Crítica del disco de Jacko Wacko - 'Jacko Wacko' (2012)

El fuego tanático de la psicodelia peruana

Jacko Wacko - 'Jacko Wacko' (2012, Buh Records)

Jacko Wacko - Jacko Wacko
Jacko Wacko - Jacko Wacko
Hoy llegó el turno de hablar de JACKO WACKO, uno de los proyectos más recientes del polifacético músico peruano Herrmann Hamann, cuya afiliación a diversos proyectos de rock y música electrónica así como a sus propias iniciativas individuales le han llevado a hacerse de un buen nombre como figura particularmente creativa dentro de la vanguardia de su país. En el caso específico de JACKO WACKO, tenemos a un energético power-trío consagrado a explorar sonoridades nocturnamente opresivas y electrizantemente tanáticamente, centradas en la transmisión de oscuras inquietudes que siempre parecen a punto de explotar en un incendio masivo, bajo la confluencia de las coordenadas del krautrock guitarra-céntrico (al modo de GURU GURU o ASH RA TEMPEL), stoner doom y post-metal.

El homónimo disco debut de JACKO WACKO fue editado recientemente por el sello local Buh Records, especializado en propuestas musicales de vanguardia radical: durando poco más de media hora, su repertorio consiste en cuatro piezas sin título específico. El primer tema comienza frontalmente con un dinamismo pesadamente opresivo, apabullante en su oscura espiritualidad: el motivo minimalista es manejado con soltura y buen pulso, incluso adornado por algunos momentos donde la tensión ejerce una relativa pausa; la tensión psicodélica en curso refleja fiereza, a la par que una siniestra majestuosidad. Una capa cósmica de sintetizador tiende un puente hacia el segundo tema, el cual profundiza en la inquietud oscurantista que forma parte de la esencia nuclear de la banda. La pieza comienza en clave afín a los estándares post-metaleros, haciendo que la languidez exterior se erija en la manifestación de un horror latente desde rincones tanáticos del universo. La inserción de palabras del difunto “rey del pop” Michael Jackson donde trata de explicar a un entrevistador que él no es un loco es una idea muy simpática, especialmente si se interpreta como una metáfora del intento de negar la oscuridad innegable. El tercer tema es el más extrovertido del álbum: el grupo explora una dinámica grácil a lo HAWKWIND, aunque hay que tener en cuenta que esta vitalidad no implica para nada renunciar a la lógica de tensión y oscuridad que el grupo ostenta como su leitmotiv crucial, pero sí se nota una pulsación diferente, más vibrante. El cuarto tema regresa a los fundamentos del segundo, un viaje lánguido que parece traducir al lenguaje sónico imágenes de nieblas absorbentes y negros velos cósmicos que se proyectan hacia la fatal inmensidad de un agujero negro. Los fraseos de la guitarra, estratégicamente localizados, añaden una retorcida muscularidad al asunto. Este ejercicio de post-metal con tufillos de doom cierra eficazmente el círculo estilístico del álbum, y sobre todo, deja al oyente con la miel en los labios, queriendo un poco más de tensión emocional, deseando un poco más de esa aura de amenazante nocturnidad que el trío maneja con nervio y soltura.

Es bueno saber que la vertiente psicodélica del rock sigue rindiendo tan buenos frutos en las escenas underground de varios países, y en el caso del Perú, JACKO WACKO encarna una de las propuestas más vitales e interesantes dentro de esta vertiente. Vale realmente la pena aven tuarse a conocer lo que esta nueva entidad tiene para ofrecer.

Nota: -/10

- Muestras de 'Jacko Wacko':

# 1:

  • Más críticas del autor en:

http://autopoietican.blogspot.com