La canción más especial de... Genesis

Continuamos con esta nueva serie sobre las canciones que nos parecen más especiales de los grupos progresivos más conocidos. En esta 2ª entrega hemos elegido a Genesis, una de las bandas más clásicas y básicas para entender este género del rock. Éstas nos parecen las canciones más especiales de ellos y explicamos por qué...

Javi Moreno eligió...

_'Firth Of Fifth'_

Razón: Cuando todas las miradas estaban puestas en ellos. Cuando habían editado dos discos como 'Nursery Crime' y 'Foxtrot', que incluyen obras maestras por antonomasia como 'The Musical Box' y 'Supper's Ready' y 'Watcher Of The Skies', respectivamente. Cuando les tocaba consagrarse o morir, se desmarcan con un nuevo discazo, 'Selling England By The Pound', y en especial un corte como este, en el que Tony Banks reclama su pedacito de gloria y Steve Hackett nos regala uno de los solos más brillantes y magistrales que existen.

Miguel Esteban eligió...

_'Dancing with the Moonlight Knight'_

Razón: La canción que abre 'Selling England By the Pound', el primer álbum que escuché de rock progresivo en mi vida y del que casi se podría elegir cualquier tema. 'Dancing With the Moonlight Knight' fue, por tanto, la primera canción que escuché de toda esta música y ya sólo por eso debería ser especial. Pero, además, es una canción perfecta, desde las primeras estrofas a capella de Peter Gabriel, en las que ya demuestra el potencial de su voz, hasta los pasajes instrumentales que llenan todo el tema.

Pablo M. Beleña eligió...

_'Afterglow'_

Razón: Sí, no me he vuelto loco... Los que me conocen saben que soy un fan terrible de Genesis y concretamente de la era Gabriel. También saben que casi se podría decir que aborrezco a Collins y lo terrible que fue lo que hizo con esta banda durante los 80 y 90... Pero también sacó tres discos muy buenos tras la salida de Gabriel y en 'Wind and Wuthering' se marcó este gran temazo que perfectamente podría haber firmado su ex compañero, ya que es muy de su estilo. Simplemente, deliciosa. Cada vez que la escucho se me pone la piel de gallina. Se la dedico a un amigo muy querido que entre muchas cosas en común, aunque nos separan los gustos musicales, compartimos este amor por Genesis y en concreto, por este tema. Juntos cantándola en un concierto de Harold & The Barrels, la mejor banda tributo española de Genesis, fue un momento especial en mi vida.