La canción más especial de... Porcupine Tree

Comenzamos con esta nueva serie sobre las canciones que nos parecen más especiales de cada grupo progresivo. En esta primera entrega hemos elegido a Porcupine Tree, ni demasiado clásicos ni demasiado nuevos, para todos los gustos. Éstas nos parecen las canciones más especiales de ellos y explicamos por qué...

Javi Moreno eligió...

_'Time Flies'_

Razón: De entre todos los grandes temas compuestos por el puercoespín, su reciente 'Time Flies' puede catalogarse como un resumen en lo que a su andadura respecta. Desde la desnuda acústica que acompaña la cálida voz de Wilson en el comienzo, hasta el final sintetizado inmediatamente posterior a una inconmensurable orgía instrumental, transcurren casi 12 minutos en los que Porcupine Tree lanzan todas sus puas directas al corazón del melómano.

Miguel Esteban eligió...

_'Anesthesize'_

Razón: Una canción larga de las que no se le veían a Steven Wilson desde 'The Sky Moves Sideways'. Va creciendo poco a poco y estalla en su segunda parte. Solían tocar este fragmento en directo, después de Russia on Ice cuando yo los vi, y llegaba a sonar más heavy que Slayer, como me gusta a mí decir. La última parte va recuperando poco a poco la calma después del desenfreno, a base de armonías y buenas melodías de voz.

Pablo M. Beleña eligió...

_'Arriving Somewhere But Not Here'_

Razón: Me ha sido muy difícil elegir una canción en concreto, cuando 'Lazarus' me llega al alma, 'Trains' me sacude por completo, 'Time Flies' me lleva a otro mundo o 'Wedding Nails' y 'Synesthesia' me fascinan por su originalidad. Pero no, 'Arriving Somewhere But Not Here' es sumamente especial. Puede ser un tema de larga duración, pero siempre se pasa en poco tiempo. Lo tiene todo: hipnóticos pasajes, experimentación, dhrome a saco, y un tramo final de infarto, que me emociona hasta el infinito. Pura magia en una perfecta composición progresiva extremadamente compleja para llevar al directo.