La vieja relación entre el rock y los casinos

Al pensar en los casinos nos vienen a la mente imágenes como la ruleta, el blackjack, o una enorme hilera de máquinas tragamonedas funcionando sin descanso. Los espacios cerrados, las luces brillantes, el ir y venir de las fichas de juego y los sonidos tintineantes de las máquinas son parte de la esencia que hacen que los casinos sean tan atractivos, pero hay un elemento más que con frecuencia nos pasa desapercibido: el rock.

El mundo de los casinos online

En la actualidad, buena parte de la magia de los casinos se ha trasladado al ámbito digital. Las mejores ofertas y mayor variedad de juegos de casino online se pueden encontrar en sitios como este, donde vas a poder conocer los operadores de juegos de casino tradicionales como la ruleta, el blackjack, el póker, las máquinas tragamonedas y muchos más. Este tipo de plataformas se desarrollan a través de páginas web o mediante apps para los smartphones, concentrando en una pantalla toda la magia de los mejores casinos de Las Vegas y la capacidad para hacerte ganar un montón de dinero con un golpe de fortuna. Pero eso no quiere decir que los casinos hayan perdido su estrecha conexión con el rock, que viene desde los inicios del género y que promete extenderse todavía durante muchos años más.

Elvis Presley

La historia de los casinos y el rock viene de antiguo, y, de hecho, puede remontarse hasta el idilio que mantuvo con Las Vegas el mismísimo rey del rock: Elvis Presley. El mítico artista pasó a instalarse en Las Vegas como la ciudad donde podría desarrollar todo su talento en perfecta articulación con el ambiente de juego y fiesta que se vivía continuamente en la ciudad de Nevada. Llegó a casarse con Priscilla Beaulieu en el hotel Aladdin, y nos dejó un perfecto testimonio de su romance con la ciudad de los casinos inmortalizado en su tema Viva las Vegas, que todavía hoy nos resuena de forma increíblemente familiar.

Los Beatles y Epiphone

¿Qué tenían en común John Lennon, Paul McCartney y George Harrison? Los tres eran miembros de Los Beatles, y los tres tenían una Epiphone Casino. La mítica guitarra electroacústica que hizo tan popular a Epiphone tuvo su inspiración en la magia de los casinos, hasta el punto de llevarlos grabados en su nombre. Tienen un estilo que recuerda ligeramente a las Gibson, y fueron utilizadas por los tres míticos músicos a lo largo de sus carreras, tanto en los Beatles como en solitario. Paul McCartney, de hecho, todavía utiliza la suya, que adquirió en 1964 y que modificó para poder tocarla con la mano izquierda.

La impronta de Hard Rock

El idilio del rock con los casinos ha sido tan longevo que la propia Hard Rock ha fundado varios casinos en diferentes lugares del mundo. Se trata de dos tendencias que combinan a la perfección, dos grandes pasiones que siempre han tenido un recorrido conjunto. Actuaciones memorables como las de los Rolling Stones se suman a las grandes aficiones al póker que han tenido o tienen aún estrellas como Scott Ian, fundador de Anthrax, que, además de ser asiduo a los casinos, también ha sido anfitrión de partidas de póker online

En definitiva

El rock y los casinos han ido siempre de la mano, y parece que su romance todavía tiene mimbres para durar muchos años. Sea cual sea el tipo de rock que prefieras, seguramente disfrutas igualmente de una buena partida de blackjack o de la emoción de ver que la ruleta te da un merecido premio a tu confianza cuando lo apostaste todo al número 36. Elige un casino que te guste, pídete tu cóctel favorito, y prepárate para disfrutar de una magnífica velada de juego y rock.