James LaBrie - 'Impermanent Resonance' (2013)

Extravagancias electrónicas de LaBrie y algo, muy poco, de cordura y calidad

James LaBrie - 'Impermanent Resonance' (29 julio 2013)
Sello: InsideOutMusic; País: EEUU; Calificación: Calificación: 7

Portada diseñada por Gustavo Sazes (Arch Enemy, Firewind, Kamelot...)

1. "Agony" 4:23
2. "Undertow" 4:02
3. "Slight of Hand" 5:21
4. "Back on the Ground" 4:06
5. "I Got You" 3:46
6. "Holding On" 4:53
7. "Lost in the Fire" 3:52
8. "Letting Go" 4:17
9. "Destined to Burn" 4:00
10. "Say You're Still Mine" 3:32
11. "Amnesia" 3:43
12. "I Will Not Break" 3:52

Duración total: 49'46''

Músicos:
- James LaBrie: Voz
- Matt Guillory: Teclados, sintetizadores y coros
- Marco Sfogli: Guitarras
- Ray Riendeau: Bajo
- Peter Wildoer: Batería y voces guturales

· Género: Death metal melódico, metal electrónico, metal progresivo.
· Grabado en 2013
· Mezclado y producido por Jens Bogren & Tony Lindgren.

James LaBrie y Matt Guillory 2013Qué más decir de James LaBrie, esa controvertida voz de uno de los grupos más conocidos del mundo, Dream Theater, quien en realidad siempre ha necesitado de compañero de viaje a Matt Guillory para su carrera en solitario. Tras los irregulares éxitos de sus discos, desde los tiempos en los que firmaba como Mullmuzzler, nombre de su banda, hasta ser engullido por las presiones de los promotores y firmar con su nombre, el canadiense ha mostrado siempre dos cosas: capacidad de adaptación a las tendencias rockeras y metaleras del momento y limitación de talento.

Es decir: es bueno, canta bastante bien, tiene feeling y carisma y sus temas son buenos. Pero ya. Hasta ahí. Se aprovecha del tirón de su grupo desde siempre para arrastrar al público progresivo para, sin embargo, tirar a músicas más comerciales, directas y sin tantas pretensiones compositivas. Él y Guillory son listos y en este 'Impermanent Resonance' han seguido la línea de 'Static Impulse' (2010) para seguir mimando los sonidos deathmetaleros comerciales, en su vertiente melódica, con clara tendencia a públicos adolescentes y sin pretensiones de progresivo de altura.

Ya en 'Mullmuzzler 2' (2001) se vio esa evolución, aún sonando algo progresivo, continuando la senda abierta en su debut, 'Keep It To Yourself' (1999). Han pasado la friolera de 14 años y dejando un tibio 'Elements Of Persuasion' (2005), donde ya se vio la evolución a sonidos más comerciales e industriales, teens... los dos últimos discos parecen asentar su trayectoria.

Por eso 'Impermanent Resonance' gustará, sin duda, a los que amaron 'Static Impulse', incluso algo más, ya que sabe incidir en los puntos fuertes y sobresaltar las tendencias más de moda, sin problemas para coquetear con la música electrónica. Logra también temas más conjuntados, reforzando y mejorando estribillos, más pegadizos, y con un batería Peter Wildoer, el sueco, que ha sabido meter a LaBrie en la onda de las últimas tendencias, ya que Escandinavia es la fuente de oro actual del metal europeo, sin duda. Wildoer, como es sabido, intentó por medio de LaBrie entrar en Dream Theater cuando el grupo neoyorquino buscaba sustituto para Mike Portnoy. Ahora está claro que es alguien más fuerte en la banda de LaBrie y se nota en este disco, con más líneas vocales cantadas con guturales por su parte y más relevancia en la música, en general.

Por lo demás, LaBrie ha sabido al fin mantener la estructura de la banda, repitiendo por tanto el guitarrista Marco Sfogli y el bajista Ray Riendeau. Normales, sin brillantes aportaciones, pero comandados por un maravilloso Matt Guillory que es más que un teclista y compositor, y que debería aspirar a más que a compartir fotos de promoción con LaBrie para la prensa. Es el 50% del proyecto y es una pena que su firma no valga más.

Sobre el disco, James LaBrie confirma que, efectivamente, continúa la línea seguida en sus anteriores trabajos: "La diferencia estaría en que la música en este álbum son para mí las verdades que cuento en los temas, dándoles una personalidad y una identidad que les da un toque especial". Considera también el canadiense que ha alcanzado con este álbum su madurez como compositor y que "éste disco es el que alcanza nuestra quintaesencia".

Pero más importante es que considera que mientras que 'Static Impulse' de 2010 sí se acercaba al sonido Gotenburgo (el death metal melódico de moda) con sonidos progresivos, ahora tenía el reto de afrontar las comparaciones para sus nuevas composiciones. Ahí es donde reconoce que este 'Impermanent Resonance' es una mezcla de las tendencias actuales, metal tradicional y mente abierta para gustar a diferentes audiencias. No puedo estar más de acuerdo. Y es que este disco, como ya introducía antes, gustará sólo a quienes no quieran un producto puramente progresivo, que gusten también de tendencias más comerciales dentro del metal o incluso del progresivo.

James LaBrie y Matt GuilloryPero hablemos ya de su composición. LaBrie sabe colocar los temas y abre el disco con dos temas muy directos y contundentes, metaleros y con esencia comercial, 'Agony' y 'Undertow'. Este último es pegadizo y un corte muy respetable, del que se podía decir que es de lo mejorcito del álbum. Arranca 'Agony' con una base metalcore para dar paso a un acelerado metal melódico con esencias 'dreamtheaterianas', acompañando su siempre especial voz con las líneas guturales cantadas por Wildoer. Cuando uno ha escuchado ya bastante death y black sabe apreciar también esta compleja técnica vocal y puedo afirmar que no es una maravilla lo que logra el batería sueco. El final, con sintentizadores y bases electrónicas nos devuelven esa esencia contemporánea y comercial a la que siempre se acercó el frontman de DT.

'Agony' arranca por su parte con sonidos muy industrial y nu-metal, entre Linkin Park y sonidos actualizados de bandas antes death como ahora son In Flames. Y como decía antes, el estribillo está genialmente trazado y da una fuerza tremenda a esta gran canción de metal death con carácter melódico y comercial.

'Slight Of Hand' es un posible guiño a su gran tema de 'Elements of Persuasion' titulado 'Slightly Out Of Reach'. En todo caso, es una pegadiza composición de fuerte estribillo, intros y puentes llenos de efectos de sintetizador y con esencias de industrial y nu-metal. El citado estribillo intenta evocar tonos épicos que sonaban en los mejores Theater.

Además de 'Agony', el otro tema adelantado para promociona el disco era 'Back On The Ground' y ya muchos lo conocéis. Es el más comercial, casi popero, y se basa en unas bases electrónicas propias de música techno aunque sin dejar el industrial metal y cosas modernetas al estilo nu-rock y similares. A pesar de todo, las estrofas que sirven de puente nos evocan el metal melódico que tanto LaBrie adora y de nuevo logra componer un estribillo inmejorable, pegadizo, emocionante y evocador. Tanto él como Guillory se reivindican como grandes compositores de temas comerciales ante los cuales es imposible pasar de largo. Otra cosa es que dejen algo boquiabierto a los más puristas del prog.

'I Got You' deja esas esencias comerciales para trazar una composición metalera, pesada y agresiva, siempre con una línea melódica de fondo, incluso con guiños electrónicos. Y sí, como podéis imaginar, todo es un pasaje a modo de puente para volvernos a meter en un seductor estribillo que termina convenciendo al oído. Lo que ocurre es que es un recurso ya tan oído a lo largo de su carrera en solitario que ni sorprende ni llena por dentro.

'Holding On' arranca como tema 'ambient' al estilo Vangelis pero con esencias más techno como Jean-Michel Jarre y, lógicamente, todos los compositores del género que se os ocurran. De hecho es la canción más electrónica y fuera del rock o metal tradicional, aunque emplea golpes de guitarra metalera para dar contundencia a los arreglos que decoran los estribillos. Recurso habitual en el metal gótico y electrónico, sólo como decoración y no como base principal armónica o melódica. Aquí, en este tema, todo lo esencial es electrónico. Y por supuesto, sin guturales. Lo más curioso es que, a pesar de todo, no es mal tema.

Mismo patrón vemos en 'Lost In The Fire', con Guillory protagonizando el tema con sus bases de sintetizador, tanto en fondos atmosféricos como rítmicos y armónicos. Si no escucháramos la voz de James pensaríamos que estamos ante una banda de jóvenes veinteañeros de alguna tendencia puntera norteamericana. Y para quienes ya estaban algo hartos, 'Letting Go' da doble ración de sintetizadores, aunque con ya bases más protagonizadas por las guitarras de Marco Sfogli y una voz más filtrada de LaBrie para dar ambientes más agresivos y oscuros, acompañados cómo no, de los guturales sobreactuados y ornamentales de Wildoer, como en el death más comercial.

Portada diseñada por Gustavo Sazes (Arch Enemy, Firewind, Kamelot...)
Portada diseñada por Gustavo Sazes (Arch Enemy, Firewind, Kamelot...)
Y así pasamos a 'Destined To Burn', un medio tiempo algo siniestro y melancólico enésimamente marcado por la presencia de los teclados y sintetizadores de Guillory. Lo que ocurre es que como en al menos los últimos 3 temas, los estribillos pierden fuerza y capacidad de sorpresa, haciéndose el disco ya algo pesado a estas alturas.

Quizás por eso LaBrie y Guillory cambian ya de línea y bombardean con una balada, 'Say You're Still Mine', recurso habitual en el canadiense, sabedor de que su voz es especialmente cálida y brilla mágicamente en los medios tiempos y temas de este palo. De hecho en el último de Dream Theater, ya sin el 'incordio' de Míster Portnoy, coló dos baladas extremas como eran la pesada y sin encanto 'Far from Heaven' y la ya sí estupenda 'Beneath the Surface'. 'Say You're Still Mine' es sin embargo una balada clásica pasada por filtros de industrial metal y capas electrónicas disimuladas que parece en general una balada de Linkin Park o grupos similares.

Ya para despertarnos, los chicos de LaBrie nos sacuden con 'Amnesia', que parece pese a todo una imitación de los temas anteriores: podría copiar y pegar argumentos y descripciones ya expuestos. Y es que se basa en los mismos patrones. Se basa todo en el estribillo, que ya no sorprende, pese a que es bueno en sí mismo, y el resto de tela es una excusa hasta llegar a éste.

Parece que para cabrear al personal del todo, LaBrie inicia 'I Will Not Break' con voces distorsionadas al estilo música de baile, aunque luego nos mete en un metalcore que se parece a su antiguo tema 'Crucify' de una manera ya 'autoplagística'. Pese a todo, es una canción que gusta y que no es mal cierre para la edición estándar del álbum, que sólo en su versión especial contiene dos temas más para sumar hasta 14: 'Unraveling' y 'Why'.

El primero de esos bonus track es una balada ya fuera del rollo electro del resto del disco... por suerte. Guitarras acústicas para adornar la bella voz desnuda de LaBrie, eso sí, con una base rítmica sintetizada. El estribillo, muy incipiente y trágico, se adorna con arreglos de metal comercial, con guitarras a modo de zumbidos pre-programados. Por su parte, el otro tema, 'Why', es más duro y metalero al estilo clásico, con batería de rock y armonías de guitarras (suponemos que de Peter Wichers, que aparece en los créditos como guitarrista adicional) y bajo muy bien trazadas. No por ello Guilllory deja de meter sus partes electrónicas de teclados, pero ya no son protagonistas sino fondos secundarios. Eso sí, que nadie espere un temazo, sino un fácil corte comercial de metal melódico.

En realidad, ni falta hace tener esta edición especial, siento reventársela a los productores, distribuidores y demás, ya que estos dos temas son puros rellenos sin más historia. Y como es evidente concluir tras tantos comentarios negativos al respecto del disco, no hay mucho más que decir a modo de sentencia: LaBrie sigue haciendo discos notables, fáciles y que sirven de regalo para los fans de Theater que no pueden esperar tanto entre discos y disco y se consuelan con las producciones en solitario de sus miembros, ya sean de LaBrie como de otros como Jordan Rudess, ya que John Petrucci no da ahora mucho más de sí y John Myung no termina de estar convencido de explotar The Jelly Jam.

Calificación: 7/10 Calificación: 7

- Muestras de 'Impermanent Resonance':

'Back on the Ground':

'Agony':

Making of:

- Más cosas que te pueden interesar sobre James LaBrie...:
- La enfermedad que James LaBrie calló hace mucho tiempo...
- James LaBrie desvela el tema 'Back on the Ground'
- El batería de LaBrie ofrece el vídeo del 'making of' de 'Impermanent Resonance'
- LaBrie ofrece en reserva para Europa su nuevo trabajo, 'Impermanent Resonance'
- Todo sobre James LaBrie>>

  • Web oficial de James LaBrie:

www.jameslabrie.com

firma pablo