Esquizofrenia estuvo en el concierto de Asia en Madrid

 Crónica del concierto de Asia en Madrid
Fecha: 22 mayo 2008, 21:00 h.
Lugar: Sala Macumba
precio: 33 euros (anticipada)
Teloneros: No
Calificación:

Vea la galería de fotos del concierto

__________________________________________________________________

Un gustazo de concierto

Pablo M. Beleña (Texto / Fotos: Javi Moreno)

Un lujo, una delicia, como se quiera decir. Asistir al concierto de estos Asia, y no de otras formaciones del super-grupo en otras épocas, fue espectacular. Uno estaba viendo al mismo tiempo un pedacito vivo de Yes, de King Crimson, de Emerson, Lake & Palmer...

 Y eso en cuanto a sensaciones, porque la música de este concierto estuvo de sobresaliente. Lo que no permite hablar de un concierto en su totalidad de esa nota son algunos condicionantes. Por ejemplo, que tampoco se puede hablar de que la discografía y por tanto los temas de Asia estén a la altura de sus integrantes. Luego, que la conclusión que se saca al ver un concierto de greatest hits es que tampoco pueden presumir de último disco. Y es que 'Phoenix' no es ningún éxito unánime para sus seguidores.

Y sin embargo fue una delicia también el ver la gran asistencia de público. Y no sólo de la generación que los vio nacer en los 80, sino de gente joven que está empezando en esto del progresivo y que se conoce de sobra a estos músicos y sus canciones.

Muy buen ambiente y gran entusiasmo con cada solo, cada gesto de esos 'cracks' de la música. Cuando Howe hacía sus solos, o simplemente exprimía su mástil, siempre en la zona corta y rozando la caja; cuando Palmer sacudía la batería al estilo jazzístico -gracias, Javi- o se marcaba un solo más contundente que la de cualquier hevorro; cuando Wetton lanzaba guiños o cuando Downes nos hacía recordar al estilo sinfónico de Yes, época Wakeman...

Gustó oír el 'Roundabout' y 'The Clap' de Yes (de donde salió Howe, así como Downes), el 'In The Court of the Crimson King' o el corto 'Book of Saturday' de King Crimson (de donde salió Wetton), el 'Fanfare For the Common Man' de ELP (de donde salió Palmer), y el popero pero mítico tema 'Video Killed the Radio Star', de los The Buggles (de donde salió Downes). Pero también nos dejaba claro que tenían que hacer guiños con canciones de otros grupos en los que estuvieron para extraer una chispa especial con el público.

No es una crítica injusta hacia ellos, quienes por sí mismos pusieron a la sala en pie con los 'Heat of The Moment', 'Sole Survivor', 'Wildest Dreams' o 'Time Again' de turno. Por cierto, que todos de su primer gran disco, homónimo, de 1982. Pero con ello expreso mi postura hacia los super-grupos como Asia o Emerson, Lake & Palmer o UK... gran calidad pero siempre faltos de una discografía a la altura de su nivel.

Pero que ninguno de estos comentarios -siempre debo ser crítico y analizar lo que puede ser negativo como deber periodístico- ponga en duda que fue un gustazo ver este concierto, bastante notable -hasta las jovencitas y atractivas camareras bailaban al son de los teclados de Downes-, y al que fui, todo hay que decirlo, muy bien acompañado de gente que mucho tiene que ver con este Portal Esquizofrenia.

 Vea la galería de fotos del concierto


_____________________________________________________________

Cuando los sueños se cumplen...

Javi Moreno (Texto y fotos)

Y es que, tras 25 años, volver a tener la oportunidad de ver sobre un escenario a esta clásica formación fue todo un sueño realizado. Más si cabe cuando el que suscribe nunca creyó posible esta reunión ante sus ojos.

 Y no defraudaron. No, desde luego, si sabes que ibas a encontrar y que esperar de cada uno de estos músicos. Ya en su momento comenté en la crítica de su último DVD los lastres que esta banda arrastra de cara a la audiencia más progresiva, o más popera, respectivamente. Realmente había de todo entre los presentes, desde los clásicos heavys, a gente más afín al sinfónico y progresivo, hasta casi llenar el recinto elegido. Y algo que me alegró muchísimo, y que da pie a confiar en el futuro, es el amplio espectro de edades que allí nos congregamos: desde veinteañeros ilusionados a cincuentones veteranos.

En Madrid pudimos disfrutar de un repertorio nostálgico cargado de greatest hits, bastante definitorio y -en vista de su reciente nuevo álbum- definitivo de su carrera. No podemos esperar más de ellos.

Con tan sólo unos minutos sobre la hora prevista, se apagaban las luces y se proyectaba sobre la mínima pantalla que acompañaba el show (pobre en todos los sentidos, incluidos los típicos juegos de luces basados en los tonos azules y rojos) el reconocible logo creado hace ya 26 años por Roger Dean.

Hay que decir que el repertorio estaba basado en ese DVD ya mencionado de la gira de reunión, con los recortes de set  habituales y la inclusión de un par de temas de su nueva obra 'Phoenix' (por no decir las únicas dos salvables, aunque eso es otra historia...).

Abrían el espectáculo con una muy bien ejecutada 'Daylight', que sirvió, entre otras cosas, para dejar bien claro lo que nos íbamos a encontrar durante toda su actuación: el ya habitual y pésimo sonido de la sala Macumba. Es muy frustrante que una ciudad como Madrid (centralismos y politiqueos aparte) haya de sufrir salas que no son tales, como habituales recintos para el directo, pero desgraciadamente así es. Aunque bien es cierto que el buen hacer del técnico de sonido desde la mesa, consiguió reducir al mínimo todo el reberb que una discoteca (porque eso es lo que es Macumba) de este estilo provoca en una interpretación en directo.

Para la segunda canción, más o menos se habían minimizado los problemas acústicos, y pudimos disfrutar de un clásico tras otro. Muy bien intercalados entre el repertorio original del grupo, se iban colando las piezas originales de las bandas de procedencia de cada miembro, que no por predecibles (son las que llevan interpretando en directo desde hace dos años) fueron menos disfrutadas. Todo un gustazo poder disfrutar de un excelso 'Roundabout' de Yes, donde la única diferencia apreciable -y esto es mucho decir- radicaba en la ausencia evidente de Jon Anderson, muy bien sustituido por Wetton. Alucinante la ejecución de ‘In The Court of the Crimson King’, e inesperado el ‘Book of Saturday’, ambas de King Crimson, que hicieron las delicias de la audiencia más progresiva allí congregada. ‘Fanfare for the Common Man’ de Emerson, Lake & Palmer perdió quizá la magnificencia del original, aunque resultó bastante bien parada. Sobre todo si la comparamos con la floja, aunque inevitable ‘Video Killed the Radio Star’ de The Buggles. Geoff Downes lleva toda su vida reivindicando este tema, cuando en su haber puede presumir de interpretaciones mucho mejores, aunque menos exitosas.

Si de mí hubiera dependido, y por no desmerecer al resto de miembros de la banda respecto a la concesión de un tema de sus carreras fuera de Asia, en su lugar habría incluido un tema del álbum ‘Drama’, de Yes, cuyos créditos están fimados tanto por Geoff Downes, como por Steve Howe. Aunque claro, dada la inminente reunión (en cuanto acabe esta gira) de Yes, encarnada esta vez por Howe, Squire, White, Anderson y Wakeman Jr., quizá no era lo más apropiado. Al menos fue gracioso contemplar cómo la gran mayoría de los asistentes coreaban un tema pop, que bajo ninguna circunstancia arroparían en otra situación, y que en esa noche mucho mejoró por la aportación que hicieron Howe y su guitarra.

Por lo demás, un concierto muy completo, cimentado en su obra debut, 'Asia', del cual sólo prescindieron de ‘One Step Closer’ y ‘Cutting it Fine’. En su lugar interpretaron dos temas de su más reciente obra, que no olvidemos es la excusa que nos ha permitido tenerles en nuestros escenarios. ‘Never Again’ fue el primero de ellos, y sigue el formato de hitsingle que tanto bien les reportó en sus inicios. Dinámica y pegadiza, cuenta con un estribillo fácilmente reconocible y cantable, que hizo que tanto los que ya la conocíamos, como los que no, enseguida coreáramos. No tan bien parada resulta ‘An Extraordinary Life’, pues es algo más técnica y menos atractiva en su conjunto.

No podían faltar los correspondientes solos instrumentales: ‘Bolero’ para el lucimiento de Downes (con un pequeño guiño al ‘Cutting it Fine’ incluido); ‘The Clap’, magníficamente interpretado por Howe a la acústica; y mención especial para el impresionante ejercicio de técnica y contundencia de Palmer a medias de ‘The Heat Goes On’, que a más de un metalhead (acostumbrados a corear a tediosos rompeparches) dejó con la boca abierta.

En definitiva casi una veintena de temas, repartidos a lo largo de dos horas, que a día de hoy hacen que estas viejas glorias ridiculicen a muchas de las jóvenes promesas que se las dan de auténticos y de estrellas.

Y como a todo hay que sacarle algún defecto, en mi modesta opinión, nunca les perdonaré la omisión en el repertorio de ‘Don’t Cry’. Una lástima.

Músicos:
Geoff Downes
John Wetton
Steve Howe
Carl Palmer

Set list del concierto:
Madrid, 22 de mayo 2008, sala Macumba.
Hora de comienzo: 21.08. Dos horas de duración aproximadamente.

Daylight
Only Time Will Tell
Wildest Dreams
Never Again
Roundabout
Time Again
Bolero
The Clap
Book Of Saturday
The Smile Has Left Your Eyes
Open Your Eyes
Fanfare For The Common Man
Without You
An Extraordinary Life
In the Court Of The Crimson King
Video Killed The Radio Star
The Heat Goes On
Heat Of The Moment
Sole Survivor

Calificaciones técnicas:
Set list: 7
Sonoridad: 4
Duración: 7
Interpretación: 9
Actitud: 8
Público: 9
Media: 7

 Vea la galería de fotos del concierto