John Wetton - 'Raised in Captivity' (2011)

John Wetton - Raised in Captivity Crítica álbum estudio
1-jul-2011
Autor: Javi Moreno
Calificación: Calificación: 8

Más críticas de discos

En estado de gracia

John Wetton - 'Raised in Captivity' (2011)
Frontiers Records
País: Reino Unido/EEUU; Calificación:
Calificación: 8

John Wetton - Raised in Captivity

1. Lost For Words (4:59)
2. Raised In Captivity (6:09)
3. Goodbye Elsinore (4.44)
4. The Last Night Of My Life (5.54)
5. We Stay Together (4.26)
6. The Human Condition (5.22)
7. Steffi's Ring (2.36)
8. The Devil And The Opera House (6.51)
9. New Star Rising (4.33)
10. Don't Misunderstand Me (3.43)
11. Mighty Rivers (5.20)

Duración total: 53'36''

Músicos:
- John Wetton: Voz, bajo, guitarra acústica, teclados
- Billy Sherwood: Resto de instrumentos menos en las colaboraciones del siguiente listado de artistas:

* Artistas invitados: 01. Lost For Words (con Steve Morse), 2. Raised In Captivity (con Robert Fripp), 3. Goodbye Elsinore (con Steve Hackett), 4. The Last Night Of My Life (con Alex Machacek), 5. We Stay Together (bonus), 6. The Human Condition (con Tony Kaye), 7. Steffi’s Ring (con Geoff Downes), 8. The Devil And The Opera House (con Eddie Jobson), 9. New Star Rising (con Mick Box), 0. Don’t Misunderstand Me (con Tony Kaye), 1. Mighty Rivers (con Anneke Van Giersbergen)

Género: Rock Progresivo, AOR, hard-rock.
Grabado en 2011.
Producido y mezclado por Billy Sherwood.

______________________________________________________________________

Foto: Javi MorenoA estas alturas de la película, no seremos nosotros quienes descubramos el talento de alguien como John Wetton, y mucho menos su andadura musical, pero desde luego, de lo que si que podemos dar fe es de que está viviendo una segunda, o tercera, juventud. De eso no hay duda. Recuperado por completo de sus problemas de salud, no ha dejado de girar y editar material con los reunidos Asia (dos discos de estudio y números directos), teniendo tiempo entre medias de gestar, madurar, componer y producir un gran álbum como este 'Raised In Captivity', junto a su gran amigo Billy Sherwood (Toto) a los mandos y la participación de Richard Palmer-James (King Crimson) en alguna composición, auspiciado por una Frontiers Records en expansión, que no deja de incorporar míticos artistas a su catálogo.

Rodeado de buenos y talentosos colegas, solo hay que pararse a ver los créditos del disco para darse cuenta que este material no puede ser pasado por alto. Robert Fripp (King Crimson), Steve Morse (Deep Purple), Tony Kaye (Yes), Mick Box (Uriah Heep), Geoff Downes (Asia), Eddie Jobson (U.K, Jethro Tull), Alex Machacek, Steve Hackett (Genesis) y Anneke van Giersbergen (Aqua de Annique, The Gathering) son los reputados acompañantes de Wetton en esta ocasión. Casi nada.

Y ante tal variedad artística, el resultado es igualmente diverso: desde un delicioso AOR hasta el rock setentero a raudales tanto en su versión más hardrockera como, por supuesto, en la rama puramente progresiva, todo tiene cabida aquí, como si de un compendio de su propia trayectoria personal se tratase. Y es que si hay algo que ha caracterizado siempre a Wetton en sus discos en solitario, eso ha sido el no sentirse atado a un estilo concreto, dando así rienda suelta a su genio creativo saltándose las barreras impuestas por una banda al uso.

La apuesta comienza cruda y directa con 'Lost For Words', un tema que te atrapa desde el primer acorde por su fuerza y arreglos, muy rockeros, liderado por un Steve Morse pletórico en las cuerdas, quien nos regala un bestial solo cargado de blues. La pieza 'Raised In Captivity', que se erige como tema central del disco, cambiando el rumbo por completo, dando pie a efectos y sintetizados muy ochenteros, con teclados omnipresentes ideales como acompañamiento a la guitarra de un Robert Fripp bastante más moderado de lo que me esperaba, pero igualmente genial.

Al tercer corte ya te das perfecta cuenta de que este va a ser un disco de emociones, muy personal y biográfico, en el que Wetton sabe casar perfectamente sensaciones y estados de ánimo con música (y estilo). 'Goodbye Elsinore' se trata de un medio tiempo bastante pasable, aunque no mágico, que si bien explota muy bien el juego de coros en el estribillo, desperdicia las posibilidades que podría brindarle un talento como Steve Hackett en su participación, acabando con un final un tanto deslucido en lo que el propio Wetton ha descrito como su particular homenaje a una de sus eternas inspiraciones: los Beach Boys.

'The Last Night Of My Life' representa la versión más fiel al Wetton que todos conocemos, con un devenir muy rockero al inicio, pero un sorprendente solo y puente central cargado de magia pinkfloydiana a cargo del músico de sesión y jazz Alex Machacek, que cambian por completo la dinámica del tema para auparlo a lo más alto del disco. Por el John Wetton - Raised in Captivitycontrario, de lo más flojo me ha parecido 'We Stay Together', un rock melódico sin muchas pretensiones, con el único atractivo del buen hacer vocal de Wetton y su pegadizo estribillo, repetido hasta la saciedad.

'The Human Condition' sin embargo es todo lo contrario, cruda y picante, donde el plano coral es relegado al trastero en beneficio de un blues sucio y marchoso, con la participación del gran Tony Kaye y una base rítmica de infarto. Otra de las perlas del disco. Lástima que 'Steffi’s Ring' sea la siguiente, pero no porque sea mal tema (que no lo es), sino porque su aire folk y semi-country no es lo que uno se espera tras un corte como el anterior. En su beneficio, sin duda el buen hacer de un comedido Geoff Downes, que no podía faltar aquí (desde que vuelven a ser amigos han editado juntos un total de 9 discos entre estudio y directos, y un EP). Siguiendo con los ánimos calmados y poco enérgicos, llega 'The Devil And The Opera House', con la participación de Eddie Jobson, gran medio tiempo coral y sinfónico, bellamente adornado por el violín.

El gran Mick Box presta su guitarra en 'New Star Rising', una canción que Wetton se ha guardado desde los tiempos en que Asia debutó (más de 30 años nos contemplan) y que nunca le encajó en ningún sitio hasta ahora. Se trata de un tema muy movido, con mucho ritmo, aunque demasiado anclado en el rock de tintes pop de los lejanos ochenta. 'Don’t Misunderstand Me' es la balada que no podía faltar, muy al estilo de sus Asia, pero con la diferencia de que aquí participa un grandísimo Tony Kaye nuevamente, realizando un trabajo a las teclas magnífico. Como dato, este tema fue desechado para el 'Omega' de Asia, ellos sabrán por qué. Para finalizar, 'MightyRivers' ofrece un dueto vocal entre Wetton y Anneke Van Giersbergen, demasiado épico y ambiental para mi gusto, repleto de efectos orquestales a cargo de la Orquesta Sinfónica de Seattle.

No será la obra cumbre por la que se recuerde a Wetton, pero si una buena muestra de que su talento va mucho más allá de Asia. Una pena no poder disfrutar de su puesta en escena, aunque en Japón se están preparando algunas fechas, con la participación incluso de alguno de los colaboradores que le han acompañado en la grabación, en beneficio a los afectados del fatídico tsunami que asoló la costa noreste de la isla este año. Además, en la edición para ese país se han incluido dos temas extras: 'Face To face' y 'After All'.

Puntuación: 8/10  Calificación: 8

- Frontiers ofrece escuchar gratis el corte de adelanto del álbum, 'Lost For Words':
http://www.frontiers.it/m/uploads/audios/01_-_1_lost_for_words.mp3

- También os dejamos con este vídeo:

John Wetton - 'Raised in Captivity'
 
{youtube}vtTFhmr6AK4{/youtube}

- Página web oficial de John Wetton:


http://www.johnwetton.co.uk

Más críticas de discos

__________________________________________________________________________
Javi Moreno Vega
Septiembre 2011