Ihsahn - 'Eremita' (2012)

El oscuro encanto de la ex música del diablo

Ihsahn – 'Eremita' (18 junio 2012)
Sello: Candlelight; País: Noruega; Calificación: Nota: 8,5

 
Ihsahn - Eremita

1. Arrival 5:40
2. The Paranoid 4:43
3. Introspection 5:37
4. The Eagle and the Snake 8:47
5. Catharsis 4:50
6. Something Out There 5:09
7. Grief 2:21
8. The Grave 8:18
9. Departure 7:07
* 10. Recollection (Bonus)


Duración total: 52'33''

Músicos:
- Ihsahn: Voz, guitarras, bajo, teclados
- Tobias Ørnes Andersen: Batería
- Jorgen Munkeby: Saxo

* Invitados:
- Jeff Loomis: Guitarras
- Devin Townsend, Einar Solberg y Heidi Tveitan: Voz

· Género: Black metal progresivo, metal progresivo, metal experimental.
· Grabado en 2012 en los Ivory Shoulder Studios de Notodden, Noruega.
· Producido por Ihsahn; mezclado por Jens Bogren.

Ihsahn Lo que más me gusta de la música, en términos generales, es la capacidad de tener buen gusto y abrir mentes. Cuando hace unos cuantos años me preguntaban por el metal extremo, me salían ronchas. Cuando ya me mencionaban el death metal, salía despavorido. Imaginad mi cara cuando me intentaban convencer de que me adentrara en sonidos aún más oscuros, como es el black metal y derivados.

Tenía la mente cerrada y los oídos caprichosos. Todo lo que no fuera una voz limpia y modulada con calidad me parecía ruido. Un gutural era como tirar de la cadena del váter. Ahora me río. Me zambullo en estas músicas y nado como delfín en el death, aunque me gusta más su vertiente melódica, el llamado 'sonido Gotemburgo'. En todo caso, para no distraernos la atención de este disco de Ihsahn, debo decir que este noruego cada vez me deja más alucinado. Heredero del metal satánico, el black y sonidos oscuros, lleva años haciendo magia musical con su carrera en solitario, tras dejar bandas como Emperor.

A todos les pediría un esfuerzo como el que yo en su día afronté para conocer su música si es que toda etiqueta de 'black' o similares os aterran. No es justo. Ihsahn es un genio vivo de la música que cada vez lo demuestra más. Yo le conocí con 'After', su tercer disco en solitario, hace dos años, y aún alucino cuando me adentro en su obra anterior. Ahora presenta este 'Eremita', un provocador (o no...) título que se refiere a los ermitaños, que en el cristianismo son aquellos que eligen la vida solitaria y ascética, sin contacto permanente con la sociedad. No sabemos si es el caso de Ihsahn, pero el mensaje está claro: si te gusta esta música es que eres un Eremita.

Pero ya centrándonos en la música y dejando de lado el 'superyo' de este disco, hay que confirmar la ascensión de este artista, un progreso continuo que demuestra con este disco más completo que 'After' pero quizás menos brillante o vibrante en algunos momentos. Y es que el compositor, vocalista y multiinstrumentista ha querido tocarlo todo en este álbum conceptual sobre la vida de un ermitaño o el proceso espiritual del mismo. Para ello, ha tocado todos los palos del metal, el progresivo y músicas experimentales. Tachado de black metal progresivo o simplemente metal progresivo, en 'Eremita' vais a alucinar con sonidos que van desde el tech-metal más común hoy en día al progresivo más clásico, con las esquizofrénicas estructuras y cambios de ritmos que ya se tocaban desde finales de los años 1960 con Van der Graaf Generator o King Crimson.

Si es que ya está todo inventado en la música. O casi. De vez en cuando bandas como Sigur Rós o Solstafir pueden sorprendernos con sonidos nuevos y texturas nunca antes escuchadas, como fruto de la experimentación con sintetizadores e incluso ordenadores para modular la música con filtros. Pero, por lo demás, ya todo no deja de ser variaciones sobre distintas influencias. Ihsahn nos ofrece, por ejemplo, un arranque metalero con 'Arrival', que juega con black melódico, por llamarlo de alguna manera, con un stoner y un metal cañero de fondo. Por cierto que aquí colabora Einar Solberg de Leprous en las voces, con su timbre de voz inconfundible.

Y es que en 'Eremita' Ihsahn se deja rodear de compañeros para los que ha trabajado. Colaboran aquí el batería Tobias Ørnes Andersen (Leprous), el saxofonista Jørgen Munkeby (Shining), el guitarrista Jeff Loomis (ex Nevermore) y los cantantes Einar Solberg (ya mencionado), el archiconocido Devin Townsend y la vocalista Heidi S. Tveitan (compañera suya en la banda Peccatum). ¡Casi nada! Como se suele decir... si un artista está tan bien rodeado, por algo será.

En cuanto al resto de temas, pronto nuestro Eremita que acaba de llegar a su estado alcanza la paranoia en 'The Paranoid', que como os podéis imaginar es una canción angustiosa y oscura, muy dura en sus texturas y con vibratos propios del black metal en la voz y las guitarras. 'Introspection' es, sin embargo, un tema propio del metal progresivo puro y duro, con sonidos más limpios aunque sean del metal. 'The Eagle And The Snake' en sus casi 9 minutos muestran al Ihsahn más original, con saxos, los de Jørgen Munkeby, dando ese toque de distinción que nadie tiene hoy en día. ¿A quién se le ocurriría algo tan distinto como usar saxos en músicas blackmetaleras y oscuras? Muy Van der Graaf, con toques de David Jackson, este tema es uno de los mejores y más complejos del álbum. Sobresaliente.

La 'Catharsis' que alcanza nuestro ermitaño es también un tema con saxo, esta vez muy lento y tranquilo, más intimista y contemplativo, aunque con voces blackmetaleras. Aquí es cuando me paro y reflexiono... sé que muchos serían incapaces de tomar esta voz como una forma digna de cantar. Pido mentes abiertas para admirar una técnica vocal distinta y tan meritoria como cualquier otra, aunque pueda sonar tan oscura y propia de conceptos que tenemos en la sociedad occidental de lo que es una voz satánica o demoníaca. Es cierto, no nos engañemos, que en su origen el black metal buscaba imitar esa sensibilidad tan oscura y macabra como es el satanismo, pero también hay que saber dejar pasar el tiempo y admirar la música por sí misma. A todos nos encanta cantar 'Rock and roll all nite' de Kiss y que yo sepa nadie se tira toda la noche rockandrolleando... dicho de otra manera: no nos tomemos las cosas al pie de la letra. Dejémonos llevar por lo que es bueno y suena bien, y pensar menos en su trasfondo. En este caso, olvidemos los orígenes de estas voces, ya sean del black o del death.

Ihsahn - EremitaMientras tanto, nos hemos adentrado en 'Something Out There', uno de los mejores temas del disco, una rápida canción de ritmo machacante y propio del thrash, con aires black. Impresionantes las letras del tema, y cómo las canta Ihsahm, recitando cada estrofa con tanto sentido interior. 'Grief' es una oscura melodía propia de una misa satánica, con aires de Black Sabbath y Ozzy en la ambientación musical. De hecho, en cualquier momento esperamos que salte el viejo Osbourne a dejarnos su voz aguda. Pero no, porque sólo es un juego de composición de Ihsahn con el sintetizador. Después llega la joya de la corona de este disco: 'Departure'. Compleja canción de estructura progresiva, con variaciones múltiples. Inicia como arranque tétrico, doom, saxos épicos y voces blackmetaleras. Evoluciona a un tema que juega con la batería experimental y jazzística de Tobias Ørnes Andersen y los saxos también jazz de Munkeby. El ambiente épico nos lleva al delirio con una explosión materializada en el arranque de la voz de Ihsahn totalmente desgarrada y alucinante. Da miedo. Pero por sorpresa, la voz femenina y dulce de Heidi Tveitan nos enamora y cautiva con un juego de voces absolutamente hipnotizador. Tremendo temazo de más de 7 minutos.

El final oficial ha llegado ya, pero la edición especial viene con un bonus, que se trata de un buen tema, 'Recollection', tranquila canción melódica con pianos entre baterías dulces y una ambientación pacífica. Nada que ver con el resto del disco. Muy progresiva también, con pocos elementos de música metal, donde el saxo es el verdadero protagonista instrumental y la voz no modulada de Ihsahn nos enamora hasta el final.

Otro de los discazos del año, sin duda. Cuando repasamos el pasado 2011 creímos que la cosecha sería irrepetible. Pero no. A este paso cerraremos 2012 con mejor cara aún. ¡Tremendo! ¿Quién ha dicho que la música ha muerto?

Puntuación: 8,5/10 Nota: 8,5

- Podéis escuchar aquí el tema 'The Paranoid':

  • Página web oficial de Ihsahn:

www.ihsahn.com

Pablo M. Beleña Pablo M. Beleña
Julio 2012