Kansas en Madrid: la Redención

 Crónica del concierto de Kansas en Madrid
Fecha: 7 junio 2008, 21:00 h.
Lugar: Sala La Riviera
precio: 37 euros (anticipada)
Teloneros: No
Calificación: -

__________________________________________________________________

La Redención

Javier Moreno Vega (Fotos: Esquizofrenia)

Agradable tarde en Madrid la del 7 de junio. Con el verano en ciernes, y la coincidencia en hora y día de otras dos citas musicales de indudable valía (el Festimad y la reunión de los incombustibles héroes patrios Extremoduro), nos dábamos cita en la madrileña sala La Riviera apenas tres centenares de personas. Un concierto en familia, y para la familia, pues el rango de edades allí congregado sobrepasaba con mucho la treintena. El rock progresivo añejo y clásico de Kansas no parece calar hondo en la juventud. Al menos en la madrileña. La poca actividad discográfica de la banda, unida a su casi inexistente presencia en nuestros escenarios, sin duda ha contribuido a ello.

 Y es que esta es la segunda vez, en los 35 años de bagaje musical del grupo, que se dejan caer por España. Si tenemos en cuenta que la única vez anterior que nos dignaron con su espectáculo fue hace 3 años, en una frustrante (para los fans) y frustrada (para la banda) actuación, con multitud de problemas técnicos en el sonido de una pieza tan clave en su propuesta como son los teclados, encontraremos la respuesta al por que del bajo interés despertado. Para rematar la faena, un visionario promotor no supo promocionar convincentemente un show del que, hasta una semana antes, prácticamente nadie sabía de su existencia.

Sea como fuere, esta vez si, Kansas no defraudo al público, y se redimieron de la actuación anterior, que tan mal sabor de boca dejó. Un ajustado set, que dio de si durante una hora y media exacta. Con todos y cada uno de los asistentes a menos de seis o siete metros del grupo, comenzaban su actuación con “Mágnum Opus”. Una excesiva sonoridad metálica del violín eléctrico del joven Dave Ragsdale, fue la nota predominante de toda la actuación. Ragsdale está totalmente integrado en la banda, y pese a no haber sido autor de ninguno de los temas interpretados, se desenvuelve a la perfección en su ejecución, y en todo momento destila alegría y respeto por unos temas clásicos del rock americano. Por encima de todo, la base rítmica, a un volumen muy alto. Debido a esto, los matices de las guitarras, acústica y eléctrica, de Rich Williams no eran audibles, salvo en los solos.

A priori, el miedo que tenía era acerca de la voz de Steve Walsh. Primer tema, y aclarado. Magnífico. Durante toda la actuación supo medir sus esfuerzos para no cometer ni un solo error ni bajar la intensidad en ningún momento. La actuación supuso un repaso a todos y cada uno de sus álbumes de éxito, con al menos un tema interpretado. Son muchos años y muchos discos en su haber, por lo que difícilmente hay hueco para todos, pero si estuvieron los más representativos de su peculiar y genuino sonido. Así, ante nosotros, fueron cayendo imperecederos de la talla de “Point Of Know Return”, “Hold On”, “Song For America”, “Carry On My Wayward Son”, “Portrait (He Knew)” y la ineludible “Dust In The Wind”, de la que recordemos están celebrando su 35 aniversario, así como su habitual e interesante interpretación de “Eleanor Rigby” del combo de Liverpool.

A destacar la nula ejecución de aburridos solos individuales, como es habitual en un grupo donde el conjunto prima sobre el lucimiento personal, y donde la técnica se demuestra en intrincadas melodías unitarias.

En definitiva, un concierto de los fundamentales, que tal vez con una par de temas más hubiese sido perfecto, pero que en resumidas cuentas, rozó la perfección. Una vez más queda demostrado que quien tuvo, retuvo. Esperemos que la baja asistencia no merme en el interés de Kansas por el público europeo, y en especial el español, y para su futura agenda nos sigan teniendo en cuenta. Hasta entonces, un servidor se recreará en la que a la postre quedó grabada en mi memoria: “Carry On My Wayward Son” (siento especial debilidad por ese tema y disco), y en la baqueta firmada por Phill Ehart que me llevo de recuerdo:

Mientras tanto, además, y gracias al cada vez más fundamental YouTube, os dejamos con la interpretación de su clásico por excelencia, “Dust In The Wind”, y de “Hold On”, que edgarwk5 consiguió capturar:

ProgMedia: la TV del Rock Progresivo

'Dust in the wind'

{youtube}oL_dw8zcXFc{/youtube}

'Hold On'
{youtube}4Z3I-q0rjbg{/youtube}

'Dust in the wind'  parte 1, mala calidad

{youtube}EYKUfhNKXk8{/youtube}

'Dust in the wind' parte 2, mala calidad

{youtube}bqg6dQnv0J4{/youtube}

Hasta siempre, Kansas.

Músicos:
- Steve Walsh: Voz y teclados
- Phill Ehart: Batería
- Rich Williams: Guitarras
- Billy Greer: Bajo y voces
- Dave Ragsdale: Violín y guitarra

Set list del concierto:
Madrid, 7 de junio 2008, sala La Riviera.
Hora de comienzo: 21:01.
Hora de final: 22:25.
Una hora y 20 minutos de duración aproximadamente.

1.    Magnum Opus
2.    Musicatto
3.    Point Of Know Return
4.    Miracles
5.    Eleanor Rigby
6.    Hold On
7.    Dust In The Wind
8.    Song For America
9.    Cheyenne Anthem
10.   Icarus II
11.   Icarus
12.   Down The Road
13.   Portrait
14.   Fight Fire With Fire
15.   Carry On My Wayward Son

Calificaciones técnicas (por Pablo M. Beleña):
Set list: 8
Sonoridad: 6
Duración: 3
Interpretación: 9
Actitud: 7
Público: 10
Media: 7,1