Flying Colors - 'Flying Colors' (2012)

Talento, creatividad y variedad, igual a triunfo

Flying Colors - 'Flying Colors' (26 marzo 2012)
Sello: Mascot Records/Music Theories Recordings; País: EEUU; Calificación: Calificación: 8,5

Flying Colors - Flying Colors
1. "Blue Ocean" 7:05
2. "Shoulda Coulda Woulda" 4:32
3. "Kayla" 5:20
4. "The Storm" 4:53
5. "Forever in a Daze" 3:56
6. "Love is What I'm Waiting For" 3:36
7. "Everything Changes" 6:55
8. "Better Than Walking Away" 4:57
9. "All Falls Down" 3:22
10. "Fool in My Heart" 3:48
11. "Infinite Fire" 12:02

Duración total: 1:00'26''

Músicos:
- Casey McPherson: Voz, guitarra y teclados
- Steve Morse: Guitarras
- Dave LaRue: Bajo
- Neal Morse: Teclados y voz
- Mike Portnoy: Batería, percusión y voz ('Fool in My Heart')

Género: Rock Progresivo, Jazz-Rock, Pop-Rock.
Grabado entre enero y marzo de 2011.
Producido por Peter Collins y Bill Evans (productor ejecutivo).

Flying Colors Cada vez que me llegan noticias de la creación de una superbanda o un nuevo proyecto con ilustres protagonistas, el fan que llevo dentro es el que toma el primer impulso. Mi imaginación se pone de inmediato en movimiento, y se lanza a una orgía de parabienes musicales y esperanzas de altísimo nivel. Esto me pasa siempre.

Aunque luego, con el paso del tiempo, cuando la noticia ya se ha enfriado y piensas un poco más las cosas, la voz de la conciencia va tomando posiciones y se encarga de recordarte que la fórmula matemática de distintos músicos de sobrado talento, juntos en una habitación, no siempre da como resultado un disco memorable. Nos ahorraremos señalar con el dedo a nadie, pero ejemplos hay de sobra.

Y con este proyecto de Flying Colors, no iba a ser menos. A priori, un trabajo a cargo de Neal Morse (ex Spock’s Beard, Transatlantic), Casey McPherson (Alpha Rev), Steve Morse (Deep Purple, Dixie Dregs), Mike Portnoy (ex Dream Theater, Transatlantic) y Dave LaRue (Dixie Dregs, John Petrucci), dado el alto nivel de todos y cada uno de ellos en sus diferentes andaduras musicales, no podría traer consigo otra cosa que un álbum memorable. Pero claro, por otro lado, imaginar una amalgama de estilos tan dispares como el rock progresivo, el pop más comercial, el hard rock, el metal y el jazz (de los que proceden, respectivamente, cada uno de ellos), juntos por igual en una misma obra, me puso en alerta ante el resultado final y su más que posible caos. Máxime cuando los protagonistas se encargaron de airear que las influencias de cada uno de ellos estarían presentes por igual en el disco, y que todos habían aportado su granito de arena en la elaboración.

Una vez recibido, masticado, saboreado y digerido este trabajo de Flying Colors, he de decir que ha salido vencedor, de largo, mi lado fan. No es que haya sido un K.O. en el primer asalto, ni mucho menos, pero sí que se han logrado facturar un buen puñado de temas fantásticos, aptos para casi cualquier oyente del rock (eso sí, metaleros irredentos abstenerse), acompañados por algún que otro corte menor, pero en ningún caso desechable. La combinación de estilos está muy bien ejecutada, no chirría, jugando gran papel en todo el disco la base ejecutada por Dave LaRue, un monstruo con el bajo y los ritmos capaz de adaptarse a cualquier estilo. Por otro lado, la versatilidad que aportan tres cantantes también da mucho juego. Por supuesto, Casey McPherson lleva el papel principal en este aspecto, pero el aporte de Neal Morse es igual de bueno, y hasta Mike Portnoy cuenta con un tema completo a las voces, ayudado por Neal y Casey en alguna estrofa y estribillos, sorprendiendo su rango vocal muy alejado de la potencia metalera vista con Dream Theater.

'Flying Colors' se abre con una captura de la banda charlando y bromeando en el estudio, mostrando el ambiente relajado y ameno en el que parece que se encontraban. 'Blue Ocean' es el tema elegido para abrir el disco, con el bajo de LaRue marcando una línea jazzy, acompañada con punteos de Steve hasta que entra la voz de Casey, todo muy funky, para de repente pegar uno de los muchos cambios de ritmo que contiene y transformarse definitivamente en un poderoso corte de puro prog, similar a la factura de Transatlantic, alternando ambas caras en todo su desarrollo. Como carta de presentación cumple sobradamente. Las sorpresas comienzan a llegar con 'Shoulda Coulda Woulda', un tema con base muy metálica, donde Mike golpea fuerte su kit y los riffs de Steve sitúan el corte en la nueva onda metalera americana, con algún que otro solo de puro blues rock. Pero no os esperéis un resultado heavy al uso, porque el matiz diferenciador corre a cargo de Casey, que hace lo que quiere con su voz en un rango pop falsete deslumbrante. Como por su nombre se deduce, 'Love Is What I’m Waiting For' es una balada, cercana al power pop, en la que la melodiosa voz de Casey rivaliza con las cuerdas de Steve en protagonismo. Las progresiones que contiene la enriquecen hasta hacerla una de las más aprovechables del disco.

'The Storm' es un medio tiempo bastante convencional, pero con uno de esos estribillos pegadizos y enérgicos que no te puedes quitar de la cabeza. Por su parte, 'Kayla' aporta la frescura jazz y funk de LaRue, con una paleta vocal a cargo de Casey para quitarse el sombrero, en especial ese estribillo tan pop. 'Forever In A Daze' te recordará enseguida a los fab four, con una fantástica guitarra acústica y un piano muy rockero. Especial atención al solo que se marca Steve Morse con la eléctrica, toda una oda a Brian May. Para enmarcar, 'Everything Changes' es otro de los grandes cortes que nos vamos a encontrar. Rock progresivo con pinceladas pop nuevamente, fruto del registro de Casey, y una intervención magistral de Neal Morse que acaba llevándose el tema a su terreno, hasta el punto de encajar perfectamente en cualquiera de sus obras en solitario. Por cierto, no por reiterativo deja de ser mencionable, el solo central de Steve es otra vez maravilloso.

Flying Colors - Flying Colors

La elección de Casey como vocalista principal se justifica durante todo el disco, pero temas como 'Better Than Walking' son razón suficiente. Una balada al uso, con voces dobladas y un riff sencillo pero sensacional por el sentimiento que Steve es capaz de transmitir. Como contraste, 'All Falls Down' es un tema épico, frenético y un registro vocal de Casey casi angustioso. Las guitarras más veloces del disco salen a relucir, acompañadas por un LaRue inspiradísimo. La anécdota de 'Flying Colors' llega con 'Fool In My Heart', un medio tiempo correcto, si más, pero que como comentaba antes nos descubre la faceta como vocalista de Mike Portnoy. No es que lo borde, pero se defiende sin excesivos problemas en un medio tiempo que rescata Steve Morse en su parte final con un solo de blues brutal.

Como final, lo que todos estábamos esperando. 'Infinite Fire' es un corte de rock progresivo puro y duro, en la onda Transatlantic, en el que el trabajo de la banda en conjunto es tan magnífico como las intervenciones individuales de cada uno de ellos. Todos tienen su cuota de protagonismo, en un tema cambiante que toca todos los palos ya descritos, partes instrumentales jazzies, blues, guitarras hard rockeras, hammond purpleliano y solos incendiarios, haciendo que la composición no decaiga en ningún momento hasta un final épico, que poco a poco va disminuyendo el ritmo, hasta apagarse finalmente con los atmosféricos teclados de Neal.

Tras el gran sabor de boca que supone 'Flying Colors', tan solo resta descubrir que continuidad tendrá este proyecto. Las habituales agendas de sus miembros no invitan precisamente al optimismo. Mucho menos el hecho de que entre que se planteó el proyecto y se llevó a cabo pasaran casi tres años, más otro año desde que se sentaron a componer y grabar hasta que por fin se ha visto editado. En cualquier caso, lo importante es que el resultado final ha cumplido las expectativas y deja con ganas de más, mucho más. Por lo pronto, le auguro un largo tiempo en mi lista de favoritos.

Puntuación: 8,5/10 Calificación: 8,5

- Os dejamos con este vídeo de presentación:

  • Página oficial de Flying Colors:

http://flyingcolorsmusic.com/

Javi Moreno VegaJavi Moreno Vega
Marzo 2012