Entrevista exclusiva con los históricos leoneses Why?

Why? surgen a finales de 1974 en Astorga, León, formados por Paco de la Fuente “El Jefe”, batería y voz, y Manolo Romero, guitarra y voz. Poco tiempo después, en enero de 1975, se les une Julián “Yuly(o Yulius)” bajo y voz, y comienzan con los primeros ensayos como banda.

En 1975 comienzan sus conciertos de baile intercalando clásicos como Uriah Heep, Led Zeppelín, Pink Floyd, Triana, Storm, Medina Azahara o Asfalto, incluyendo, incluso, algún tema propio y en 1978 ofrecen su primer concierto en La Bañeza, sala Ramses II, con repertorio propio en casi su totalidad, y tras alguna gira y la participación en el Primer Enrollamiento del Camino de Santiago(con Bort, Azahar, Cai, Gracoma o Burning) así como en las 6 Horas de Rock Ininterrumpido, en León, junto a Ñu, Mermelada o el Mariscal Romero, en 1981 publican, con Cascabel, su único disco, Why? Rock.

En 1981 se separan y aunque hubo distintos intentos por seguir, ya no será lo mismo y desaparecerán, tras un reencuentro en 1988, de la escena musical española.

Ésta es la entrevista que he podido dirigir con dos de sus músicos: Julián y Paco. Todo un honor haber podido hablar con estos históricos pioneros del hard progresivo nacional.

¿Qué sucedía en Astorga para que a principios de los setenta se juntaran tres personas para hacer rock de verdadera calidad en una España cerrada a, digamos, las melenas?

Julián León Velasco: Lo del rock vino después, eso se lo debemos a Fernández de Córdoba y su enrollamiento de León en el 76. Pero esa historia es otra, y muy posterior.

En un principio Why? se formó simplemente para pasar el rato. El grupo de boy scouts  al que pertenecíamos se había deshecho, y había que buscarse otra manera de pasar los ratos. Empezamos haciendo versiones de las canciones del momento y de aquellas que nos iban gustando y que nos podían parecer más asequibles.

¿Cómo decidisteis juntaros a formar un conjunto y por qué?

JLV: Una de las actividades que en los inviernos se realizaban en los boy scouts eran las clases de guitarra que daba el Sr. Santiago. Allí aprendió Manolo y al desaparecer la asociación había que crearse otra alternativa de ocio. Astorga en aquellos años no estaba demasiado sobrada de ellas, así que parecía que el camino estaba trazado, y Manolo Romero y Paco de la Fuente empezaron a juntarse pera tocar versiones como mejor se les ocurría, y yo me agregué después a invitación suya.

¿Qué formación musical teníais?

JLV: Manolo había aprendido a tocar la guitarra en el local de los boy scouts y Paco fue un autodidacta. La mía sigue siendo nula, con el tiempo sí que se añadieron otros componentes que tenían alguna más, y ya cuando llegó Miguel Antonio Berciano, si que se notó su formación. Él estaba en la banda municipal donde tocaba el requinto y tenía diferentes cursos de música y solfeo hechos; además, estudiaba filología inglesa, así que nos ayudó a tocar y a pronunciar mejor. Miguel le dio un buen empujón a la calidad musical de Why?

En las salas de baile, en vuestros principios, ¿qué solíais tocar? Me refiero a qué temas y de qué grupos hacíais versiones que ibais introduciendo poco a poco en aquellas bodas, bailes y demás.

JLV: Mucho Beatles, Rolling Stones, la Creedence Clearwater Revival, Carlos Santana… las canciones de moda del momento y bastante salsa que nos pedían en las actuaciones que íbamos teniendo y después, ya con el tiempo, se fueron añadiendo Jimi Hendrix, Free, Uriah Heep, Deep Pulple, Pink Floyd, Simón y Garfunkel, incluso Triana, Asfalto, Burning, Cai, Alameda, Storm, y lo que nos iba gustando de lo que escuchábamos, intercalando a todo ello alguna improvisación sobre ideas propias de vez en cuando.

Siempre habéis estado rodeados de grupos progresivos, o underground, como se les dio en llamar en aquella época, pero sin embargo vosotros os definís como conjunto, lo de grupo vendrá más tarde, de rock duro, de hard rock como se dice en la actualidad. Yo sin embargo veo una influencia del rock progresivo en vuestro repertorio propio. ¿Qué me podéis decir de esto?

JLV: En cuanto a la definición de lo que hacíamos era, como yo digo, rock nuestro. Principalmente porque hacíamos canciones sobre nuestras cosas y las contábamos sin pensar en cómo lo hacíamos, simplemente lo escribíamos y ya estaba, salían así. Nunca pensamos en hacer nada de una manera determinada, simplemente surgía y si nos gustaba, ahí quedaba. Bueno, no… una vez, un amigo de Manolo le encargó que le hiciese una canción para utilizarla en la publicidad que iba a hacer, era un pub, y se llamaba 98 Octanos; y no sé si sería por eso, pero yo creo que como no era una de nuestras cosas, no había forma de que saliese nada que nos gustase lo suficiente como para proponérselo… Al final no se lo hicimos y aún tengo alguna grabación por ahí de algunas pruebas, era espantoso.

Y es que enseguida nos empezamos a relacionar con los grupos que desde Madrid y otros lugares venían a León, a Benavente, a La Bañeza, incluso a Astorga y a diversas localidades  cercanas, y los que veíamos en los enrollamientos: los Topo Ñu, Leño, Cucharada, Moon, Bloque, Storm, Iceberg, Asfalto, Triana, Azahar, Medina Azahara, etc.... Y eso te va calando. Además, siempre tuvimos facilidad para conectar con ellos en los momentos anteriores o posteriores a los conciertos, así que teníamos información de primera mano.

Siendo un trío de amigos, pasaron muchos músicos por Why? ¿Qué me podéis decir de todos los que han tocado con vosotros, incluidos los teclistas que ayudaron a dar más volumen a la gran calidad de vuestra música?

JLV: No todos los que pasaron por el grupo fueron capaces de conectar con el espíritu de Why? Podían ser mejores o peores músicos; y, claro está, los había mejores que nosotros, pero Why? era algo más que un grupo de música. Why? era una manera de hacer las cosas, de afrontar los problemas, una forma de pensar y de responsabilizarse de las cosas y de hacerlas, (eso lo traíamos heredado de nuestra estancia conjunta en los boy scouts) y no todos encajaron en eso. Los que mejor lo hicieron fueron José Miguel Rodríguez Claro (El Indio), y el ya citado Miguel (El Perolo) que dieron un  periodo de estabilidad y progreso musical al grupo. Josechu G. Vidal también estuvo una buena temporada en Why?, con muy buen acoplamiento.

Os asemejo en cuanto a sonido a los Storm del primer disco, un sonido duro, cercano a Deep Purple, pero con tintes progresivos. ¿Me equivoco mucho al pensar eso? Además compartíais manager, José Luis Fernández de Córdoba, ¿cierto?

JLV: Lo de Córdoba vino después, pero sí, Why? era pura fuerza en el escenario. De hecho la fuerza de sus directos y el dominio de la sala eran bastante superiores a las cualidades musicales y a la técnica; pero aquel Why? tenía “ángel” y una facilidad enorme para conectar con el público y tratar de agradarles y transmitirles. Y eso te da alas, y teniendo alas es más fácil volar. Eso sí que fue una suerte decisiva en el quehacer de la banda.

¿De dónde proviene el nombre del grupo y su logo?

JLV: Los pósteres nos los hizo todos un amigo, dibujante publicista, Toño García, también de la época de los boy scouts, y le sugerimos que tal vez la forma del símbolo de la interrogación formando las letras Why? podría ser algo que resultase bonito y comercial. Y nos pilló la idea perfectamente, porque aún hoy, más de cuarenta años después, sigo enamorado de aquel logo.

En cuanto al nombre fue una decisión en la que se barajaron varias posibilidades, desde nombres largos y compuestos (Tristes Porteadores Culebreros, pero en ingles, que no sé cómo se escribe, creo recordar que se pronunciaba algo parecido a /dismars carriers worsiflus/) y otros varios entre los que figuraron Humo, Píldora, incluso Agua (por aquello del orden alfabético), pero al final primó la influencia de Yes, o de The Who y la decisión final fue la de Why?.

Lo de Agua también tuvo muchas posibilidades, ya en ese caso era para cambiar el nombre de Why? por el de Agua porque así alfabéticamente se supone que apareceríamos antes en las relaciones de grupos de los enrollamientos… Menuda pijada, esa idea fue de alguien que pretendió ser nuestro manager. Menos mal que después decidimos dejarlo como estaba, pero aún tengo varias diapositivas con pruebas de pósteres para cambiarlo.

¿Cómo surge la actuación en el Ramses II en La Bañeza en 1978? ¿Es cierto que fue el debut profesional de la banda con temas propios? ¿Cuál fue el repertorio?, porque existe una grabación por ahí con temas vuestros y un par de versiones.

JLV: En efecto, la sala Ramses II de La Bañeza fue la que acogió nuestro debut y en aquellos tiempos era la sala de referencia, no sólo en la provincia, sino en una buena parte del noroeste de España. Por allí pasaba lo mejor del momento en el panorama rockero nacional.

Emilio Falagán tenía buena relación con diversos amigos nuestros de San Esteban de Nogales y era el gerente de la Ramses y habíamos entablado una cierta amistad de vernos en Ramses y echar parrafadas con él, de vernos tocar en San Esteban y ver cómo nos lo montábamos (incluso de merendar juntos alguna vez en las bodegas del pueblo). Y en cuanto tuvo conocimiento de que estábamos barajando la posibilidad de dar el salto y pasar a hacer sólo la música que nos gustaba, se ofreció tan incondicionalmente que sólo pudimos decirle que estaríamos encantados de poder debutar en esa meca del rock que él dirigía, en la que tantas bandas habíamos visto, que era la Ramses II. Parecía increíble que hubiésemos conseguido nuestro sueño por fin.

El repertorio, en efecto, estuvo compuesto mayoritariamente por temas nuestros, con el “Blues a Cesar” (que tiene detrás de sí una historia real muy bonita sobre un buen amigo, pero muy triste a la vez), “El visionario”, tema que aún se versionea por las nuevas bandas de la zona, “León la bella durmiente”, que plantea un tema más actual ahora que cuando la escribí en el 78, y que podría ser el himno de los leonesistas, “Pobres hombres”, que intenta explicar la dificultad que en ocasiones encontrábamos para expresar y transmitir nuestros sentimientos tal cual los estábamos experimentando, “Queridos amigos”, que estaba dedicada a los agoreros que nos pronosticaban un fracaso en la decisión tomada.

Y por si acaso lo que estábamos preparando con tanta ilusión no era lo que  el público esperaba de nosotros, o no les gustaba, decidimos intercalar un par de versiones de temas de los que habíamos estado tocando durante tanto tiempo, que fueron  “all right now”, de Free, y “Johnny B. Good”, de Chuck Berry. Todo ello lo grabamos, con una simple cassette, en mono, para estudiarlas después en los ensayos sucesivos y tratar de corregir  defectos. Con ella hicimos unas copias con dedicatorias personalizadas para diversos amigos, y de una de ellas que hemos recuperado después hemos sacado ese CD que tu comentas, pero ya te digo que en mono, y sin ninguna pretensión más que la de conservarla mejor, recordar la efeméride, y para regalársela a los amigos que nos visitan.

¿Cuál fue vuestra relación con José Luis Fernández de Córdoba? ¿Cómo era como empresario a vuestros ojos? ¿Es cierto que tuvisteis algún problema con él?

JLV: Cuando le saludábamos en algún concierto de algunos de sus grupos daba gusto, pero en cuanto le invitabas a que se pasase por alguna actuación nuestra ya cambiaba la cosa, jajajaja. Si querías ser serio era difícil llevarse bien con Córdoba, la verdad es que tuvimos problemas con él, porque era un desastre tanto en lo personal como en los negocios, pero quizá eso también era relativamente normal en ese mundillo. En un principio pasaba de nosotros (lo cual se podía considerar normal), pero después cuando nos dio algún concierto nos lo pagó con un talón sin fondos y eso enrareció la relación y la retrasó, porque no le gustó que le denunciásemos y tenernos que pagar finalmente, algo con lo que seguramente no contaba.

Sin él habíamos ido creciendo, y ganando nuestro espacio, así que cuando al final se convirtió en el productor de Why? yo dejé el grupo, porque consideré que ese barco no podía llegar a buen puerto, y ahí dejé yo la banda. Además él ya estaba en horas bajas a esas alturas, y se había venido muy a menos.

Por cierto, ¿cómo fue aquel enrollamiento de León organizado por Fernández de Córdoba? ¿Cómo eran aquellos festivales en aquellos años? ¿Recuerdas anécdotas de aquellas actuaciones?

JLV: Jejejeje… aquello fue la madre del cordero…, allí nos prometimos Paco, Manolo y yo que algún día teníamos que llegar a subirnos a un escenario como aquel y compartir ese tipo de carteles. Y mira tú por donde, al final algo fuimos consiguiendo. Aquel ambiente era algo a lo que León no estaba acostumbrado.

En cuanto a anécdotas claro que hay un buen montón para recordar, cayó una buena tormenta que dejó durante varias horas sin luz el pabellón, así que ya te puedes imaginar a lo que  se dedicó la gente para no aburrirse, jajajaja. Al final la policía detuvo a unas cuantas personas, entre ellas a alguien de Bloque, por tomar algo un poco más fuerte que la Pepsi, jajajajaja (está publicado, incluso con las iniciales).

¿De qué hablabais los músicos entre vosotros en aquellos tiempos?

JLV: Pues depende de con qué músicos, pero principalmente de proyectos, de tendencias de otra gente y de otros grupos, de público, y mánagers, de la mafia que rodeaba (y supongo que seguirá rodeando) el mundo de la música, de planes, de futuro…

¿Cómo fue vuestra actuación en el Primer Enrollamiento del Camino de Santiago y sus 10 horas de rock?

JLV: Casi milagrosa, jajajaja, menudo patatal, aquello era imposible de sonorizar y menos con un equipín mas que rudimentario como era el nuestro. Sin ecualizador y a pelo…, tratando de colocar las columnas de la mejor manera que se nos ocurriese para evitar en la medida de lo posible los rebotes de sonido que producían el exceso de cemento, de uralita y de hierro que había en aquellas naves. No había forma. Y es que en aquellos tiempos cada cual tocaba con su equipo, no había una producción general que aportase un equipo para sonorizar…, allí cada perro se lamía lo que tuviese.

Recuerdo a los Burning, que llegaron más tarde, cuando ya llevábamos  los demás allí varias horas de calvario haciendo pruebas, y solo llevaban sus guitarras, pretendiendo enchufar en donde les dejasen, y uno de sus intentos fue el Marssall de Manolo, pero no se les arreglo, jajajajaj. Después, además les pisamos uno de sus temas, en un bis, para que fuesen aprendiendo (que mala leche teníamos) jajajaja, y es que a nosotros todo nos costaba mucho más que a cualquiera de ellos, la falta de técnica y de equipo la teníamos que suplir con “muchos güevos”, y por eso andábamos siempre a la defensiva.

Al final ocurrió lo del talón de Córdoba, que resultó ser sin fondos, que ya te comenté, y lo tuvimos que denunciar ante su falta de explicaciones y solución posterior. En aquellos tiempos dar un talón sin fondos era delito y casi le cuesta un disgusto, así que se enfadó mucho con nosotros por eso y decía que nos tenía por amigos y que no se esperaba eso de nosotros… ¡no te jode…!

¿Qué recordáis de los grupos que actuaron con vosotros (Eduardo Bort, Azahar, Cai, Gracoma, Warlock, Spectro y Burning)?

JLV: Pues imagínatelo, estábamos en medio del paraíso, entre nuestros dioses, pero la verdad es que sin complejos de nada, y dispuestos a dar la batalla y si era preciso a morir matando y a meternos al escaso público en el bolsillo. Cuando el público es escaso es todo más complicado, mas difícil, y más frío, pero al final salió todo para adelante.

¿Por cierto qué era el grupo Chocolate?

JLV: Pues Chocolate era el que pagaba las facturas de Why?, jejejeje. Cuando Why? decidió que no volvería a hacer otra música que no fuese la nuestra, parecían las cosas más sencillas de lo que después resultaron ser y para hacer caja y seguir aumentando el equipo hubo que volver a las fiestas de los pueblos, a los bailes vermú y a las verbenas; pero Why? ya no hizo nunca nada de eso…, eso ya era cosa de Chocolate. Chocolate solo buscaba actuaciones en casos de necesidad acuciante de liquidez

¿Qué recordáis de los Triana o Asfalto de aquella época con los que compartisteis escenario?

JLV: Eran excelentes personas, y buenos amigos, siempre tratando de ayudar y de enseñar a quien quisiese aprender: tanto Jesús, como Julio, Lele, José Luis. Aún no hace mucho pude comentarlo con Julio Castejón con quien de vez en cuando chateo. También con el Mariskal Romero he tenido algún contacto para recordar un concierto en el que coincidimos en León y cómo terminó cantando a dúo conmigo. Y aunque nunca pude coincidir con él por razones de edad, mantengo una gran amistad con Óscar Sancho (Lujuria) con quien he compartido charla enriquecedora y cocido maragato.

Hace dos o tres años, por fin, Asfalto pudo venir a Astorga, la prensa provincial también hizo el comentario del retraso en lograrlo después de nuestra intentona.

Cierto. ¿Qué sucedió con aquel concierto suspendido junto a Asfalto, Gracoma y Moon que se iba a celebrar en Astorga en agosto de 1979? Hubo mucho revuelo en la prensa leonesa de la época.

JLV: Jajaja…, había pleno esa tarde en el Ayuntamiento, y al salir, el alcalde necesitó la escolta la Guardia Civil hasta su casa, que no estaba muy lejos, jajajaja. La gente estaba indignada y le siguió, voceándole insultos hasta allí, porque al final, como no dejábamos de superar los inconvenientes que nos iban interponiendo, se les ocurrió pedirnos un aval de cinco millones de pesetas para responder ante posibles desperfectos, para ver si así ya desistíamos, cosa que terminamos haciendo. Lo difundió la agencia Efe y lo publicó incluso el diario Ya, de tirada nacional, y la prensa leonesa también estuvo varios días  dándole al tema; especialmente la local.

¿Cómo surge lo de grabar un disco completo? ¿Cómo fue todo aquel proceso?

JLV: La Asociación profesional de Prensa Radio y Televisión de León nos concedió el premio de mejor grupo rock del año 80 y ese fue el espaldarazo que necesitábamos para que Córdoba se decidiese y diese el paso de ficharnos para su cartera de grupos. Pero yo no estaba de acuerdo con eso y ese mismo día dejé el grupo, no volví por allí…, así que de ese proceso no te puedo contar demasiado. Eso fue en octubre del 80, y el disco se finalizó el 13 de enero del 81, el primer martes y trece del año, fue todo demasiado rápido.

¿Pagasteis la novatada de fichar por Caskabel o los incipientes Sonomusic? Creo que fuisteis el primer grupo del catálogo Caskabel y de los primeros de Sonomusic.

JLV: Demasiados principiantes juntos, jejejeje, y si a eso le añades lo del martes y trece, ya entenderás que era imposible que las cosas salieran bien, jajajajajaja.

Después de una sólida trayectoria y con el disco en fábrica, o a punto de publicarse, el grupo se separa. ¿Qué sucedió?

JLV: Las relaciones personales se enrarecieron del todo, Paco ya se había ido también antes que yo y Manolo solo ya no era capaz de poner orden en la formación, incluso se atrevieron a puentearlo y buscar y hacer un bolo sin él, y sin que él se enterase hasta pasado el evento, así que tuvo que deshacer el grupo para evitar males mayores;

Manuel Romero González: Realmente, además de lo anterior, las deudas acosaban  a Manolo que, para colmo, había logrado que su padre avalase los préstamos bancarios concedidos al grupo aunque siempre a nombre de manolo necesariamente. Antes de arruinarnos todos, incluido mi padre, me puse a trabajar en otros empleos para buscar el dinero necesario  parar los bancos, pues a mayores de lo anterior, los demás músicos no aceptaban tocar "pachanga" como grupo Chocolate para sacar dinero (claro, los otros músicos no figuraban deudores, no tenían nada que perder). Esto es básicamente la causa "material" más importante de la desaparición del grupo Why? (junto a las antes citadas)

En 1988 hubo una reaparición, aunque creo que fue incompleta. ¿Había intención real de seguir en la carretera?

JLV: No, en absoluto, fue una simple quedada de músicos a la que yo no pensaba acudir, pues mi trabajo me lo complicaba bastante, pero liaron a Paco, y este me lió a mí, y así se fue liando un poco todo, y con algún contratiempo de última hora se salió del paso con dignidad a pesar del escaso tiempo del que dispusimos para preparar algo. Además, Manolo y Miguel, que eran los que habían llevado durante mucho tiempo el tema musical del grupo (más Manolo que Miguel), no comparecieron en la quedada. Miguel por motivos personales de ultimísima hora y Manolo porque tenía bolo para ese día con el grupo en el que estaba en aquellos momentos. Manolo ni siquiera vivía en Astorga entonces.

MRG: lo cierto fue que esas actuaciones surgieron casi por casualidad, la gente me llamaba para actuar y no teniendo grupo ya, contacté con Paco, Franganillo y el Merem. Realmente fue por placer, aunque con miras a un mini proyecto con Carlos Blanco.

 ¿Existe posibilidad de que aparezcan viejas grabaciones del grupo o, incluso, una posible reunión, aunque íntima, que grabe nuevos temas?

JLV: Lo de la reunión musical yo creo que ya no, cada vez me parece más complicado. Ahora, todas son gastronómicas o para asistir a algún concierto. Pero lo de nuevas  apariciones de publicaciones y grabaciones es posible que sí, aunque es un poco pronto para saberlo aún. Me han propuesto algo y se está cocinando la idea. Podría ser que algo salga, pero si es así llevará su tiempo.

Además, hace unos meses se ha publicado un libro sobre la historia de los grupos en Astorga, ciudad en la que desde siempre ha habido mucha tradición musical, y se recoge la existencia creo que de más de trescientos grupos desde los años cincuenta. Y de ellos se han rescatado grabaciones de más de cien que se han publicado en un DVD de datos que acompaña el libro Astrockrga, publicado por  Marciano Sonoro, dentro de su colección Pequeñas historias del Rock and Roll, en las que se aportan diversas grabaciones de Why?, unas extraídas del LP Why? Rock, y otras de diversas grabaciones  de actuaciones en directo, apareciendo en este trabajo un fragmento de un tema que hasta ese momento estaba inédito (y lo del fragmento es así porque  no se dieron cuenta de que el tema se les había cortado hasta cuando ya la edición estaba en la calle.)

¿A qué os dedicáis en la actualidad?

JLV: Vamos a centrarnos en las formaciones más significativas del grupo… Manolo es un buen abogado, Paco es un alto funcionario del parque móvil y vive en Madrid, José es tornero y tiene una empresa de montajes industriales, Miguel es profesor de inglés y director de la Escuela Oficial de Idiomas, Josechu está en Sevilla y es maestro y yo soy comercial en una empresa de alimentación, intentando vender cosas ricas para comer en colegios, hostelería, residencias, panaderías, confiterías, etc., etc. Además, hay policías, fotógrafos, albañiles, camareros, incluso alguno que ha fallecido ya. En el año 2006 traté de juntar al grupo para celebrar el 25 aniversario de mi matrimonio y el del disco de Why?, pero al final fue imposible lograrlo, y como a mí me gusta caminar mientras espero, prepare diversas letras de nuevas canciones, por si acaso…, una de ellas se refiere a eso, a los años que han pasado y lo que la vida ha hecho de cada uno de nosotros durante esos años, a ver si hay suerte y algún día le ponemos una música chula, jejeje.

¿Qué opinión os merece la escena progresiva, y la no tan progresiva, de los setenta en España? ¿Hubo cambios con la muerte del dictador Franco?

JLV: Fueron años de mucha efervescencia social, había mucha ilusión por un cambio y por un futuro nuevo; nos habíamos creído lo de la libertad, así que todo el mundo quería expresarse y sacar lo que tenía dentro y hasta nosotros nos atrevimos a hacerlo, jajajajaj. Si Franco levantase la cabeza ahora le iba a doler mucho, jajajaja. Pero no te creas tú que después de irse él las cosas cambiaron tanto  y tan de repente…, la Guardia Civil se presentó un buen día en nuestras casas por mandato del alcalde, para ver por qué cantábamos esas canciones, jajajaja, y eso que Franco ya había "palmao" hacía más de cinco años.

¿Tenéis contacto con los músicos con los que compartisteis escenarios aquellos días?

JLV: La verdad es que apenas esos chateos en las redes sociales que te he comentado. Tampoco dispongo de tiempo para mucho más.

¿Seguís escuchando aquel tipo de música en la actualidad? ¿Qué opináis de la situación musical actual en España?

JLV: Sí, claro que sí, pero ahora el rock ha tomado una deriva hacia el metal y ahora es más duro. Por otro lado, nosotros contábamos historias reales, las nuestras, y ahora no estoy yo muy seguro de que eso siga siendo así en la mayoría de los grupos. Por otro lado es normal que las cosas vayan evolucionando y los gustos cambien con  el tiempo. Hoy seguramente nuestros temas a mucha gente les sonaran un tanto bisoños.

Añadid todo lo que queráis…

JLV: Bueno, esto seguramente se está haciendo demasiado pesado y largo, no sé yo si nuestra historia interesará tanto como para leerse todo lo que he largado, así que seguramente ya está bien, y tendrás que recortar…, pero sí que querría abrir aquí un apartado de agradecimientos. Aunque ya es tarde para hacerlo, me gustaría agradecer a tanta gente que colaboró con nosotros para que se pudiesen seguir haciendo cosas… Isaac y Senén en la técnica, manejando mesa, confeccionando mangueras, sensores para luces y otros artilugios, controlando potencia de luz, y lo que fuese necesario…, y los también hermanos Luis, Amable y Toño (los Pachuli), que siempre estuvieron dispuestos a ayudar a cargar y descargar, a montar y desmontar, a ayudar con el sonido, a dar moral cuando hacía falta, y siempre sin ver un duro, ninguno de ellos…, eran como de la familia, a donde íbamos, íbamos todos, pero de dinero ni una lata para nadie. Menos mal que lo pasábamos bien, y, al menos, risas sí que echábamos unas cuantas.

Y si ya hablamos de agradecérselo a la peña…, ahí sí que ya no puedo más que agradecer, agradecer, y agradecer y seguir agradeciendo…, a Cesar, a Nené (ambos tienen su canción en el repertorio), a Félix (gato) o a Pepe, el de Morales, que nunca se arrugaron a la hora de ayudar en lo que fuese, pegando carteles, aportando transporte, o lo que hiciese falta, A Tomás (Pin) con su cámara, A Jesús scout, un artista a nuestro servicio que siempre nos sirvió de forma desinteresada, uffff… hubo tantos que no puedo citar a todos, porque siempre dejaré a muchos en el tintero y se mosquearán con razón, era todo un lujazo tenerlos cerca; ellos nos ponían las pilas para que no nos entrase nunca la fatiga o el desánimo. Empujaban más ellos que algún mal llamado mánager que no debía de entender demasiado el significado de esa palabra, pues trataba de impedir que se nos hiciesen fotos y grabaciones, por ser él el dueño de los derechos del grupo, aunque a pesar de ello el mano a mano entre Why? y Los Cardiacos, en La Vecilla de Curueño tuvo una importante repercusión en los medios que se saltaron a la torera las chuminadas de aquel aprendiz de mánager.
y su silla que nunca le supuso un obstáculo para aportarnos su calor, su apoyo y su compañía, a Toño con sus diseños para nuestros pósteres y carpetas... Toño fue un buen amigo

Y ya para finalizar quiero darte las gracias por incluirnos en tu proyecto. Será un honor estar en él al lado de aquellos ídolos que en su momento nos metieron el gusanillo del rock en el cuerpo.


firma jose luis martinez arilla
- Mucho más en el blog 'Descubre La Caja de Pandora':