FEM - 'Sulla Bolla Di Sapone' (2014)

Las bolas de sonido de FEM

FEM - 'Sulla Bolla Di Sapone' (2014)
(31 marzo 2014, Fading Records)

FEM - Sulla Bolla Di SaponeHoy centramos nuestra atención en FEM (o FORZA ELETTRO-MOTRICE, como se prefiera llamarlo), un grupo progresivo italiano formado en 2007 a partir de las cenizas de varios otros grupos disueltos que se dedicaban a hacer versiones de viejos grupos progresivos. Pues bueno, una vez formado FEM, sus integrantes se pusieron a hacer lo mismo mientras empezaban a crear sus propias composiciones, las mismas que finalmente llegan ahora a integrar su disco debut, el EP “Epsilon” de 2102, y ahora “Sulla Bolla Di Sapone”. Este disco que contiene 15 temas fue publicado por el sello Fading Records a fines de marzo pasado, y supone una muy grata sorpresa para los amantes del rock sinfónico de ayer y hoy. La banda está alineada por Paolo Colombo [guitarras y voz], Alberto Citterio [pianos, órgano, sintetizadores, mellotrón y voz], Marco Buzzi [bajo y voz], Emanuele Borsati [batería, percusión y voz] y Massimo Sabbatini [voz principal]. Este último reemplaza a Giacomo Balzaratti, quien había participado en “Epsilon”.“Sulla Bolla Di Sapone” es un disco conceptual basado en un relato del alemán Kurd Lasswitz, una de las figuras más celebradas de la literatura de ciencia-ficción: esta estructura conceptual explica por qué las 15 piezas están hiladas en un continuum, además del hecho de que casi siempre se establezca sucesiones mutuas entre temas cantados e instrumentales.

‘Il Giardino Delle Consuetudini’ pone en marcha las cosas con un inconfundible sello Emersoniano-Yessero que se alimenta oportunamente con alusiones al viejo paradigma de PFM y los más recientes de TRANSATLANTIC y KARMACANIC. La dupla de ‘Microgen’ y ‘Microgen Parte 2’ nos brinda una versión más exaltada de lo mismo, abriendo campo hacia una eficaz expresividad dramática de parte del vocalista principal y una musicalidad notablemente más ambiciosa de parte de los instrumentistas. ‘Il Mondo Bianco Opaco’es un bello instrumental basado en el piano al cual se añaden orquestaciones de sintetizador y ornamentos armónicos de glockenspiel, con lo cual se prepara el terreno para el ligero dinamismo jazz-rockero de ‘Consapevolezza’; el cálido cierre con base de piano nos remite al instrumental inmediatamente precedente. ‘Incontro Con I Saponiani’ es un nuevo instrumental que vira las cosas hacia un filo más agresivo, añadiendo matices góticos y casi metaleros al sabiamente complejo desarrollo temático que, a pesar de durar poco más de 2 minutos, arrolla con su exuberancia imponente. ‘Nella Città’ porta una espiritualidad ágil y vibrante que exuda tremendas dosis de afinidad con YES y LA MASCHERA DI CERA: el colorido melódico es patente en el desarrollo del cuerpo central, pero la coda se arma en base a grisáceas capas de sintetizador desde donde se proyecta el esplendor ceremonioso del siguiente tema, ‘Il Signore Dei Pensanti’, un instrumental que se mueve en las coordenadas intermedias de LED ZEPPELIN y PINK FLOYD en sus pasajes más pesados, virando luego a los paradigmas de BMS y PFM en sus momentos más fastuosos. Un gran instrumental que se puede apreciar como un hermano “más serio” del incansablemente juguetón ‘Microgen’. Cuando emerge ‘Processo Alla Verità’, se nota que recibe de lleno el impulso de ‘NellaCittà’ e ‘Il Signore Dei Pensanti’ debido a su policromático dramatismo: también incluye una cita de ‘Microgen Parte 2’ en su epílogo.

‘Riflessioni’ incorpora una notoria novedad al proyectarse hacia una ambientación bucólica en base al matrimonio de guitarra acústica y piano, aunque claramente la estructura compositiva de la pieza tira hacia el jazz y no hacia el folk acústico. ‘Il Peso Della Conoscenza’ vuelve a la alegría llevadera de ‘Consapevolezza’ (al modo de un híbrido entre el PFM de “Chocolate Kings” y el CAMEL de “Rain Dances”). Lo que sigue a continuación es una dupla de instrumentales: ‘Un Viaggio Lungo Un Istante’ y ‘Reviviscenza’: el primero establece un viaje Genesiano (de la época 76-77) con un toque extra de punche psicodélico y un guitarreo más cercano al genio de Gary Moore que al de Steve Hackett, mientras que el segundo está claramente enfilado hacia el jazz-fusión melódico con sutiles matices sinfónicos. Los dos últimos temas del disco son cantados: ‘Ritorno Al Giardino’ es básicamente una balada sinfónica arropada con teclados que exhiben una tremenda fuerza de carácter, añadiéndose en ciertos momentos unos interludios de tono ágil donde la guitarra asume el protagonismo; ‘E Il Mondo Scoppierà’ emerge de las cenizas de la canción anterior para elaborar una armazón melódica robusta y llamativa que deriva en una pomposa demostración de sinfonismo de vieja escuela.

Parece ser que la escuela actual de rock retro-progresivo italiano está lejos de agotarse: bandas nuevas como FEM son capaces de dar nueva vitalidad y colorido a esta vertiente, tal como se demuestra fehacientemente en “Sulla Bolla Di Sapone”. Realmente nos ha causado una buena impresión este disco.


Nota: -/10



firma cesar inca mendoza

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com