Il Bacio Della Medusa - 'Deus Lo Vult' (2012)

La voluntad progresiva de Il Bacio Della Medusa

Il Bacio Della Medusa - 'Deus Lo Vult' (2 junio 2012, Not On Label)

Il Bacio Della Medusa - Deus Lo VultHoy es la ocasión de hablar del quinteto italiano IL BACIO DELLA MEDUSA, el cual nos brinda una nueva joya progresiva este año con su tercer disco “Deus Lo Vult”; con su duración de menos de 35 minutos, este disco nos devuelve a los tiempos de la cobertura del formato de vinilo. Bueno, más allá de la cuestión de su duración, el hecho es que IL BACIO DELLA MEDUSA nos ha entregado una electrizante muestra de la capitalización de su fuerza expresiva de su propuesta, tal como se ha venido desarrollando sucesivamente en su disco debut de 2008 y “Discesa Agli Inferi Di Un Giovane Amante” de 2009, discos usualmente muy elogiados por la comunidad progresiva. El grupo suena más agresivo que nunca en los momentos más exaltados, exhibiendo un filo arrollador y apabullante que se siente Vandergraafiano al igual que fiel a los legados de BIGLIETTO PER L’INFERNO, METAMORFOSI, el NEW TROLLS 71-72 y OSSANA. La formación de la banda es: Simone Cecchini (voz, coros, guitarras acústicas de 6 y 12 cuerdas, armónica), Diego Petrini (batería, percusión, mellotron, órgano), Federico Caprai (bajo), Simone Brozzetti (guitarra eléctrica) y Eva Morelli (flauta, pícolo, sacos, alto, soprano y tenor, Theremin).

‘Invocazione Alle Muse’ da inicio al disco con un aire de añoranza hábilmente marcado por la guía que otorgan las líneas de flauta. Esta estrategia sustenta la expectativa en torno a ‘Indignatio (Infedeli In Terra Santa)’, la canción donde el ensamble empieza a mostrar más fehacientemente sus filos sonoros en aras de una expresividad enérgica que contiene momentos fastuosos, parajes de tendencia gótica, interludios juguetones de orientación sinfónica clásica, psicodelia aguerrida… todo ello dentro de una ambiciosa armazón progresiva que emparenta al ensamble con sus coterráneos de MALIBRAN y A PIEDI NUDI (etapa de “Creazione”) así como a otros referentes como HYPNOS 69 y GARGAMEL. ‘Urbano II Bandisce la Prima Crociata’ tiene el colorido y el ritmo de una celebración pastoral, un momento de vibraciones lúdicas tras el despliegue de muscular densidad que tuvo lugar en la pieza anterior. Así las cosas, entra a tallar ‘Simplicio’ como la ocasión precisa para que el grupo explore los rincones más genuinos de su faceta lírica: tiene todo el aire de una balada de PFM remodelada para OSSANA. A continuación sigue la pieza homónima, la misma que sorprende rotundamente con un viraje power-prog-metalero desde el cual la banda proyecta su dimensión más oscura con una muscularidad imponente; a poco de pasada la barrera del cuarto minuto y medio, el desarrollo temático cambia de foco hacia un jam blues-rockero que ostenta una ágil actitud retro. ‘Verso Casa’ nos devuelve al sinfonismo de sensibilidad folk que es marca registrada de buena parte de la comunidad progresiva italiana de primera generación, pero también cabe decir que el quinteto le brinda su oportuna dosis de rudeza rockera al asunto, y además, con el talante circense de la base compositiva de la canción, la tensión emocional está garantizada. Justamente ‘La Beffa (Non Un Trono, Non Un Regno... Solo Sdegno)’, la canción que cierra el álbum, recoge dicha tensión emocional. La atmósfera de carnaval tétrico cuyas figuras farsescas y espectros traviesos invaden el mundo como un desfile grisáceo de sátiros destructivos es manejada con una pesadez contundente. Parece mentira cómo se da maña la flauta para imponer su rol protagónico en medio de los riffs patentemente poderosos y a través de los esquizoidemente dadaístas esquemas rítmicos. La explosión final cierra el despliegue sonoro de forma decisiva.

“Deus Lo Vult” es una explosiva experiencia progresiva que solo dura casi 34 minutos… ¡solamente casi 34 minutos! Pero Dios lo quiso así, parafraseando el título del disco en cuestión: más específicamente, la gente de IL BACIO DELLA MEDUSA lo quiso así, pero lo que más vale la pena rescatar de este disco es su manera de plasmar el deseo de la banda de reactivar su propia esencia restauradora del sinfonismo pesado italiano tradicional con nuevos recursos de expresividad. Este quinteto se aferra sólidamente a la posta que tomó de las manos de MALIBRAN, NUOVA ERA y A PIEDI NUDI.

Nota: 8,5/10 Nota: 8,5

- Muestras de 'Deus Lo Vult':

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com

Cesar Inca MendozaCesar Inca Mendoza
Julio 2012