Hotel crea suites inspiradas en The Beatles y Pearl Jam

Un hotel ha construido unas habitaciones ambientadas en dos leyendas del rock: The Beatles y Pearl Jam. El Hotel Edgewater, ubicado en Seattle, acogió a The Beatles en agosto de 1964, banda que se alojó en la habitación 272 y le dio un gran atractivo al lujoso inmueble.

Por otro lado, la empresa guarda una gran admiración por Pearl Jam, por lo que decidió rendir un merecido homenaje a la banda colocando una suite en su nombre. En su página oficial, la compañía ha precisado que la decoración de la suite de Pearl Jam se realizó con ayuda de la banda y de su club de fans, a fin de obtener un ambiente grunge único y especial.

Los hoteles se están rediseñando para ofrecer nuevos servicios a los usuarios y, sobre todo, más atractivos. Las habitaciones únicas, espacios multifuncionales y dotaciones tecnológicas son algunas de las tendencias que están cambiando este sector. Así lo sostiene la periodista de Eldulcehogar, Cintia Zapata.

“Las tendencias apuntan a la personalización de los servicios. Los espacios públicos del hotel se transforman y se convierten en salas de eventos. También se convierten en ambientes laborales o personales, de acuerdo con las necesidades. Las habitaciones inteligentes, el uso de chatbots, las conexiones 5G y los pop up son las tendencias del momento”, refiere.

El Edgewater Hotel ha implementado sus atractivas suites con todo lo necesario para el bienestar y gusto de los fanáticos del rock. En cuanto a la habitación Pearl Jam, dispone de una cama king size, carteles auténticos de algunos de sus grandes conciertos, una guitarra, un amplificador, discos de vinilo y el logo de Mother Love Bone sobre la cama. Todo lo necesario para el máximo confort de los visitantes.

Además, la lujosa habitación tiene una privilegiada vista hacia la bahía Elliott y las montañas Olympic. El hotel también ha firmado un contrato con la banda que se basa en donar el 10 % de las ganancias ingresadas durante sus presentaciones hasta este mes en curso en su lugar de origen para ayudar a aquellas personas sin hogar en Seattle.

La habitación de The Beatles cuenta con 750 pies cuadrados y está inspirada en el rock británico de dicha época. Tiene una cama king size, sala y áreas de descanso, comedor y un librero, todo adornado con información del grupo, sus álbumes y fotografías exclusivas que se tomaron a la banda realizando distintas actividades, como pescando. El cuarto tiene un tocadiscos, portadas de sus LPs y arte de los británicos que adornan las paredes. Por si fuera poco, dispone de un baño spa al estilo europeo y una gran vista a las bahías y montañas.

Pocos hoteles del mundo pueden darse el lujo de contar con habitaciones temáticas sobre bandas de rock que han sido diseñadas bajo la supervisión de sus integrantes.