en la música, pero Deep Purple han sabido mantenerse a flote. Son capaces de comunicar al mundo su sonido inconfundible, eco de sus años dorados, a la vez que recogen cierto toque contemporáneo y moderno que los mantiene actuales. Y ahí está el mérito: beber de las raíces e impregnarse de un sonido más actual y dar como resultado una grandísima obra como este 'Now What?!', quizás el más rico de los álbumes que el grupo ha lanzado con Steve Morse en sus filas. Hacía varios discos que no sonaban tan inspirados, variados y tan llenos de matices. Es de suponer que en estos momentos, tras darse cuenta del éxito que está teniendo el disco, se estén volviendo a preguntar eso de 'y ahora, ¿qué?'. Y quizás nos vuelvan a sorprender.

Calificación: 9/10 Nota: 9

- Videoclip de 'Vincent Price':

- 'All The Time in The World':

- 'Hell to Pay', en versión Radio Edit:

http://www.youtube.com/watch?v=vHvrwJXTNCY

También te puede interesar de Deep Purple...
- Deep Purple presentan un videoclip de su 'Now What?!': el tema 'Vincent Price'
- Deep Purple: todos los detalles de su nuevo disco 'Now What?!'
- Purple vuelven con su disco de estudio número 19º, con homenaje a Jon Lord incluido
- Todo sobre Deep Purple>>

  • Página web oficial de Deep Purple:

www.deeppurple.com

firma fernando medina